ahorro

Ya no hace falta viajar a Nevada a preguntar por Tesla

0
Ampere Energy lleva poco más de un año en el escenario energético nacional, pero ya ha dado mucho de qué hablar. Por la inteligencia de sus baterías, por lo redondo de sus soluciones (que prometen ahorros de hasta un 60% en la factura) o por lo elegante de su diseño. Establecieron hace solo unos meses su sede en Puzol (Valencia), empezaron muy pronto a fabricar sus baterías (tecnología propia) y ya están colocándolas en viviendas y empresas de su tierra, y en Cataluña, y en el Reino Unido, y en Alemania. Sí, ya no hace falta viajar hasta Nevada a preguntar por Tesla. [En la imagen, algunos de los integrantes del equipo Ampere, en su sede, en Puzol].
Ya no hace falta viajar a Nevada a preguntar por Tesla

Ander Muelas estudió Ingeniería Industrial en la Escuela Superior de Bilbao, trabajó después cinco años en el Ente Vasco de la Energía –organismo dependiente del Gobierno de Euskadi que se dedica a promover el ahorro, la eficiencia y las energías limpias–, desembarcó luego en la empresa privada –dícese Siliken–, viajó después a la brumosa Londres –a bordo de su propio proyecto empresarial (solar)–, llenó de megavatios en tres años frenéticos el Reino Unido (400 fotovoltaicos) y, por fin, y después de todo eso, decidió dedicarse a fabricar baterías aquí… Eso decidió y eso ha conseguido, casi en tiempo récord. En fin, que Ander ha montado Ampere Energy con varios socios más en la Comunidad Valenciana, y que va a revolucionar –dicen– el escenario energético nacional. La empresa es tan joven que... hace apenas unos días, el pasado 20 de septiembre, colgaba en su perfil de Facebook una imagen (la de abajo) que lo dice todo: “esta mañana –contaba el pie de foto– hemos tenido el primer comité de dirección de #AmpereEnergy realizado en Puzol, con Vicente López-Ibor Mayor, Alexandre Díez, Carlos López-Ibor Mayor y Ander Muelas. Esperamos que se repita aquí muchas más veces!”. 

Ampere Energy tiene ya, en efecto, una nave industrial de 3.000 metros cuadrados en Puzol (en el Polígono Campo Aníbal) y tiene además a punto sus soluciones de almacenamiento y gestión de energía. Porque durante el último año han estado desarrollando el cerebro de sus baterías –Energy Management System– y ya está todo listo: el cerebro (la inteligencia) y el diseño (espectacular). La empresa cuenta con un departamento de Ingeniería en el que trabajan 25 personas –todo el desarrollo tecnológico es propio– y presenta ya unas perspectivas de rango multinacional. De momento, ya han colocado sus primeras baterías en media España y, además, han entrado ya en dos mercados emblemáticos: el británico (¿quién dijo brexit?) y el muy maduro y exigente mercado alemán. En realidad, esa precocidad no es de extrañar. Porque sus baterías prometen ahorros de hasta un 50% en el consumo: “estamos viendo hasta un 60% en determinados clientes”, contaba hace poco el presidente fundador, Ander Muelas. ¿Precio de las baterías Ampere? Pues, en función de la capacidad, a partir de cuatro o cinco mil euros. ¿Período de amortización? Entre tres y siete años, dependiendo del equipo y del usuario. [Abajo, 
en la foto, de izquierda a derecha, Alexandre Díez, Ander Muelas, Vicente López-Ibor Mayor y Carlos López-Ibor Mayor].

¿El secreto?
AMPi, que así le han llamado Ander y compañía al cerebro de sus baterías Ampere. AMPi es un sistema inteligente de gestión de energía: “el alma del equipo”, cuentan desde la empresa. Su trabajo consiste, por una parte, en comprar energía de la red cuando esta sea más barata, y, por otra, en trabajar con información meteorológica, o sea, en saber si lloverá o no mañana, si bajarán o no las temperaturas. Las baterías pueden estar asociadas a una instalación de autoconsumo –eólica o fotovoltaica– o pueden no estarlo. Sea como fuere, su cerebro otea siempre el mismo horizonte: el del ahorro. Ahorro de electricidad, si esta la generamos en el tejado de casa con nuestra instalación solar (electricidad que genero, electricidad que no habré que comprar). O ahorro de dinero contante y sonante: si hay que comprar energía eléctrica, AMPi se la compra a la red cuando el precio es más barato y mete esos kilovatios en la batería, donde se quedarán hasta que los necesitemos y echemos mano de ellos.

24 horas, 24 precios, 365 días
Red Eléctrica de España (REE) publica, en torno a las 20.15 horas de cada día, los precios horarios de la electricidad que se aplicarán en cada una de las 24 horas del día siguiente. Estos precios se muestran de acuerdo con tres tipos de tarifas: Tarifa general (Tarifa por defecto); Tarifa nocturna o de discriminación horaria (Eficiencia 2 periodos); y Tarifa supervalle (Vehículo eléctrico). Pues bien, lo que hace el Energy Management System de las baterías Ampere es conectarse automáticamente con REE (mediante un protocolo que Red Eléctrica ha facilitado a la empresa valenciana) y averiguar a qué hora la electricidad es más barata.

Además, las baterías inteligentes de Ander y compañía van aprendiendo por el camino
Porque van registrando los consumos del usuario y, a partir de esos registros, toman decisiones para optimizar aún más el rendimiento del sistema. ¿El resultado del manejo de toda esa información (la meteorológica, los precios de REE, los hábitos del usuario)? Ahorro (que siempre será mayor si las baterías inteligentes están asociadas a una instalación solar de autoconsumo) y, de la mano de ese ahorro, períodos de amortización de entre tres y siete años, independientemente de que haya instalación de autoconsumo o no la haya: “al final estás amortizando en ambas situaciones entre tres y siete años”, apuntaba Muelas hace unas semanas en una entrevista radiofónica que es prueba (otra) del interés mediático que están despertando las baterías Ampere.

Por lo demás, ni que decir tiene que el usuario puede conectarse a AMPi desde cualquier dispositivo y consultar en modo remoto todos los datos: consumo, porcentaje de eficiencia, recomendaciones para mejorar el perfil de usuario… Las baterías Ampere, además, son máquinas “todo en uno”, porque en su interior –presumen en la empresa– lo llevan todo: el inversor, el sistema inteligente de gestión y todas las conexiones necesarias para facilitarle el trabajo al máximo al instalador. La idea en Ampere está muy clara: si este –el instalador– es el que le vende al cliente final una instalación solar fotovoltaica de autoconsumo con baterías, a este –al instalador– Ampere tiene que facilitárselo todo al máximo.

La optimización de la tarifa eléctrica
El otro yacimiento de clientes para Ampere está en la optimización de la tarifa eléctrica: usuarios que quieren ahorrarse unos dineros y que buscan para ello a un gestor inteligente. Ahí el cliente tipo puede ser una pyme (pequeña y/o mediana empresa) que haya emprendido una reforma, por ejemplo, y esté planteándose seriamente rebajar su factura eléctrica. Pues bien, para atender a los distintos perfiles de cliente, por eso, Ampere oferta varios modelos de batería (todas, de litio ión): Sphere es sin duda la más espectacular. Da la sensación de que ha sido diseñada para ser bonita, así de sencillo. Es como si Ander y compañía se hubiesen dicho… “no, no queremos que la batería esté escondida en el garaje; la queremos aquí, en casa”… El resultado es un objeto elegante de formas muy amables del que más de uno –seguro– presumirá ante las visitas. Sphere presenta una capacidad nominal de almacenamiento de tres kilovatios hora (3 kWh), oferta una profundidad máxima de descarga del 95%, tiene un diámetro de 670 milímetros y pesa 65 kilos. ¿Potencia nominal? 1,8 kW. ¿Vida estimada? 15 años, 6.000 ciclos.

Pero, más allá de la amable Sphere, Ampere también existe. El modelo Square, también muy elegante, es la prueba. La empresa oferta dos versiones de este modelo, ambas son de litio–ión y todas prometen una vida de 15 años (más de 6.000 ciclos). Por supuesto, las dos entrañan en su seno –como Sphere– el gestor de energía inteligente AMPi (que se actualiza automáticamente durante toda la vida del equipo) y las dos llevan un algoritmo de control adaptativo–predictivo. Ah, todas tienen una garantía de cinco años.

La empresa valenciana ofrece además a sus clientes Ampere Service, un servicio gratuito mediante el cual recomiendan la versión más eficiente a cada usuario, en función del uso que este vaya a darle a sus baterías inteligentes (no es lo mismo una vivienda con paneles solares para autoconsumo que una pyme o un comercio en la ciudad). Los equipos que ofrece Ampere Energy, según las necesidades de almacenamiento y potencia, son: Ampere Sphere (3 kWh con 1.8-3 kW), Ampere Compact (3 kWh con 3 kW) y Ampere Square (6 kWh con 3 kW), Ampere Tower (12 kWh con 3 kW), Ampere Tower Plus (12 kWh con 6 kW) y Ampere Rack, un equipo sin límites para clientes con grandes consumos (son equipos AdHoc). En fin, son Ampere Energy y no están en Nevada.

Añadir un comentario