biogás

Al menos veinte plantas de biogás se quedan sin pre-asignación ni primas

2
Un mínimo de 100.000 euros se han gastado hasta ahora cada uno de los promotores de cerca de 25 plantas de biogás industrial repartidas por toda España para cumplir los trámites de entrada en la pre-asignación del Régimen Especial. La nueva normativa que decreta la moratoria renovable dejará a casi todas fuera y frena a un sector que nunca llegó a coger la velocidad que su potencial y el PER 2005-2010 le auguraban. En la actualidad, el biogás de origen agro-ganadero cuenta solo con 16 plantas operativas y en torno a 9 MW instalados.
Al menos veinte plantas de biogás se quedan sin pre-asignación ni primas

A pesar del desánimo, la desazón y el cabreo que reina en el sector del biogás industrial en España tras la publicación del real decreto 1/2012 de suspensión de primas a nuevas instalaciones de origen renovable, queda un hilo de esperanza. “Si se aplica lo apuntado en el punto 3 del artículo 3 a todo el sector, no proyecto a proyecto, y se hace en menos de un mes se habrán salvado proyectos, inversiones y puestos de trabajo, si no, esto es el final”. Francisco Repullo, presidente de la Asociación Española de Biogás (Aebig), se refiere al apartado del real decreto en el que se habla de establecer regímenes económicos específicos para determinadas instalaciones, entre las que cita las de cogeneración, biomasa, biocarburantes y aquellas que empleen residuos agrícolas y ganaderos.

Óscar Bartomeu representa a una ingeniería, Biovec Medio Ambiente, y sufre el efecto de “las puertas en las narices”. “Tenemos una planta construida para Ecogeneración Cabanillas en Navarra y con el pre-registro presentado, pero no sabemos qué puede pasar”. Bartomeu considera que con esta medida “sí que hay una retroactividad clara con respecto a los proyectos de biomasa y especialmente de biogás”. Su indignación es notoria: “al tener el cupo muy lejos de llenarse y tener que poner un nuevo aval, que cuesta dinero, los promotores, inversores e ingenierías hemos avanzado en tramitación, compra de terrenos, pagos a compañías eléctricas por puntos de conexión, tramitaciones de permisos y, en el peor de los casos, obras empezadas”.

“A ver qué ayuntamiento o eléctrica te devuelve lo gastado en licencias y punto de conexión”
Según cálculos realizados desde Aebig, el número de plantas en proyecto en España ronda las 34, y de ellas 25 tenían muy avanzados todos los trámites e inversiones a los que obliga el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para poder entrar en el registro de pre-asignación. Cada instalación ha conllevado una inversión nunca por debajo de los 100.000 euros y en ocasiones por encima de los 200.000, en especial si se ha contratado con la compañía eléctrica el punto de conexión. “A ver qué ayuntamiento te devuelve ahora lo gastado en la licencia municipal y de obras y si las eléctricas hacen lo propio con el gasto de conexión”, claman los promotores.

En la actualidad, en España existen 16 plantas de biogás industrial y entre todas apenas llegan a los 9 MW, una ínfima cantidad comparada con los 210 MW asociados al biogás de vertederos y depuradoras. Las nuevas plantas proyectadas no suman más de 11 MW. Bartomeu recuerda algunas: “una en la Comunidad Valenciana, con todos los permisos, pagada una conexión a la red y con una subvención otorgada, que viene de Europa, y que ahora dudo que se pueda hacer la obra a tiempo para justificar la inversión; en Jerez de la Frontera, con todos los permisos, terreno comprado y pagado a la compañía eléctrica por punto de conexión; en Lleida, con todos los permisos, incluido el de obra civil; en Girona, con todos los permisos, terreno comprado y financiación aprobada; en Pontevedra, con la mayoría de equipos comprados; cuatro plantas de Sodemasa, propiedad del Gobierno de Aragón, en Zaidín, Capella, Valderrobles y Peñaroya, sin pre-asignación y prácticamente acabadas…”

“Los promotores perderán confianza en la seguridad jurídica de las renovables”
Francisco Repullo reconoce que “hay proyectos que se han salvado por estar ya en pre-asignación, pero es un número muy pequeño (en torno a cinco) comparado con los que había todavía en estudio”. Los promotores estaban a la espera de ver cómo se desarrollaba el nuevo PER 2011-2020 para actualizar los proyectos financieros. “Hay que tener en cuenta que la viabilidad está condicionada por la disponibilidad de materias primas –apunta Repullo–, y el coste de las mismas (de compra y logístico) es más o menos asequible según la remuneración del kWh”. Algunos hablan de ruina, de millones de euros tirados a la basura, y el presidente de Aebig sentencia que “nos tememos que el daño causado al sector sea en buena parte irreversible, ya que los promotores perderán confianza en la seguridad jurídica de las renovables”.

A pesar de todo, en el sector no desfallecen, y han solicitado varias reuniones con altos representantes de los ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente e Industria, Energía y Turismo para, además de hablar de los beneficios energéticos que se pierden con este real decreto, demostrarles también la merma en los campos ambiental y económico. “Evitamos el vertido incontrolado de residuos peligrosos, como los purines; los convertimos en fertilizantes de alta calidad; contribuimos al desarrollo rural; reducimos la emisión del peor gas de efecto invernadero, el metano; y ahorramos dinero al Gobierno en compras de derechos de emisión”, resume Repullo.


Añadir un comentario
Mariela Gomez
Yo también creo que el gobierno no ha medido las consecuencias que puede desatar esta gran contaminación en la que actualmente vivimos y nos toca padecer. No queda otra que apoyar desde nuestra postura y llevar acabo una vida sana, con una buena alimentación y también haciéndonos cargo de que si no cambiamos nuestros hábitos no tendremos muy buen futuro...
LSP
Como he dicho en otras ocasiones el gobierno no ha medido las consecuencias del decretazo ni se ha parado a valorar las diferentes tecnologías afectadas, por desgracia muchos pensamos que suponiendo que adquieran la conciencia de haberse equivocado , no va a existir margen de maniobra, y por lo tanto de aquí a dos meses , todos los proyectos quedarán en ivernación. Hay una cuestión que se olvida y que sería bueno que supiese la gente, los proyectos que ahora mismo estaban en fase de tramitación mas o menos adelantada llevan un periodo de gestación de no menos de dos años, ( porque eso sí en España poner en marcha una empresa de este tipo es de lo mas fácil y los tramites son sencillos y por supuesto la legislación es uniforme en todas las comunidades y además los funcionarios son proactivos y eficientes) oor lo que me pregunto, si en Alemania con una tramitación parecida hubiesen sido capaces de poner en marcha 6000 plantas, evidentemente NO. Tampoco hay que olvidar que estos proyectos se han puesto en marcha gracias al esfuerzo y dinero de muchas empresas y emprendedores , en medio de la crisis mas grande de la historia reciente, con la sana intención de generar valor en su país, país en el que según los programas electorales de todos los partidos, hay que apoyar al emprendedor y a la generación de empleo. En resumen compañeros de fatigas, recontemos muertos, curemos a los heridos, cuantifiquemos las perdidas y preparemonos para una retirada estratégica, al menos hasta que vuelva a ser "nuestro momento" o hagamos las maletas a otro país.