biogás

Las microalgas dentro del concepto de biorrefinería y de biogás

0
El último número de la revista Energías Renovables analiza las barreras tecnológicas y comerciales que siguen encontrando las microalgas en su aprovechamiento con fines energéticos. Desde Ainia, centro tecnológico que el 28 de junio celebra en Madrid una jornada de innovación sobre la evolución de las plantas de biogás hacia nuevos modelos basados en el concepto de biorrefinería, consideran que las microalgas deben incorporarse a estos procesos para rentabilizar de manera eficaz su uso.

Las microalgas dentro del concepto de biorrefinería y de biogás

“La combinación de bacterias y microalgas en los procesos de depuración hacen mucho más eficiente el consumo de energía de estas instalacinoes a la hora de acabar con la materia orgánica y los nutrientes de las aguas”. Así lo expresa en el reportaje de Energías Renovables Andrés Pascual, jefe del Departamento de Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial en Ainia, y así se refrendará en la jornada que tendrá lugar el 28 de junio en el hotel Catalonia Atocha de Madrid.

Según la nota de prensa que anuncia la jornada, “la digestión anaerobia está llamada a convertirse en una tecnología de gran importancia para el desarrollo de las futuras biorrefinerías”. Afirman que ya se emplea frecuentemente para valorizar corrientes residuales y existe un enorme potencial como tecnología principal, y “el reto es conseguir replantear los modelos actuales de plantas de biogás ampliando su gama de productos finales, yendo mucho más allá de la venta de la electricidad como única fuente de ingresos”.

Fertilizante, energía térmica y mucho más
Ya hace años que las empresas asociadas al biogás agroindustrial tomaron el camino del autoconsumo térmico o localmente distribuido y la producción de fertilizantes como vías de escape para superar el cerrojazo eléctrico a las renovables. Ainia considera que se puede dar un paso más y consolidar el concepto de biorrefinería con la producción de piensos, bioplásticos y otros bioproductos.

En Ainia aclaran que para dar dicho paso, “las empresas tendrán que apostar por la innovación, desarrollando el potencial de los ácidos grasos volátiles, que permitirán en el futuro obtener por ejemplo bioplásticos, aprovechar los nutrientes para el cultivo de biomasas acuáticas de alto valor como las microalgas y diversificar los usos del metano y el CO2 presentes en el biogás”.

La jornada en Madrid tiene como objetivo dar a conocer esas novedades tecnológicas y oportunidades de negocio asociadas al desarrollo de biorrefinerías basadas en digestión anaerobia de biomasa. Se presentarán casos prácticos de instalaciones y proyectos de innovación actualmente en marcha y se explicarán todas las posibilidades de financiación en España y la UE para desarrollarlos. Al menos dos intervenciones versarán sobre el papel de las algas en estos procesos: Cultivo de microalgas sobre digerido de plantas de biogás y Uso de microalgas para la obtención de biofertilizantes y otros bioproductos.

Añadir un comentario