autoconsumo

Murcia instala 10.000 metros cuadrados de fotovoltaica para autoconsumo en once de sus depuradoras

2
El Gobierno de la Región de Murcia ha concluido la instalación de once instalaciones solares fotovoltaicas para autoconsumo en otras tantas depuradoras de aguas residuales de la Región. Las obras, que se han llevado a cabo durante el segundo semestre de 2020 y han demandado una inversión de dos millones y medio de euros, generarán unos 1.800 megavatios hora al año, lo que el Ejecutivo murciano estima se traducirá en un ahorro del 22% para esas instalaciones.
Murcia instala 10.000 metros cuadrados de fotovoltaica para autoconsumo en once de sus depuradoras

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia ha puesto en marcha once instalaciones FV para autoconsumo -que ocupan una superficie conjunta de unos diez mil metros cuadrados- en otras tantas depuradoras de aguas residuales de la comunidad. Las obras han sido cofinanciadas con fondos europeos (Feder) y, según la administración murciana, (1) producirán 1.800 megavatios hora al año, "el equivalente al gasto de electricidad anual de 520 hogares familiares"; (2) ahorrarán un 22% en los consumos eléctricos de las estaciones depuradoras; y (3) servirán para dejar de emitir cerca de mil toneladas de dióxido de carbono al año.

Las actuaciones -informa el Gobierno- se han realizado dentro del programa de ayudas a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco del programa operativo Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de crecimiento sostenible 2014-2020, cofinanciado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Las estaciones en las que se han instalado las plantas fotovoltaicas son Abanilla, Fortuna, Alguazas, Mula, Lorquí, Ceutí, Los Alcázares, Puerto Lumbreras, Calasparra y Bullas (foto), además de La Unión, cuyos trabajos se espera que estén finalizados en las próximas semanas.

Añadir un comentario
Miguel
El mensaje que he escrito anterior no iba para esta noticia,. De forma extraña se ha colocado en esta..
Miguel
El problema viene por un desabastecimiento energético de España de la que es responsable Teresa Ribera. Esta situación se ha dado porque España no ha tenido suficientes alternativas de reservas energéticas para generar electricidad en esta situación, debido a que en su momento, la ministra Ribera miró para otro lado. En verano se cerraron la mitad de las centrales de carbón ante sus aplausos, y el resto, ante el pasotismo de la propia ministra, apenas tienen reservas de carbón y planean el cierre. Así que toda la suerte de España para respaldar al sistema eléctrico se echó únicamente en manos del gas. Hete aquí que en el primer invierno, ante la fuerte demanda mundial actual de gas, ha habido reducción de abastecimiento de gas en España. Lo normal es este caso es que se hubiesen puesto en marcha las centrales de carbón para mitigar el problema, pero eso no ha sido posible. El resto de países europeos han tenido que echar un cable y ampliaron la generación de sus centrales de carbón y gas para que llegase la electricidad a España y solucionar nuestro problema, pero claro, sus reservas energéticas son para ellos, y si España las quiere, será a cambio de un precio muy alto. Portugal ha tenido que encender a tope sus centrales de carbón y gas para exportar a España lo máximo que permite la interconexión, mientras las centrales de carbón y gas de España permanecían paradas ante la escasez de combustible. De Francia tambíén entraba toda la electricidad que permitía la interconexión, a pesar de que Francia también tenía todas sus centrales generando a tope y necesitaba importar electricidad del resto de países europeos que a su vez tenían sus centrales de carbón y gas a toda máquina. Ribera ha puesto en peligro la Seguridad Nacional de Suministro Energético, y ayer los españoles pagaron sus consecuencias en forma de precio de la luz. Pero ahí puede que no acabe la cosa. Si sigue habiendo problemas de suministro de gas, el sistema energético español acabará colapsando. España depende y mucho ahora mismo de que haya viento en España y Europa, y también de la entrada de gas. España ha pasado de tener uno de los sistemas eléctricos más robustos y estables del mundo a uno de los más frágiles. A rezar toca a los españoles para que haya viento en España y Europa durante este invierno.