panorama

El partido que preside Cristina Narbona apuesta por el balance neto en el autoconsumo

El PSOE propone cerrar todas las térmicas de carbón en 2025 y todas las nucleares en 2028

2
El Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía del PSOE acaba de publicar el documento «Propuesta de bases para una estrategia de transición energética», una hoja de ruta "hacia una economía descarbonizada 2030-2050" que establece efectivamente, como su propio nombre indica, las bases de una Estrategia de Transición Energética. Entre los objetivos que el PSOE marca en esa hoja de ruta, destacan tres: "cierre ordenado de las centrales térmicas de carbón antes de 2025 (...), cierre ordenado de las centrales nucleares a medida que vayan cumpliendo los 40 años de vida" (la última los cumple en 2028) y retribución "de forma adecuada y estable" a los excedentes de las instalaciones de autoconsumo.
El PSOE propone cerrar todas las térmicas de carbón en 2025 y todas las nucleares en 2028

La futurible Ley de Transición Energética hacia una economía descarbonizada debe tener una triple finalidad, según el PSOE: (1) debe asegurar la neutralidad de las emisiones de gases de efecto invernadero en España en el horizonte 2050; (2) debe anticipar el conocimiento de los posibles efectos del cambio climático en España "y facilitar la resiliencia y adaptación frente a los mismos"; (y 3) debe garantizar "la cohesión social y territorial en el contexto de la seguridad energética, promoviendo las medidas que permitan una transición justa y solidaria de la economía española".

Más concretamente, la Ley debe marcar los objetivos básicos de la transición energética
Y los objetivos que propone el PSOE son que al menos el 40% de la demanda final de energía sea satisfecho en 2030 con energías renovables (al menos el 80% de la electricidad deberá ser ese año renovable). El documento eleva hasta el 90% la cuota renovable del mix eléctrico 2040 (y hasta el 100% en el año 2050). El Objetivo 2030 de reducción de emisiones del conjunto de la economía española será -20% (con respecto a los niveles de 1990); -55% en 2040 y -90% en 2050 (siempre con respecto al listón 1990).

De los fósiles y la nuclear
El Consejo Asesor para la Transición Ecológica considera que la retirada del carbón del sistema eléctrico "habría de ser una medida prioritaria de la estrategia de transición energética". Esta medida -explica el Consejo- permitirá a España introducir en pocos años un punto de inflexión en materia de emisiones y enviará una "señal poderosa de compromiso" con respecto "a la descarbonización de la economía". En concreto, el PSOE, que recuerda que el 70% del carbón utilizado en las térmicas españolas es importado, propone el "cierre ordenado de las centrales térmicas de carbón antes de 2025".

El documento destaca que "se considera imprescindible, en todo caso, un programa integral de desarrollo económico para las comarcas más directamente concernidas, así como un paquete específico de ayuda para los trabajadores afectados". El Consejo Asesor del PSOE considera por otro lado que las tecnologías de Captura y Almacenamiento de Carbono (CAC) "no han demostrado ser una opción para el sector eléctrico". Su desarrollo -explica- está siendo "muy lento frente a otras alternativas". Las tecnologías de CAC -concluye- "tienen que demostrar todavía que son viables técnicamente".

La propuesta de transición energética del PSOE también incluye el cierre total de la nuclear: "cierre ordenado de las centrales nucleares a medida que vayan cumpliendo los 40 años de vida" (siempre en el marco de una "transición justa y solidaria"). La generación eliminada -explican desde el Consejo Asesor- será sustituida en un 70% por nueva generación renovable y en un 30% por centrales de gas. El PSOE considera que hay que utilizar las centrales de ciclo combinado de gas existentes como energía de respaldo durante las primeras fases de la transición.

El coste del cierre
El Consejo Asesor para la Transición Energética del PSOE apela al informe Comillas/Greenpeace para ponerle precio al cierre del carbón y la nuclear. Según ese estudio -señala el Consejo-, "para el año 2025 con una hidraulicidad y eólica medias y alta penetración de renovables (e incluyendo los costes la capacidad de respaldo), el incremento de costes derivado del cierre del carbón y la nuclear se situaría entre un 2% (134 millones de euros al año, M€) para un escenario de baja demanda y un 12% (1.221 M€) para un escenario de alta demanda.

Pues bien -concluye el Consejo-, teniendo en cuenta que el coste de la energía supone un 40% de la factura final (correspondiendo el resto a peajes e impuestos), ese incremento "tendría, en términos porcentuales, un impacto menor sobre las tarifas eléctricas de los hogares: para un hogar medio en España esto supondría un incremento en el gasto medio en electricidad mensual de entre 14 céntimos de euro y 1,2 €".

Por otro lado, el Consejo Asesor sostiene que "la seguridad de suministro está garantizada si se planifica la sustitución de la potencia térmica retirada por nueva potencia renovable y de respaldo, incluso en los peores escenarios históricos en cuanto a disponibilidad de agua y viento, así como bajo el supuesto de elevadas tasas de incremento de la demanda de electricidad". Además -aseguran los autores-, "la sustitución de energía térmica por energía de origen renovable no incrementaría los costes para el consumidor".

Autoconsumo
El Consejo Asesor del PSOE considera "grave" que la electricidad excedentaria de las instalaciones de autoconsumo que se vierte a la red no reciba retribución alguna (véase página 16). Frente a ello, sugiere una regulación que responda a la necesidad de -dice literalmente- "retribuir de forma adecuada y estable a las diversas tecnologías del parque de generación (incluido el autoconsumo)". El despliegue del autoconsumo -opina el Consejo- "vendrá de la mano de un balance neto para el consumo y la producción simultáneos, y de una retribución adicional para la producción excedentaria".

El documento expresa un "apoyo decidido, firme, a la generación distribuida, una de las características singulares más relevantes de la transición energética en curso a nivel internacional".

Vehículo eléctrico
El PSOE quiere que, al finalizar la década de los veinte (al llegar pues a 2030), el parque de vehículos eléctricos e híbridos enchufables sea como mínimo de 2,25 millones de unidades y se alcance una penetración de mercado del 55% ese año. En España la gran mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero la origina el sistema energético: 77% en 2015 y 75% en 2016 (en el sistema energético están la generación de electricidad, el transporte, etc.).

La importancia de la transición energética para España como nación queda expresada en un par de frases: la dependencia energética del país (73%) se encuentra muy por encima de la media de la Europa comunitaria (54%). No solo importamos anualmente casi el 100% del petróleo y el gas, sino que el 70% del carbón utilizado en las centrales térmicas es también importado. En 2016, la factura energética le costó al país 20.400 millones de euros y la de 2017 se ha situado cerca de los 30.000 millones.

Por todo lo apuntado
El Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía del PSOE propone sea elaborada "una nueva Ley del Sector Eléctrico, o una modificación en profundidad de la normativa en vigor, en consonancia con el diagnóstico y las propuestas formuladas en este documento".

La Ley establecería un nuevo marco retributivo para las nuevas inversiones de generación y para el autoconsumo, establecería un marco regulatorio para la toma de decisiones en materia de seguridad de suministro y reforzaría el papel central del operador del sistema en la gestión y optimización del sistema, así como en la supervisión de los mercados. Además, propone "encomendar a una Vicepresidencia de Gobierno la presidencia de una Comisión Delegada del Gobierno para el Cambio Climático y la Transición Energética".

El Grupo de trabajo autor de esta propuesta está integrado por Antxon Olabe Egaña, Natalia Fabra, Mikel González Eguino, José Domínguez Abascal, Josep María Serena, Julio Lumbreras y Roberto Ruiz. Preside el Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía (Capte) Teresa Ribera, que hizo ayer acto de entrega a la presidental del PSOE, Cristina Narbona, de todo el trabajo realizado por el Consejo.

Según el comunicado difundido ayer por el Consejo, "pasados seis meses desde su reunión de constitución, el Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía (Capte) presenta sus primeras propuestas, surgidas de nuestro trabajo, con la intención de comentarlas y debatirlas con todos aquellos y aquellas que quieran hacer aportaciones, sugerencias y comentarios a las mismas".

A partir de ahora, el Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía abre un plazo de dos meses –hasta el 20 de mayo- para recibir comentarios a sus documentos. Con las observaciones recibidas, el Capte elaborará las propuestas definitivas que hará llegar, a principios de julio, a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE.

Propuesta de bases para una estrategia de transición energética. Hacia una economía descarbonizada 2030-2050

• Informe completo

• Resumen Ejecutivo

Añadir un comentario
Jorge García
Si, si, y por eso en 6 años de legislatura el PSOE con ZP no articularon nunca el balance neto, despues de haberlo prometido en innumerables ocasiones y foros. El último RD que sacó ZP antes de perder las elecciones en 2011 fue el 1699/2011 que permitia el autoconsumo, pero no lo articulaba a nivel económico con lo cual se quedaba cojo, inaplicable, eso se lo dejó al siguiente que vino. Y no lo articularon porque conocían perfectamente el agujero descomunal de deficit tarifario y porque no querian entrar en confrontacion con las grandes electricas. Hipocresia en estado puro.
suso
y lo contrario: https://www.20minutos.es/noticia/3188610/0/defensa-centrales-termicas-carbon-entre-propuestas-resolucion-psoe/