ana marco

Construyendo democracia con energía

3

"Venimos simplemente a trabajar, como uno más, a arrimar el hombro al tajo"
Canción de "La Bullonera" (1976)

Mientras el rodillo de los recortes y las leyes injustas nos pasa por encima una y otra vez, la ciudadanía, lejos de tirar la toalla, se organiza para construir entre los escombros y abrir rendijas a la esperanza del cambio de modelo (ya no solo energético).

El pasado mes de mayo se celebró (en 10 ciudades españolas simultaneamente) la Asamblea General de Som Energia, cooperativa ciudadana de productores y consumidores de electricidad renovable. Fué, frente a la dictadura de los oligopolios, una fiesta de la democracia donde los socios decidieron con responsabilidad sobre los asuntos que afectan a su suministro energético.

Som Energia, que surgió en Gerona en diciembre de 2010, ha superado en poco tiempo los 8.500 socios que organizados en 50 grupos locales se distribuyen por todo el territorio nacional. El milagro ha sido posible gracias a la generosidad y la inteligencia colectiva puesta en marcha, desmontando uno a uno todos los tópicos que nos repiten una y otra vez.

La generosidad de un ciudadano de la rica Europa del norte que, sin pedir nada a cambio, ha puesto su creatividad, tiempo y dinero al servicio de la construcción del proyecto común, la generosidad del grupo promotor catalán que ha querido y sabido abrirlo a todos sin distinción, la generosidad en fin, de tantas personas que en todo el Estado español han sumado voluntades y esfuerzos con la alegría de trabajar por algo que consideran justo y urgente: construir una alternativa al oligopolio eléctrico con criterios de economía social.

Paralelamente al crecimiento de Som Energia, el otoño pasado surgió en Madrid la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético que con un espíritu reivindicativo e integrador agrupa a personas, colectivos sociales, organizaciones ambientales, sindicatos, organizaciones empresariales y partidos políticos sin distinción alguna, para romper la barrera informativa de los medios de comunicación general y pedir un cambio en el modelo energético.

Solo en lo que va de año han sido capaces de realizar acciones tan reseñables y necesarias como denunciar ante la Fiscalia Anticorrupción las puertas giratorias entre politicos y eléctricas, exponer los problemas del sector eléctrico español ante los responsables energéticos europeos, proyectar en más de 50 ciudades el magnifico documental Oligopoly2 y, sobre todo, aglutinar a gente de todo tipo en torno a un activismo incansable, que recorre el país de punta a punta transmitiendo su mensaje y energía. Ciudadanía activa puesta en pie y suma de inteligencias en acción que se extiende como la pólvora por toda España.  

Ambos son ejemplo de iniciativas que se desarrollan a pesar de la precariedad, sin dinero de los bancos ni subvenciones de los políticos, con pequeñas aportaciones de aquellos que han querido y podido contribuir, y mucho, muchísimo trabajo.

Asi se está oponiendo al pesimismo de la crisis, la alegría y voluntad de la gente digna que trabaja por aquello que sabe justo y urgente, creando lazos y construyendo alternativas frente a los que  se afanan en destruir lo que es de todos.

Añadir un comentario
fred foltis
Solo en lo que va de año han sido capaces de realizar acciones tan reseñables y necesarias como denunciar ante la Fiscalia Anticorrupción las puertas giratorias entre politicos y eléctricas, exponer los problemas del sector eléctrico español ante los responsables energéticos europeos, proyectar en más de 50 ciudades el magnifico documental Oligopoly2 y, loans for bad credit
jorgeszgz
Este artículo no solo está muy bien redactado sino que tambien consigue agitar y hacer reflexionar conciencias. Todos los esfuerzos que se realizan a favor de las renovables suman y así han de valorarse.
CHARLY
Tristemente, este artículo estando muy bien expuesto, no va a conseguir sus fines si no se cuenta con el apoyo de los sindicatos, que obviamente deberían estar a favor de las energías limpias y en contra de la dictadura del oligopolio. A mi juicio, todas las medidas que se han tomado hasta la fecha no han dado ningún resultado, pues El Sector de las Energías Renovables continúa apaleado y maltrecho por una serie de decretos ley que se han publicado desde el 2010 por los gobiernos. La denuncia que va a presentar la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético en la Fiscalía Anticorrupción tendrá el mismo resultado que anteriores Denuncias Nacionales e Internacionales (Fondos de Inversión), pues no le conviene al gobierno ningún tipo de cambio en la Política Energética. Nunca podrá conseguirse, a no ser que se empleen medidas de fuerza mayor, que el Oligopolio de Endesa, Iberdrola y Gas Natural, permita la entrada de un competidor en la generación de energía. Existe desde hace años un matrimonio de conveniencia entre los gobiernos y el Oligopolio, de forma que constantemente se efectúan fichajes de ex presidentes, ex ministros, así como otros altos cargos en el Oligopolio para proteger los intereses de todos ellos. Esta forma de proceder constituye una clara prevaricación por parte de los mandatarios de los gobiernos, pues sus objetivos son absolutamente particulares, en contra de los intereses de los españoles. Todos estos fichajes continúan cobrando Pensiones Vitalicias y cobran del Oligopolio, única causa en la que hay una convergencia entre el PP y el PSOE, y los españolitos nos quedamos impasibles ante tales injusticias. Lo más surrealista de la Política Energética es que se está beneficiando de forma vergonzosa por parte del gobierno al Oligopolio formado por: Endesa, que es propiedad al 100% de la italiana Enel; Iberdrola, teniendo Qatar Holding el 6,16%, y Gas Natural, con un 3,85% de la argelina Sonatrach. De esta forma, el gobierno español hace todo lo necesario para que la electricidad proceda del Oligopolio, perfectamente orquestado con Red Eléctrica Española (REE), para que no exista en España una Libre Competencia de Mercado, anteponiendo la importación de petróleo y gas a los socios de estas empresas y generando cantidades astronómicas de CO2, en contra de que se permita la generación de esta energía de forma limpia por Empresas de Energías Renovables, e incluso consiguiendo que se pudiese bajar la factura de la luz. Dado que como decía al inicio, estas medidas no servirán de nada, habría que pensar en otro tipo de medidas que pudiesen informar y mentalizar a los españoles y a los sindicatos de lo que está sucediendo en el sector energético. Aunque siempre han ido en contra de mis principios, sugiero como una de las posibilidades que se organicen “Escraches”, a los que acudirían los 55.000 afectados y muchas más decenas de miles de personas, y que se presentasen en el Congreso de Diputados, así como, y todavía mucho más en contra de mi ética y principios, en los domicilios de los que están provocando esta flagrante injusticia.