panorama

¿Verdad o mentira?

De Guindos asegura que la luz ha bajado un 14%; la CNMC dice que ha subido un 10

3
El ministro en funciones de Industria, Energía y Turismo, Luis De Guindos, sigue los pasos de su antecesor, José Manuel Soria, que durante cuatro años repitió hasta la saciedad el mismo mantra: la luz ha bajado. Pues bien, el gabinete de prensa del Ministerio de Industria -que ahora dirige De Guindos- ha difundido hoy un comunicado en el que anuncia por enésima vez una bajada del precio de la luz. En este caso, de un 14,2% en la factura anual de una familia media, factura que importará en 2016 unos 124 euros menos que en 2012. Pues bien, la CNMC dice que la luz ha subido. Y que lo ha hecho entre 2011 y 2015 más de un 10%.
De Guindos asegura que la luz ha bajado un 14%; la CNMC dice que ha subido un 10

"Según estimaciones del Ministerio de Industria, Energía y Turismo -dice literalmente la nota difundida hoy-, la factura anual de una familia media para el año 2016 será unos 124 euros menor de lo que pagaba en el año 2012 (es decir, una bajada del 14,2% de su recibo)". La cifra se encuentra muy alejada de lo que publicara hace unos meses la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, ente de la Administración General del Estado que se define como "el organismo que garantiza la libre competencia y regula todos los mercados y sectores productivos de la economía española para proteger a los consumidores". Pues bien, según este organismo, en el periodo comprendido entre enero de 2011 y septiembre de 2015, un consumidor medio a tarifa sin discriminación horaria (consumidor acogido a la tarifa regulada TUR y PVPC 2011-2015) pagó 21,9 céntimos de euro "por cada kilovatio hora que consumió, con impuestos incluidos (17,6 céntimos de euros sin impuestos)". Sin embargo -añade literalmente la CNMC-, "en lo que llevamos de 2015 [la comunicación de la Comisión es de fecha 24 de noviembre de 2015] estamos pagando 24,1 céntimos por el mismo kilovatio hora con impuestos: 19 céntimos de euro sin impuestos, lo que significa que el precio con impuestos se ha encarecido más de un 10% desde 2011".

De Guindos
El ministerio que ahora dirige De Guindos, en funciones, no opina lo mismo. Antes al contrario, asegura que la factura anual de una familia media se ha abaratado nada más y nada menos que un 14,2% en los últimos cuatro años. "La reforma eléctrica llevada a cabo por el Gobierno en 2012 y 2013 -dice literalmente esa nota-, además de frenar la escalada desorbitada de los precios y hacer que estos comiencen a descender, ha favorecido al consumidor doméstico, en especial a las familias". La afirmación no es compartida por las asociaciones de consumidores y usuarios, que llevan años, quejándose y denunciando (véase por ejemplo Facua) el continuo encarecimiento de la electricidad (véase por ejemplo Asgeco). No son las únicas. Hay muchos otros informes que concretan en qué medida ha subido la electricidad a lo largo de los últimos años. Lo señalan think tanks como Economics for Energy (poco sospechosos de bolivarianismo) y, por fin -como apuntábamos-, lo dice la mismísima CNMC, que publicó en noviembre el dato arriba señalado: subida de más de un 10%.

En Energías Renovables también hicimos en su momento el ejercicio de comparar
Yel resultado fue asimismo que la luz era cada vez más cara. Lo contábamos, a finales del año pasado, exactamente en estos términos. «A continuación, ahí debajo, dos facturas. Una, la primera, emitida el 19 de diciembre de 2011. La otra, emitida el 23 de abril de 2015. Pertenecen a la misma familia: mismo hogar, misma potencia instalada. En la factura de 2011, la familia consume 855 kilovatios hora y paga, concretamente, 182,97 euros. Así, el kilovatio hora le sale, con todos los peajes incluidos, a 0,214 euros (21,4 céntimos). En la factura de 2015, la familia consume menos electricidad, concretamente 776 kilovatios hora; pero paga más, concretamente 195,81 euros, es decir, que el kilovatio hora le sale ahora, con todos los gastos incluidos y tras tres años y medio de legislatura, reformas y contrarreformas, a razón de 0,252 euros (o sea, a más de 25 céntimos por kilovatio). ¿Subida del precio del kilovatio hora en estos cuarenta meses? 17,75%».

Economics for Energy
A mediados del año pasado, el think tank Economics for Energy presentaba un informe sobre la «Pobreza Energética en España. Análisis económico y propuestas de actuación». El documento está firmado por José Carlos Romero (Instituto de Investigación Tecnológica, Universidad Pontificia Comillas), Pedro Linares (Economics for Energy e Instituto de Investigación Tecnológica) y Xiral López Otero (Economics for Energy y Universidade de Vigo). Su elaboración ha contado con la ayuda de Xavier Labandeira y Alicia Pérez Alonso, de Economics for Energy y Universidade de Vigo. Pues bien, según «Pobreza Energética en España», "el aumento de la brecha entre rentas altas y bajas durante la crisis ha triplicado el número de familias españolas en situación de pobreza energética en los últimos años, hasta alcanzar a uno de cada diez hogares". Pero no solo ha aumentado la brecha entre rentas; además, el precio de la electricidad -apunta Economics for Energy- ha subido nada más y nada menos que un 76% entre 2007 y 2014.

Más informes sobre la evolución del precio de la electricidad en España
En noviembre, la Comisión Europea publicaba su Informe sobre el Estado de la Unión Energética. Según la CE, el precio de la electricidad en España se ha incrementado por encima de la inflación (muy por encima) entre los años 2008 y 2012. En ese lapso, los precios de la electricidad para un hogar medio crecieron un 46%, mientras que el Índice de Precios de Consumo Armonizado se incrementó un 7%, lo que refleja claramente, según la Comisión, el incremento de los costes regulados. O sea, que fue el gobierno el que infló la factura, pues es el gobierno el que establece la altura de los costes que regula. El informe europeo no alude a datos de 2013 y 2014, pero lo cierto es que en ese bienio, el Gobierno Rajoy ha ejecutado formidables incrementos del precio de la potencia: hasta más de un 100% en algunos tramos. Así, la mismísima oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, revelaba hace unos meses por ejemplo que España es, a día de hoy, el país de la Unión Europea en el que más cara es la electricidad que pagan las pymes del sector industrial. Solo en los últimos tres años (entre 2011 y junio de 2014) ese precio -explicaba Eurostat- ha subido más de un 30%.

Industria y sus rebajas
El último hito de esta legislatura -en lo que se refiere a la historia del precio de la electricidad- lo ha marcado hoy De Guindos, que le sigue los pasos a su antecesor, José Manuel Soria, que aprobó por cierto subidas de hasta más de un 100% en algunos tramos de la potencia contratada. Ese es un coste que regula discrecionalmente el Gobierno (que fija el precio por kilovatio de potencia contratada que considera oportuno). Lo que no fija es el precio del mercado mayorista, que habría sido sin duda más bajo si el Ejecutivo no hubiese congelado de facto el sector de las energías renovables (como es bien sabido, cuanta más energía limpia entra en el mercado, más baja el precio de la electricidad). Es decir, que el Ejecutivo Rajoy ha encarecido -hasta más de un 100%- el precio de la parte regulada, mientras ha evitado que la luz se abaratase al establecer su moratoria renovable. Enfrente, las cinco grandes eléctricas que operan en el mercado nacional obtuvieron el año pasado más de 6.000 millones de euros de beneficio neto... mientras que la pobreza energética se ha triplicado en estos últimos años, según Economics for Energy.

Artículos relacionados
Las renovables le ahorraron en 2014 a los consumidores 7.105 millones de euros

Guardar

Añadir un comentario
Carlos

Cuánta razón tiene Alberto. Hay mucha manipulación aquí. Facua está manipulada, y Asgeco también, y el estudio sobre la pobreza energética de Economics for Energy está manipulado, y el Informe sobre el Estado de la Unión Europea está manipulado y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia también está manipulada y Eurostat también está manipulado y la foto también está manipulada. Cuánta verdad, señor Alberto, esto parece un ataque al gobierno. Un ataque desde todos los frentes: la CNMC, la UE, Facua, el fotógrafo y uno que pasaba por allí. Viva Rajoy, que nos ha bajado a todos la luz. Y De Guindos. Y Soria.

Alberto
A ver, que esto está muy manipulado todo. Para empezar, la segunda factura NO ES de un cliente con PVPC, sino con una tarifa de mercado libre (Óptima Luz, concretamente). Y ahí la empresa pone el precio de kWh que le sale de las narices. 14 céntimos, de hecho, se puede ver. Por otra parte, al decir que "el kilovatio hora cuesta veintitantos céntimos" se refieren a la división del total de la factura entre los kWh consumidos, obviando así tanto los impuestos como el alquiler del contador o el término de potencia. Porque es AHÍ donde verdaderamente está la estafa. El precio del kWh no ha subido, a eso se refiere el Gobierno. De hecho, del año pasado a este ha bajado bastante en el mercado regulado, el del PVPC y todo eso. El año pasado, un día como hoy, de media costaba casi 12 céntimos. Hoy no llega a 11. La estafa de la luz y el gas está en los impuestos: ¿qué es eso de cobrar un 5'11% porque sí como "impuesto sobre la electricidad"? ¿Qué se supone que nos están gravando con eso. qué se paga? Por otra parte, es un 21% de IVA, ¿la luz es un lujo entonces? De esto, y no del precio del kilovatio hora, es de lo que deberíamos quejarnos. Porque además es ILEGAL aplicar un impuesto sobre otro, y aquí se hace (IVA sobre eléctrico). El artículo es altamente engañoso desde el principio y parece más un ataque al Gobierno que uno informativo sobre la realidad de los hechos. Háganselo mirar.
Se sigue hablando continuamente de precios medios y olvidamos que la nueva tarifa del PVPC es consumo X hora X día y por supuesto las horas de más demanda son las mas caras. Es decir que no quiere decir que aunque los precios MEDIOS bajen lo haga la factura. Hay alguna herramienta para controlar este asunto. Yo utilizo www.planergetic.com que me ayuda a gestionar mis electrodomésticos y que realmente lo note en mi factura.