panorama

España 2020, el país con 110.000 megavatios de potencia eléctrica y un máximo de demanda de 40.000

22
Red Eléctrica ha anunciado esta semana que España ha añadido en 2019 a su parque de generación de electricidad 6.456 megavatios de nueva potencia renovable, con lo que el sistema nacional alcanza el máximo de capacidad de generación jamás registrado: 110.000 megavatios de potencia eólica, fotovoltaica (FV), hidráulica, térmica convencional (gas natural, carbón, fuelóleo), nuclear, etcétera, etc. Un parque de generación formidable (110 gigavatios) que contrasta con una demanda cada vez más flaca (máximo de demanda de potencia instantánea registrado en 2019: 40 gigas). Ah, otro dato: a pesar de la llegada de esos 6.400 megas de eólica y fotovoltaica, en 2019 ha caído el peso de las renovables en el mix eléctrico. Las energías limpias aportaron el año pasado el 37,5% de los kilovatios hora que demandó el país, frente al 38,5% de 2018. La culpa la tiene un combustible fósil, el gas natural, que prácticamente ha doblado su aportación (11,5% en 2018; 21,9% en 2019). [Foto: Norvento].
España 2020, el país con 110.000 megavatios de potencia eléctrica y un máximo de demanda de 40.000

Las 18 horas y 53 minutos del día 17 de diciembre de 2007. Ese fue el momento -el instante preciso de toda la historia de este país- en el que más electricidad demandamos a la vez los españoles, el instante en el que más aparatos enchufamos simultáneamente. Lo registró Red Eléctrica de España (REE), el operador del sistema eléctrico nacional. Máximo de potencia instantánea demandada: 45.450 megavatios. Solo unos meses después empezaron a sonar las primeras señales del desconcierto y, en septiembre de 2008, llegó la bancarrota de Lehman Brothers, a la que seguiría una crisis que, casi doce años después, parece aún lejos de haber sido resuelta. La demanda de potencia instantánea en España nunca ha vuelto a ser la que fue aquel día. Ni mucho menos. Es más, en el último quinquenio no hemos alcanzado tampoco los 44.000, ni los 43.000, ni los 42.000 megavatios de potencia instantánea demandada. En 2019, ni siquiera los 41.000. Porque, según el primer balance provisional de REE, el máximo se ha quedado en 40.455 megavatios, un 11% por debajo del techo fijado en 2007. Otro registro que ha caído en 2019 ha sido la demanda, que se ha quedado en los 264.843 gigavatios hora, un 1,5 % inferior a la de 2018. Más aún -matizan desde REE-, "si se tienen en cuenta los efectos de la laboralidad y las temperaturas, su descenso es del 2,5% respecto al año anterior".

Baja la demanda, pues, y crece el parque de generación limpia
Según los datos publicados esta semana por Red Eléctrica de España, en la actualidad, el contingente renovable asciende a un total de 55.247 MW (55 gigas sobre el total de 110). 55 gigas, de los que un 46% son eólicos, un 16% son fotovoltaicos y el resto (38%) corresponden a otras tecnologías renovables. Durante el año 2019, el incremento (+5,6%) de la potencia instalada nacional se ha debido precisamente a los 6.456 megavatios mencionados. De ellos, 5.689 correspondieron a las subastas celebradas en el año 2017 y el resto, 767 megas, a instalaciones renovables no adscritas a este procedimiento. Esta potencia equivale a 189 instalaciones, de las cuales 86 son eólicas (2.319 MW), 93 fotovoltaicas (3.975 MW) y 10 corresponden a otras tecnologías renovables (162 MW). Durante 2019, la producción renovable nacional ha sido de 97.826 gigavatios hora, lo que supone un peso en el mix de generación del 37,5% (el 62,5% restante ha sido producido en centrales nucleares o instalaciones que queman combustibles fósiles). El segundo combustible más empleado para producir electricidad en España en el año 2019 ha sido el gas natural (tecnologías de cogeneración y ciclo combinado; entre ambas, 33,3%). En tercer lugar ha quedado la nuclear (21,4%).

Adelanto del balance 2019 de REE

Máximos históricos en 2019
El parque nacional de generación renovable ha roto varios techos históricos en 2019, según los datos de Red Eléctrica de España, "tanto en la generación eólica como en la fotovoltaica", explica el operador. En concreto, el domingo 3 de noviembre, a las 5.20 horas, la eólica cubrió la demanda instantánea en la península en un 75,97%, el mayor valor alcanzado hasta la fecha. Asimismo, poco antes de acabar el año, el jueves 12 de diciembre, a las 16.21 horas, se alcanzó un nuevo máximo histórico de potencia de generación eólica, también en la península, con un valor de 18.879 MW. Ese mismo día, esta tecnología -continúa REE- superó su techo de generación entre las 16 y las 17 horas, alcanzando los 17.908 MWh. Un día más tarde, el viernes 13, también batió su máximo diario llegando a los 396.898 MWh y, además, registró el máximo del año de producción renovable con 535 GWh.

Por su parte -añaden desde Red Eléctrica de España-, la solar fotovoltaica nacional ha incrementado su producción un 18,8%, registrando el valor de generación anual más elevado hasta la fecha. "Entre los récords históricos alcanzados por esta tecnología -continúa Red Eléctrica- destacan varias fechas: el viernes 23 de agosto registró su máximo de producción diaria peninsular con 34.758 MWh; ese mismo mes contabilizó el máximo mensual alcanzado hasta la fecha, con un total de 972.519 MWh, y, así mismo, el 26 de octubre obtuvo un nuevo máximo de producción horaria, entre las 13 y las 14 horas con 4.185 MWh".

Curiosamente, el operador del sistema eléctrico nacional omite en este adelanto de su balance 2019 otra tecnología renovable que ha establecido así mismo nuevos máximos históricos: la termosolar, que en 2019 ha generado 5.166 gigavatios hora, lo que representa un incremento del 16,8% sobre la producción registrada en 2018 y un +3,8% respecto a la media de los últimos 5 años. Incrementos no debidos al crecimiento de la potencia instalada, pues en España en 2019 la industria del sector no ha instalado un solo megavatio termosolar. Se deben a las mejoras en la operación y el mantenimiento (OyM).

Los datos, omitidos por REE, los proporcionaba hace unos días la asociación de la industria de ese sector, Protermosolar: "un año más -señalaba en un comunicado-, la generación termosolar en España ha demostrado su fiabilidad, al alcanzar contribuciones puntuales de cerca del 10% y un 2,1% del total de generación eléctrica en España en 2019, consolidando su imagen de tecnología fiable tras más de 10 años de operación" (algunas centrales termosolares llevan efectivamente ya más de diez años operando). La asociación insistía en ese comunicado sobre el asunto de la OyM: "las actuales instalaciones termosolares, algunas de ellas con más de una década de operación, siguen operando sin dar señales de degradación e incorporando experiencias de funcionamiento que las hacen más eficientes".

La termosolar se postula como tecnología de respaldo, por su condición de "almacenable": las centrales termosolares disponen de enormes tanques de sales térmicas en los que almacenan el calor del Sol durante el día para liberarlo por la noche y producir con él electricidad entonces.

Así, esta tecnología renovable, que lleva ya muchos años operando fiablemente, como insisten desde Protermosolar, se oferta como tecnología de respaldo para cuando no sopla el viento o brilla el Sol. En esos casos, las termosolares tienen la capacidad de generar energía eléctrica (por la noche o cuando está nublado, a demanda, en definitiva) gracias a sus almacenes de sales. Y, así, ocuparían el lugar que ocupan ahora otras tecnologías de respaldo (otras tecnologías"almacenables"), como el gas natural o la nuclear. Pero lo harían con una ventaja: la termosolar es una tecnología limpia, a diferencia de sus alternativas. Porque las centrales nucleares producen residuos peligrosos y de larga duración, y los ciclos combinados que queman gas natural emiten gases de efecto invernadero, desencadenantes de cambio climático.

El respaldo pues tiene tres aspirantes
La nuclear cerró hace unos meses trato con la ahora vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, y no dejará de operar hasta 2030-2035 (aunque el PSOE llevaba en su programa que cerraría el parque atómico en 2028). Y el gas, que ha ido perdiendo hueco a lo largo de todos estos años en el mix eléctrico porque ahí han entrado muchas renovables (con prioridad de despacho) y porque el carbón estaba muy barato, pues está haciendo ahora su agosto. De hecho, su aportación al mix ha crecido más de un 90% en 2019. La apuesta del PP por el gas siempre ha estado clara. De hecho, en todos sus programas electorales ocupa un lugar destacado. Y sus gobiernos lo han demostrado. El PP de Rajoy tardó un quinquenio en convocar la primera subasta de potencia renovable, pero, cuando lo hizo, no convocó ni una sola de termosolar (sí de biomasa, sí de eólica, sí de fotovoltaica, pero no de termosolar).

Y Sánchez, que lleva ya año y medio en el gobierno, tampoco ha convocado subasta alguna. ¿Beneficiarias? La nuclear y el gas. Cuanto más se congele el despliegue de la termosolar, que sigue necesitando de cierto apoyo (como lo tuvieron en su momento eólica y fotovoltaica) más tiempo tendrán ambas para rebañar facturas y mejorar sus balances de resultados. La termosolar pide subastas y presume de su condición de energía limpia y de su condición de almacenable:

Protermosolar: «Las nuevas centrales termosolares, provistas de grandes sistemas de almacenamiento y despachando la electricidad a partir del atardecer, aliviarían las rampas que provocarían diariamente la caída de producción de la fotovoltaica por la tarde y evitarían, en gran medida, las emisiones que, de otra forma, irían asociadas a la combustión de gas en los ciclos combinados (...). Las centrales termosolares podrían actuar incluso de reserva estratégica a disposición del operador del sistema para los momentos de máxima demanda al poder mantener una parte importante de su capacidad durante días, semanas o meses, para cuando fuese requerido con disponibilidad absoluta».

Red Eléctrica de España ha olvidado a la termosolar en el adelanto que ha publicado esta semana de su balance 2019, cuando la termosolar, de entre todas las renovables de última generación, es la única capaz de prestar respaldo al sistema y se postula además como herramienta de gestión para la integración de energías renovables en la red: "implantar sistemas de almacenamiento en aquellas centrales que actualmente no disponen de él o hibridar algunas centrales con biomasa -explican desde Protermosolar- reforzaría su valor para el sistema. Asimismo -continúa la asociación-, el incorporar el autoconsumo fotovoltaico en las centrales actuales incrementaría su producción síncrona y gestionable. Respecto a la flota futura, su despacho complementario a la fotovoltaica contribuiría a la integración de energía renovable en el sistema, optimizando las infraestructuras de transmisión, existentes y futuras, y contribuyendo a la estabilidad de la red", todo lo cual atañe, precisamente, a Red Eléctrica de España, responsable máxima de la optimización de las infraestructuras de transmisión, de la estabilidad de la red y de la integración de las nuevas energías renovables (la nota de prensa en la que REE presenta su adelanto del balance 2019 se titula (léase URL) precisamente "Integración de Renovables 2019").

España cierra 2019 inmersa en una transición energética cuyo horizonte -eólico y fotovoltaico- necesitará de un respaldo. La apuesta PP por el gas y PSOE por la nuclear (el PSOE dijo cerraremos todas las nucleares en 2028 y ha acabado acordando el cierre en 2035) deja de momento fuera de juego a la termosolar. Entre tanto, crece el parque de generación. Hasta los 110 gigavatios, aunque la demanda anda por los 40.

Añadir un comentario
Alfredo
Cuánta ligereza a la hora de hacer afirmaciones. Y cuántos números de origen incierto. ¿De dónde sale ese 20% de incremento? ¿Y el 780%? Un poco de altura, por favor.
Alejandro
Una cosa es que la energía renovable sea promovida para reducir la emisión de CO2 y otra faltar a la verdad. Si analizáis cualquier recibo doméstico de electricidad veréis que los incentivos a las renovables suponen un incremento de más del 20% de la factura. Además si los consumidores no quieren cortes de luz en los momentos en que hay poca producción de energía solar y eólica, hay que tener fuentes alternativas de producción que no dependan de la meteorología. La ventaja de la centrales de ciclo combinado de gas es que emiten un 60% menos de CO2 para la misma cantidad de energía producida que las de carbón. La apuesta que se hizo en su momento por el ciclo combinado demuestra hoy en día su utilidad tanto para garantizar el suministro como para reducir la emisión de CO2. Hablando de derroches, se lleva la palma el que se hizo en tiempos de Zapatero con la energía solar y su subvención del 780% que estaremos pagando durante 25 años, que ha supuesto un porcentaje de reducción ridículo en las emisiones de CO2 a nivel global, que es lo que importa, ya que este gas no conoce fronteras.
Francisco
Bajo mi punto de vista hay un aspecto que no habéis tenido en cuenta, con toda esa capacidad instalada y que solo gastemos el 42 en los picos, tiene que haber una gran cantidad de energía producida en horas de bajo consumo (nocturnas) que no se gasta, por ejemplo la eólica nocturna, maremotos, nucleares,geométricas etc creo que sería factible producir hidrogeno, para usarlo cuando la demanda lo requiera, centrales de gas adaptadas o pilas de hidrogeno distribuidas por la Red para atender los picos.
Miguel
Efectivamente, el día 8 como dice Alfredo la generación eólica no fue escasa, todo lo contrario, fue buena:10 GW. Me precipité y cometí un error en mi comentario anterior, lo corrijo. No tengo ninguna intención de engañar a nadie en este mundo. Los problemas del sistema eléctrico de esos días han venido completamente por un desabastecimiento grave de gas en España, no por la generación eólica escasa. Pero he de decirle que usted Alfredo, comete un error de principiante al creer que la potencia máxima teórica del sistema eléctrico español está disponible en todo momento, y eso no es así ni por asomo y le lleva a cálculos y conclusiones equivocadas. Pensar que España tenía ese día 8 disponibles 61 GW de potencia a su antojo es una ensoñación. Usted se cree que hay disponibles 17 GW de potencia hidráulica fijos en todo momento, pues no. Entre todas las hidráulicas incluyendo las de bombeo no llegaron a los 9 GW los disponibles el día 8. Usted se piensa que el día 8 había 5.7 GW de potencia de carbón disponible, pues no, había 2 GW y teniendo que llamar a empleados prejubilados que estaban en su casa y haciendo volver a sus antiguos puestos de trabajo a gente recolocada en otros centros. Se cree usted que había ese día 5.6 GW disponibles de cogeneración, pues no, no llegaba a 4 GW. Se cree usted que España tenía 26 GW de ciclos combinados disponibles el día 8, pues usted literalmente lo ha soñado. Ese día tenía las centrales, pero no el gas para ponerlas en marcha. Argelia tenía ese día la espita del gaseoducto abierta a 1/4 de su capacidad y varios barcos metaneros con gas licuado que debían haber abastecido a España esos días, dieron la espantada y se desviaron para Asia, que debían pagarlo a precio de oro, dejando a España casi sin abastecimiento, y España además necesita gas para la industria y calefacciones además de los ciclos combinados y cogeneración. No soy solo yo quien le indica que España estuvo al borde del colapso energético. La misma Enagás en sus informes indica que el sistema gasista español en una situación de ola invernal y alto consumo de gas como la de enero (hasta 2.000 GWh de consumo gas al día), sólo acepta un el fallo de suministro desde Argelia o un fallo del 50% del suministro de gas desde las regasificadoras de GNL, pero no está preparado para soportar la falta de suministro simultaneo del gaseoducto de Argelia y de gas de las regasificadoras como sucedió esos días. Ese día saltó hasta la alarma por falta de presión en la red de gas, para que vea lo surrealista de barra de bar que fue la situación. Usted mismo si sabe sumar puede calcular el gas que entraba en España esos días, que no daba para abastecer a toda la demanda. Habla en plan de sorna de los apagones. Usted no se ha debido enterar que el día 8, ENTSO-E,( the European Network of Transmission System Operators) tuvo que dividir el sistema eléctrico europeo en dos partes sureste y noroeste y desconectarlas entre sí para evitar un apagón por caída de frecuencia en la zona Occidental. Algo que no ocurría desde hace 15 años. Los operadores de red Amprion (Alemania), Swissgrid (Suiza), RTE (Francia), Terna (Italia) y REE (España) tuvieron una conferencia telefónica para tratar de solventar la situación. Francia e Italia activaron la interrumpibilidad y desconectaron 1.7 GW del consumo de grandes clientes. La zona norte y Reino Unido aumentaron su potencia en unos 500 MW. Apagones no llegó a haber, pero estuvo al límite la situación. Algo que no sucedía desde hace muchos años.. Aquí el único bulo es contar que España tiene toda su potencia máxima teórica disponible en todo momento. Mire a ver no sea que los comentarios de barra de bar y de cuñao sean los suyos.
Alfredo
Pico de potencia 42. Y, para atenderlo, tenemos ciclo combinado 26; hidráulica 17; nuclear 7; carbón 5,7; y gas-cogeneración 5,6. ¿Total? 61. Y no cuento los 2,3 de termosolar y los 3,3 de bombeo puro por no herir sensibilidades. Con ellos nos vamos a los 66. ¿Y todavía andamos con el cuento de las importaciones? ¿Y ahora encima agitando el viejo fantasma de los apagones? Especulación en el mercado. Eso es lo que ha habido. Y desinformación en muchos medios. Eso es lo que ha habido. Y miente Miguel, seguramente para engañar, cuando dice que la generación eólica ha sido escasa. Mentira. Y grande. Porque el viento no solo no ha sido escaso, como dice, sino que ha sido, precisamente el viento, la principal fuente de electricidad durante la semana Filomena. Y la hidráulica ha estado produciendo hasta el doble y el triple que los ciclos combinados (gas). ¿Apagones? ¿Qué apagones? Ah, y compruébese en ree.es, si es que hay duda, y vamos a dejarnos ya de bulos, posverdades y fake news: el viento, sí, la principal fuente de electricidad durante los días más duros del temporal. Y punto. Ah, lo del colapso energético... eso... ya directamente es surrealismo de barra de bar, cena de Nochebuena, noche de traca y cuñadismo profundo.
Miguel
Enero de 2021. España con 109 GW de potencia teórica y un pico de potencia de consumo de 42 GW, ha tenido que importar con potencia de 5 GW para que no se produjera un apagón. Alguno se preguntará cómo puede ser eso posible con tanta potencia: Pues porque una cosa es la potencia teórica y otra la real disponible en cada momento. Con generación solar y eólica escasa y no tener apenas reservas de combustible de carbón y gas, el resultado es que toda la potencia teórica total se queda en muchísima menos potencia real. El efecto es un precio del mercado mayorista de 114€ MWh y el país al borde de un colapso energético. Alguno anda diciendo por ahí incluso de cerrar las nucleares..Lo que le faltaba a España para que reventase el sistema eléctrico.
Pablo Ruiz
Quizá aquí también haya que tener en cuenta la burbuja del gas (Los ciclos combinados que suman 27.000 MW) y que no es renovable. Y no se ha substituido el carbón hasta este año... Un saludo.
Sara
Muy atinado el autor: \"Cuanto más se congele el despliegue de la termosolar, que sigue necesitando de cierto apoyo (como lo tuvieron en su momento eólica y fotovoltaica) más tiempo tendrán ambas, nuclear y gas, para rebañar facturas y mejorar sus balances de resultados\"
Santiago
El gobierno de Sánchez y el coletas están arruinando España y las energías renovables
Josu
Tener 110 gigas de potencia de generación instalada cuando la demanda máxima de potencia instantánea apenas supera los 40 me parece poco eficiente. Como poco inteligente me parece que la ministra Ribera haya acordado (a puerta cerrada) que las nucleares puedan seguir operando hasta 2035. La transición necesita más potencia renovable, desde luego, pero también menos potencia sucia: menos carbón (que afortunadamente ya está en vías de cierre); menos nuclear (que es obsoleta y poco flexible, o sea, la antítesis de lo que necesita un sistema eléctrico en 2020); y menos gas (25.000 megavatios es un sobredimensionamiento colosal que espero no derive en un rescate... estaría bueno que al final tuviésemos que pagar los consumidores los errores estratégicos de los patanes iberdrolos, endesos y naturgys que no supieron ver la revolución renovable y continuaron invirtiendo en gas hasta hace dos telediarios). Lo que hace falta es menos energía sucia, y más bombeo, más termosolar, más biomasa, más gestión de la demanda, más autoconsumo y más blockchain. Con todo eso, podremos darle carpetazo a la era de los combustibles fósiles. Y eso será más pronto que tarde.
1 2 3
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).