biomasa

Calentarse con biomasa cuesta la mitad que hacerlo con gasóleo o gas

0
Según la media extraída de los cálculos de ahorro con pélets, astillas y huesos de aceituna hechos por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), un hogar gasta la mitad en calentarse con estos biocombustibles que con gasóleo. Y lo mismo se puede decir si la comparativa es entre las astillas, que cerraron el primer trimestre de 2018 con un coste de 2,45 céntimos de euro por kilovatio hora consumido (c€/kWh), y el gas natural, que en abril ya estaba a 5,16.
Calentarse con biomasa cuesta la mitad que hacerlo con gasóleo o gas
Imagen cedida por Expobiomasa

En medio año (de noviembre de 2017 a mayo de de 2018) el gasóleo C, el utilizado para calefacción, ha incrementado su precio un diez por ciento. Esto ha llevado a Avebiom a recordar que “en estos momentos el ahorro por el uso de biomasa como combustible de calefacción puede ser de hasta un 66 por ciento frente a los costes del gasóleo”.

De acuerdo con los cálculos que ha realizado Avebiom, el coste de 2,35 kilos de astilla de madera suministrada a domicilio, equivalente energético a un litro de gasóleo de calefacción (0,486 euros), supone un ahorro del 66 por ciento. Avebiom recuerda que el precio del gasóleo se ha elevado desde los 0,547 euros de mayo de 2016 a los 0,741 registrados el 15 de mayo.

Medidos en coste de la energía producida, mientras calentarse con astillas cuesta 2,45 c€/kWh, hacerlo con gasóleo supone 6,89 c€/kWh. En general, y sacando la media de las comparaciones hechas por Avebiom, calentar un hogar con biocombustibles sólidos cuesta la mitad que hacerlo con gasóleo

Todo se dispara con el barril de petróleo a ochenta dólares
“En el caso de que se utilice hueso de aceituna, el precio de 2,19 kilogramos (que es el equivalente energético a un litro de gasóleo) conlleva un ahorro de 0,362 euros por litro de gasóleo (el 49 por ciento). Y si la biomasa utilizada es el pélet, el coste equivalente (1,96 kilogramos) representa un ahorro del 38 por ciento (0,280 euros por litro de gasóleo)”, explican desde Avebiom.

Con un precio del barril de petróleo Brent rozando los ochenta dólares, los combustibles fósiles vuelven a suponer una carga económica difícil de llevar para las familias y para la economía española. En una información reciente publicada por El País se afirma que “con esta cotización y si se mantiene la valoración de la divisa europea, unos 5.500 millones de euros se irían de España a los países productores de crudo este año”.

Gas natural: de 4,82 a 5,16 c€/kWh en año y medio
A esta subida no es ajeno el gas. Siguiendo la evolución a través de las noticias de Energías Renovables, se aprecia que en octubre de 2016 el coste con tarifa de último recurso y un consumo igual o menor a 5.000 kWh/año, la más común en los hogares, estaba en 4,82 c€/kWh.

Justo un año después el gas ya había subido a 5,01 c€/kWh, y en abril de este año, antes incluso del despegue del precio del petróleo, estaba en 5,16, acorde con el Indice de Precios Energéticos Regulados que publica el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

Frente a los precios de los biocombustibles sólidos, y según el Índice de Precios de la Biomasa de Avebiom, cuesta la mitad (2,45 c€/kWh) calentarse con astillas que con gas. En cuanto al hueso de aceituna, el coste va de los 3,20 c€/kWh que cuesta servidos en tonelada con volquete a los 4,02 comprados en sacos. Por último, el pélet va de los 4,69 c€/kWh en volquete a los 5,54 en saco de quince kilos.  

Los pélets subirán de precio
Avebiom resalta que los precios de los pélets han variado poco en todos los formatos. “La mayoría de las empresas consultadas no han variado sus precios a pesar de que la campaña de calefacción se haya alargado más de lo habitual por las condiciones climatológicas”, sostienen. Añaden que este año “se han reducido las importaciones desde Portugal, que está destinando mayor proporción de su producción a uso industrial”.

La misma asociación advierte que estas situaciones han provocado “un descenso en los stocks, ahora mismo con existencias muy limitadas”, y “aunque todavía no se haya transmitido una subida al cliente final, es esperable que en los próximos sondeos se aprecie un aumento de precio que en origen ya empieza a notarse”.

Por último, Avebiom apostilla que, “como se ha comentado en anteriores ocasiones, la esperable subida de precios no es alarmante en España, puesto que su índice continua por debajo de los niveles que exhiben nuestros vecinos y lleva dos años anormalmente bajo cuando examinamos el histórico”.

Añadir un comentario