panorama

La CNMC advierte en su último informe

Un millón de euros cada día para las interrumpibles

1
Red Eléctrica de España organizó la semana pasada la subasta del servicio de interrumpibilidad, servicio que ya ha sido adjudicado a unas ciertas empresas que ni el Ministerio de Energía ni REE han desvelado. La interrumpibilidad, servicio por el que esas empresas reciben un pago, implica que las adjudicatarias -que son grandes consumidoras de energía- se comprometen a parar las máquinas de sus fábricas si la demanda de energía se dispara en un momento dado y no hay suficiente electricidad en la red. En fin, que, para evitar cortes de suministro, el operador del sistema -Red Eléctrica- ordena la parada a esas empresas para que liberen su consumo y este pueda ser aprovechado por otros demandantes. El Gobierno regula este pago. Pues bien, entre enero y mayo, las interrumpibles cobrarán un millón de euros cada día, que saldrá de la factura.
Un millón de euros cada día para las interrumpibles

Muchos son los autores que sostienen que no hace falta la interrumpibilidad -no hace falta pedirle a nadie que interrumpa nada- dadas las formidables dimensiones de nuestro parque de generación eléctrica (más de 100.000 megavatios de potencia instalada), y dado el hecho de que la potencia máxima instantánea peninsular demandada no ha alcanzado nunca siquiera los 46.000 megavatios (la marca histórica registrada data de antes de la crisis: 17 de diciembre de 2007, a las 18.53 horas, 45.450 megavatios; ese fue el momento -el instante preciso de toda la historia de este país- en el que más electricidad demandamos a la vez los españoles, el instante en el que más aparatos enchufamos simultáneamente). El año pasado (año 2016), la demanda instantánea máxima quedó muy por debajo del Top 2007, pues se paró en 40.489 megavatios (6 de septiembre; 13.32 horas). Y este año (2017), esa demanda (la máxima instantánea) ha vuelto a quedar por debajo (muy por debajo) de la registrada hace diez años. A saber: según el «Avance del Informe del Sistema Eléctrico Español», que acaba de publicar Red Eléctrica de España, el máximo de potencia instantánea de este año 2017 se registró el 18 de enero, a las 19.50 horas, con 41.381 megavatios. En fin, lejos del registro Top de 2007 y lejísimos de los 100.000 megas de potencia instalada.

Cierto es que un sistema eléctrico no puede tener solo 45.451 megavatios dispuestos a generar electricidad cuando la demanda top ronda los 45.450
Y por eso hay márgenes de seguridad, márgenes que todos los sistemas establecen. En España, es Red Eléctrica, el operador del sistema, el encargado de ello, y el margen considerado de seguridad es del 10%. Sin embargo, ahora mismo, el margen nacional es del 43%, según señalaba hace unos meses la propia Comisión Europea en su informe «Interim Report of the Sector Inquiry on Capacity Mechanisms». En ese informe (véanse páginas 60 y 61), la Comisión denuncia "que en España se han seguido abonando pagos por capacidad aun cuando se había superado el límite de margen de seguridad".

El Gobierno, que hizo y hace caso omiso a ese margen, estableció en el año 2015, cuando ya había en España más de 100.000 megavatios de potencia instalada, un sistema de subastas para asignar el servicio de interrumpibilidad (organizó entonces esas subastas aunque los seis años previos nunca hubo que echar mano de la interrumpibilidad, según revela el mismo informe de la Comisión, es decir, que los estableció aunque no eran necesarios). Las tres subastas habidas desde entonces (2015, 2016 y 2017) se han saldado en más de 1.500 millones de euros, cantidad que ha ido a parar a las interrumpibles y que probablemente se podrían haber ahorrado los consumidores.

La subasta resuelta esta semana sigue sin hacer caso alguno al informe de la Comisión Europea y ha adjudicado 2.600 megavatios de potencia interrumpible para el periodo del 1 de enero al 31 de mayo del año 2018 (cinco meses, concretamente, pues). En esta convocatoria de subastas han participado 128 agentes. Las subastas, que se han celebrado en Valladolid del 18 al 20 de diciembre, han sido organizadas por Red Eléctrica. Y REE ha publicado esta semana los resultados definitivos en la página e-Sios.ree.es del Sistema de Información del Operador del Sistema, resultados que ya han sido validados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Han sido subastados ocho bloques de 90 megavatios y 370 bloques de 5 megavatios (MW)
El precio medio de asignación ha sido de 235.167 euros por megavatio y año para los productos de 90 MW y de 108.245 euros por megavatio y año para los de 5 MW (la media ponderada de asignación -informa REE- se ha situado en los 143.393 euros por megavatio y año). Los precios de salida fijados por la Secretaría de Estado de Energía en la Resolución del 11 de octubre del 2017 fueron de 270.000 euros por megavatio y año para los productos de 90 MW y 150.000 euros por megavatio y año para los de 5 MW.

Según fuentes próximas a REE, el precio global estimado debe tener en cuenta que lo subastado es "por año", por lo que el total estimado (372 millones de euros, que saldrían de multiplicar 235.000 euros por 8 bloques de 90 MW y 108.000 por 370 bloques de 5 MW) habría que dividirlo entre 12 meses (los 12 meses del año) y luego multiplicarlo por 5 (el servicio subastado solo afecta a cinco meses, desde el 1 de enero al 31 de mayo). Así, el resultado sería 1,02 millones de euros por ese servicio... cada día.

Decíamos al principio que muchos son los autores que sostienen que no hace falta la interrumpibilidad -no hace falta pedirle a nadie que interrumpa nada para asegurar el suministro- dadas las formidables dimensiones de nuestro parque de generación eléctrica (más de 100.000 megavatios de potencia instalada), y dado el hecho de que la potencia máxima instantánea peninsular demandada no ha alcanzado nunca siquiera los 46.000 megavatios (el Top fue registrado en 2007: 45.450 megavatios. Energías Renovables ha preguntado por eso a REE...

¿Cuántas veces echó mano el operador del sistema eléctrico nacional -Red Eléctrica de España (REE)- del servicio de interrumpibilidad en 2017?
Una. El 2 de octubre del 2017. Solicitó la interrupción a tres proveedores: "Debido a un incidente en la red de Asturias -informa REE- y para mantener la seguridad de suministro en todo momento, se aplica el servicio de interrumpibilidad desde las 21.15 horas del 2 de octubre hasta las 00.15 horas del 3 de octubre a tres proveedores de este servicio, durante una hora a cada uno de estos tres proveedores". ¿Cuánto le costó a los españoles la interrumpibilidad en 2017? Más de 500 millones de euros.

¿Cuántas veces echó mano el operador del sistema eléctrico nacional -Red Eléctrica de España (REE)- del servicio de interrumpibilidad en 2016?
Una. El 8 de junio del 2016. Cinco proveedores. Debido a un incidente en la red de Asturias y para mantener la seguridad de suministro en todo momento, se aplican órdenes de interrumpibilidad de 12.15 a 14.15 horas a cinco proveedores de la zona para garantizar el suministro de la región asturiana. ¿Cuánto le costó a los españoles la interrumpibilidad en 2016? Más de 500 millones de euros.

Red Eléctrica de España no facilita información sobre la potencia interrumpida.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia presentó hace unos días un informe sobre la interrumpibilidad. Estas son sus conclusiones
•1. Para empezar, la premisa principal: la CNMC propone al Gobierno en su informe que justifique la necesidad de estos mecanismos, habida cuenta del parque generador de España, que, como ya hemos visto, está extraordinariamente sobredimensionado.

•2. La CNMC denuncia además que los costes de estas subastas (entre 504.000 y 660.00 €) triplican los de las subastas del gas y la electricidad (entre 75.000 € y 205.000 €). Además, la Comisión critica también la "complejidad" de la subasta en sí, que ha derivado -denuncian desde la CNMC- en que "su duración en ocaciones se haya prolongado durante cinco días en horario de 09.00 a 20.00 horas". Este año ha durado tres días.

•3. Según el informe de la CNMC, algunos de los productos subastados (los bloques de noventa megavatios, 90 MW) favorecen a las grandes industrias. En ese sentido, la Comisión denuncia "poca presión competitiva" como consecuencia "del escaso número de empresas que pujan en ellas". La CNMC recomienda explícitamente así "acumular las ofertas en los bloques de 5 MW para permitir una mayor desagregación".

•4. La CNMC le recuerda por otro lado al Gobierno que la Comisión Europea está investigando a varios países, entre ellos España, por los sistemas de pagos por capacidad a determinadas compañías energéticas nacionales. Según la CE, dichos mecanismos no pueden suplir la reforma que requieren los mercados eléctricos y podrían incurrir en ayudas de estado no autorizadas. [Sobre los pagos por capacidad véase].

En resumen, la Comisión considera que "no está justificado el cálculo de las necesidades de potencia interrumpible, tanto para garantizar la cobertura de la punta de demanda como para aportar respuesta rápida en situaciones de emergencia (seguridad zonal), tal y como ha demostrado el reducido uso de este servicio". La CNMC deja claros en su informe dos apuntes clave (página 13): "el elevado coste del servicio de interrumpibilidad y el reducido uso efectivo que en los últimos años ha venido haciéndose del mismo".

Un millón de euros, el lunes, día 1 de enero; un millón de euros, el martes, día 2; un millón de euros, el miércoles, día 3... y hasta el 31 de mayo.

Añadir un comentario
Juan
La interrumpibilidad es la punta visible de un problema muy gordo y no son los consumidores eléctricos. En un mercado excedentario de oferta ¿Qué pasa con los precios? Que bajan. ¿Por qué tenemos (todos, grandes y pequeños consumidores) los precios actuales de la electricidad si hay capacidad para producir más del doble de lo necesario? El problema es de un corrompido mercado eléctrico que obliga a corregir con estos engendros el precio a los grandes consumidores (y los pequeños, a aguantarse y llenar religiosamente todos los meses las arcas de las eléctricas y sus consejeros)
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).