fotovoltaica

España ha vuelto

2
Ha vuelto a recorrer la senda solar que inició hace años y que le ha permitido situarse como una de las grandes potencias fotovoltaicas del mundo. Por el peso y la actividad de un sector plenamente internacionalizado, más que por su potencia instalada. Pero también esto ha empezado a cambiar, después de que en 2019 sumara otros 4.700 MW. Y es solo el principio de una nueva era de la que se hablará largo y tendido en el Intersolar Summit Spain que se celebra el 19 de mayo en Barcelona.
España ha vuelto

España regresa a los principales mercados solares del continente y es el líder indiscutible del mercado en Europa. Las previsiones para el desarrollo futuro siguen siendo prometedoras. Según el “European Market Outlook 2019-2023” de Solar Power Europe, publicado en diciembre de 2019, se espera que España tenga una tasa de crecimiento anual del 34% hasta 2023 en el escenario medio. Ese año se podría alcanzar una potencia fotovoltaica total instalada de 25,6 GW.

El 19 de mayo de 2020 se discutirá en el Intersolar Summit Spain en Barcelona qué papel desempeñarán en este proceso el consumo corporativo de energías renovables y los PPAs (Power Purchase Agreements) y qué obstáculos quedan por superar. Tras su exitoso inicio en 2019, Intersolar Summit Spain tendrá lugar por segunda vez y contará con más de 250 visitantes.

En la primera década de este siglo, España ya era uno de los líderes en energía solar. En 2008 instaló 3,1 GW gracias a las atractivas primas (Feed in Tariffs). La energía solar creció fuertemente, pero no de forma sostenible. Con la llegada de la crisis financiera, a partir de ese año el gobierno redujo drásticamente las subvenciones para la energía solar en España y recortó la futura capacidad adicional a 500 MW por año. Decisiones que condujeron a un estancamiento en los años siguientes. Sólo con el nuevo gobierno en 2018, se volvió a dar un nuevo impulso a la energía solar. Y se hizo con gestos como la supresión del llamado impuesto al Sol.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), aprobado en febrero de 2019, se ha planteado entre sus objetivos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 21% con respecto a 1990, lograr un 42% de energía renovable en el uso final de la energía y alcanzar un 74% de energía renovable en la generación de electricidad para el año 2030. Para ello el PNIEC prevé una capacidad total instalada de 37 GW de energía solar fotovoltaica para el año 2030. SolarPower Europe prevé en su European Market Outlook una potencia total instalada de 25,6 GW ya en 2023 en su escenario medio.

Según el PNIEC, las subastas y los PPAs jugarán un papel importante en la consecución de los objetivos para 2030. Sin embargo, es importante tener en cuenta las posibles barreras que, según SolarPower Europe, se centrarán en la financiación, la capacidad de inyección en la red y los procedimientos administrativos.

Intersolar Summit Spain, que tendrá lugar el 19 de mayo en Barcelona, analizará profundamente la evolución del mercado solar español, las oportunidades y los riesgos, el papel de las fuentes corporativas y el autoconsumo. Con los decretos recientemente aprobados (Real Decreto-Ley 15/2018 y Real Decreto 244/2019), que contemplan el derecho al autoconsumo sin cargos, la simplificación de la administración y la remuneración del exceso de potencia, el autoconsumo resulta muy atractivo. The European Market Outlook prevé que España incorporará entre 300 y 400 MW de autoconsumo fotovoltaico al año.

Añadir un comentario
Eres Sostenible
Ya era hora de que aprovecháramos la gran ventaja que tenemos para el autoconsumo. Ojalá esto no sea un espejismo y que todos los partidos políticos se den cuenta de la mina de luz que tenemos. Si os gusta el tema, en mi web Eres Sostenible encontrarán más información sobre energía renovables y productos ecológicos.
Miguel
Realmente el impulso de la solar fotovoltaica en España se retoma en el 2017 con las subastas de renovables del anterior gobierno, que adjudicaron 4.000 MW, no con el nuevo gobierno, que ni siquiera ha sacado una subasta hasta estos momentos. Adicionalmente Iberdrola ha ejecutado por su cuenta, fuera de subasta, un proyecto de 400 MW. Entre ambos ya Suman 4.400 MW.