biogás

Reacción del sector del biogás contra un informe que achaca al biometano contaminar más que el diésel

0
Un informe de la ONG Transport & Environment concluye que tres marcas de camiones que usan gas licuado (GNL) como combustible “emiten entre dos y cinco veces más óxidos de nitrógeno (NOx) que el camión diésel”. Y añaden: “los propulsados con biometano tendrían las mismas emisiones”. La Asociación Española de Biogás (Aebig), la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA Biomasa) y la asociación que fomenta el uso del gas en el transporte (Gasnam) han reaccionado criticando que no se tengan en cuenta otras emisiones, el carácter local de la producción de biometano a partir de residuos ni otros informes que rebaten el de T&E.
Reacción del sector del biogás contra un informe que achaca al biometano contaminar más que el diésel
El informe de T&E analiza emisiones de tres modelos de camiones de las marcas Scania, Iveco y Volvo

El pasado miércoles Transport & Environment (T&E), organización ecologista muy crítica con el uso de biocombustibles en el transporte, daba a conocer el informe ¿Reducen las emisiones los camiones a gas? La conclusión principal del mismo es que “los camiones a gas natural licuado (GNL) contaminan el aire hasta cinco veces más que los camiones diésel, según las pruebas en carretera encargadas por el Gobierno de los Países Bajos”.

El estudio solo tiene en cuenta una de las sustancias contaminantes que emiten los vehículos con motor de combustión: los óxidos de nitrógeno (NOx). En este sentido, también el biometano es señalado dentro del informe como más contaminante que el diésel.

Según T&E, “si se utiliza biometano (en lugar de gas fósil), no se reducen las emisiones de NOx dado que las características de los combustible son aproximadamente las mismas”.  Para ello, exponen que la norma EN 16723-2:2017 (Gas natural y biometano para uso en transporte) “cuenta con las mismas especificaciones para el uso del gas en el transporte, tanto para el biometano como para el metano fósil”.

Gasnam expone estudios con reducciones de hasta un noventa por ciento de emisiones de NOx
Una de las primeras organizaciones que ha contestado a este informe es Gasnam, asociación que fomenta el uso del gas fósil y renovable en el transporte. Lo ha hecho con otro informe elaborado por la Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid, que “recoge datos de treinta estudios científicos nacionales e internacionales”.

En este caso, la conclusión es que “el gas natural como combustible garantiza la calidad del aire reduciendo hasta un 90 por ciento las emisiones de NOx y un 75 por ciento las partículas”. Desde Gasnam añaden que si "el combustible es gas de origen renovable (biometano), adicionalmente se neutralizan las emisiones de CO2, garantizando no solo la calidad del aire, sino también la descarbonización del transporte".

Desde el sector del biogás, Óscar Bartomeu, gerente de Biovec, una de las empresas desarrolladoras de plantas de biogás en España, considera que “si haces un test, se deberían medir todas las emisiones: NOx, CO2, CO (monóxido de carbono), SOx (óxidos de azufre), partículas sólidas...” “La principal ventaja del gas –añade Bartomeu– siempre ha sido la no emisión de partículas sólidas, que en las zonas urbanas son las más peligrosas y es prácticamente responsable de ese humo que cubre las ciudades y que en su gran mayoría procede de la combustión de vehículos diésel”.

El gas tampoco contribuye a descarbonizar el transporte
El informe de T&E advierte también que los camiones a gas “son un callejón sin salida a la hora de descarbonizar el transporte”. Tras el análisis de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de tres modelos de camiones reconocen que se reducen hasta en un catorce por ciento medidas en el tubo de escape. Sin embargo, sus cálculos muestran que “cuando se tiene en cuenta la extracción y el transporte del gas, incluyendo las fugas de metano, los camiones a GNL resultan más perjudiciales para el clima que los diésel”.

Margarita de Gregorio, directora de las secciones de Biomasa y Geotermia de APPA, sale al paso de esta última información y puntualiza que “las emisiones de todo el ciclo de vida del biometano (combustible renovable) son significativamente inferiores a las del metano que contiene el gas natural (combustible hidrocarburo)”.

De Gregorio afirma que “el biogás se obtiene de recursos autóctonos de origen orgánico, mientras que el gas natural es un derivado del petróleo que desde su extracción (África, Oriente Medio o Rusia) hasta que llega a la instalación en la que se va a regasificar o utilizar, está liberando gases de efecto invernadero al medio ambiente. De ahí que el biometano sea considerado una alternativa mucho más sostenible que el gas natural”.

A finales de 2018 T&E publicaba otro informe más amplio (GNC y GNL para vehículos y buques: los hechos) en el que argumentaba que la sostenibilidad del biometano varía según la materia prima que emplee.  "Los residuos puros -apuntaba el informe- son las materias primas más sostenibles, ya que ofrecen los mayores ahorros de GEI y no tienen otros usos".

Transporte con biometano: menos emisiones GEI incluso que con la electricidad
Luís Puchades, desde Aebig, sostiene que “la comparación de emisiones de los vehículos a biometano es insuperable, ya que si cuentas el ciclo completo, la captura del metano de los purines o estiércoles hace que el balance de emisiones global sea negativo”. Y apostilla que “el gas es más interesante que otros combustibles fósiles en lo relativo a emisiones, pero si se produce a partir de biometano es el mejor combustible posible, incluso comparado con el coche eléctrico”.

Para reforzar este argumento, Aebig echa mano de datos del JEC, acrónimo de la fusión como grupo de colaboración entre el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea (JRC, en sus siglas en inglés), el European Council for Automotive R&D (Eucar) y el Group Conservation Clean Air&Water Europe (Concawe).

Según el JEC, analizando el ciclo completo de vida (del pozo a la rueda) del biometano puro, sin mezcla con gas fósil, este reduce las emisiones GEI en un 97 por ciento en comparación con los combustibles fósiles, siendo incluso más eficiente en este campo que algunas modalidades de vehículos eléctricos.



Añadir un comentario