geotérmica

Los invernaderos almerienses, más cerca de climatizarse con geotérmica

0
Cardial Recursos Alternativos, empresa almeriense participada por Grupo Cyopsa, ha aumentado la profundidad de los sondeos que está realizando en el campo de Nijar hasta los 2.500 metros tras recibir el visto bueno de la Junta. La compañía proyecta climatizar con este recurso geotérmico, que se encuentra a una temperatura media de 100ºC,  24 hectáreas de cultivos bajo plástico, con la posibilidad de duplicar la superficie atendida con nuevos sondeos.
Los invernaderos almerienses, más cerca de climatizarse con geotérmica

La perforación del sondeo de inyección pasa así de los 1.200 metros iniciales a los 2.500 metros, lo que responde, según indica Cardial, al espesor de la capa sello formada por las "filitas del permotrias de la base del Alpujárride". La empresa explica que debajo de ese tramo impermeable es donde se sitúa el yacimiento termal que es objeto del sondeo.


La Junta ha autorizado esta modificación no sustancial de la autorización ambiental unificada que se dio en 2019 a Cardial. Debajo de la capa sello formada por las filitas y pizarras grafitosas es donde se situaría el yacimiento termal objeto del sondeo, y según el dictamen de los técnicos, el sondeo hasta los 2.500 metros no supone "nuevas afecciones" al no variar las condiciones de los trabajos ni las necesidades de equipos, balsas u ocupación de espacios.



Cardial explica en su página web que el recurso geotérmico descubierto (que la compañía empezó a aflorar en 2017) "es posible gracias a la existencia de un mar subterráneo de miles de hectáreas de extensión, que se encuentra bajo la comarca de Níjar. El agua, que no es de uso convencional, agrícola o humano por la composición mineral de ese subsuelo, es calentada de manera natural por la actividad volcánica de la zona que si bien se extinguió hace miles de años, mantiene un recurso natural intacto, absolutamente explotable e inagotable".



El aprovechamiento de este recurso geotérmico consiste en un ciclo cerrado que conforme extrae agua la devuelve al yacimiento una vez se aprovecha su energía calorífica, reiniciando así el proceso natural.



El proyecto de climatización geotérmico de Cardial abarca, inicialmente, 24 hectáreas de cultivos bajo plástico y supondrá una inversión que superará los cuatro millones de euros. La compañía indica que, además de generar el empleo ligado a la ingeniería, construcción, gestión y mantenimiento que conllevan esta instalación, "alargará de manera sostenible el periodo productivo o campaña agrícola, así como el volumen de producción por metro cuadrado de invernadero, con el consiguiente beneficio económico para la zona". 




 

Añadir un comentario