biogás

La planta de Ecobiogas en Porgaporcs se convierte en referente de la investigación en España

0
La planta de biogás que gestiona Ecobiogás en la granja Porgaporcs de Vila-sana (Lleida) lleva años convertida en foco de investigación para el desarrollo de nuevas tecnologías y avances tanto en el campo del aprovechamiento energético como en el de nutrientes procedentes de los muy contaminantes purines. En torno al aprovechamiento de nutrientes informa ahora el centro tecnológico Ainia, con posibilidades de utilizarlos como fertilizantes y piensos; y en torno al energético, la propia Ecobiogás informa de una nueva biometanera.
La planta de Ecobiogas en Porgaporcs se convierte en referente de la investigación en España
Investigadores en la planta de cultivo de lentejas de agua situada en la instalación de Porgaporcs

Dos proyectos del programa LIFE de la Unión Europea, METHAmorphosis y Lemna, concentran en la planta de Ecobiogás buena parte de su desarrollo tecnológico. Con respecto al primero, la misma empresa dio a conocer la puesta en funcionamiento de un prototipo de biometanera que abastece biometano a los vehículos Seat que forman parte del proyecto.

Tras el proceso de purificación del biogás a biometano, el equipo de compresión eleva su presión hasta los 250 bar para almacenarlo listo para que reposten dichos vehículos. En una nota de prensa de Ecobiogás, informa que “el prototipo Methagro produce biometano de alta calidad a partir de residuos agroindustriales y otros residuos orgánicos”.

Recuerdan que durante el proceso el biogás es pre-tratado para eliminar el agua y los productos contaminantes y posteriormente es comprimido para poder separar el CO2 del metano en las membranas de la planta de purificación. “Esta parte del proyecto LIFE METHAmorphosis ha sido desarrollada por Naturgy”, señalan. El prototipo permite conseguir una concentración de metano de más del 95 por ciento.

Otra biometanera espera en Lleida
Además de Naturgy, Seat y Ecobiogás, en METHAmorphosis también participan el Àrea Metropolitana de Barcelona, FCC Servicios Medioambientales, el Institut Català d'Energía, Generalitat de Catalunya y Aqualia. Precisamente esta última empresa, Ecobiogás y Seat participan en otro proyecto que también desarrolla prototipos de biometaneras.

El proyecto se denomina Smart Green Gas y está dentro del Programa Estratégico de Consorcios de Investigación Empresarial Nacional (CIEN) del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades). Sin embargo, el anuncio en mayo de este año de la puesta en marcha de una biometanera por parte de la empresa constructora (HAM) dentro del proyecto fue inmediatamente eliminado de su página web por discrepancias con Aqualia.

Prototipo innovador para la absorción de nutrientes de purines con lentejas de agua
Más definida aparece la participación de Ecobiogás en otro proyecto LIFE: Lemna. El centro tecnológico Ainia, socio coordinador, anunciaba ayer en una nota de prensa la puesta en marcha de “la primera planta piloto a escala semi industrial de Europa que permite recuperar los nutrientes (nitrógeno y fósforo) de los purines y reutilizarlos en la propia zona en la que se generan”.

Este primer prototipo a escala semiindustrial lo ha diseñado Ainia con la colaboración de la ingeniería Ecobiogás y se ubica también en las instalaciones de la empresa Porgaporcs en Vila-sana. La innovación principal parte del trabajo con la lenteja de agua o lemna, “una pequeña planta acuática menor de un centímetro, flotante, de forma circular y de rápido crecimiento que tiene una gran capacidad para absorber los nutrientes del agua en la que se desarrolla”.

Producción de biofertilizantes y de piensos para consumo local
Según Antonio Leyva, investigador de otro de los socios de Lemna, el Centro Nacional de Biotecnología (CNB/CSIC), “esta planta es capaz, además, de producir biomasa con un alto valor nutricional, lo que la convierten en una nueva fuente de proteína de calidad”. El CNB/CSIC  ha desarrollado más de cuarenta variedades autóctonas de la península ibérica para las que se han determinado su capacidad de producción de biomasa y de recuperación de nutrientes (nitrógeno y fósforo).

Alfredo Rodrigo, técnico de medio ambiente de Ainia, asegura que “este sistema es un ejemplo de economía circular en el que los nutrientes contenidos en los purines excedentarios generados por las granjas son recuperados por la lemna y posteriormente reutilizados, bien en la propia granja o en las zonas cercanas a ella”. En la actualidad se evalúa su uso como biofertilizantes/bioestimulantes o como sustituto en piensos de otras proteínas vegetales, como la soja o la colza.

Añadir un comentario