eólica

Andalucía dice que su potencial eólico marino ronda los 12 gigavatios; el Gobierno central proyecta 0,3 para toda España

0
¿Se ha olvidado de la eólica marina (offshore) el Plan Nacional Integrado (PNI) 2021-2030 de Energía y Clima que ha presentado el Gobierno Sánchez en Bruselas? ¿Puede seguir regulado un sector como el offshore, que ha evolucionado extraordinariamente en los últimos diez años, por un real decreto (1028/2007) que tiene bastante más de una década? La Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner) ha difundido hoy un comunicado con el que le pide al Ministerio para la Transición Ecológica que potencie, en el marco del PNI, el desarrollo de las energías marinas en general y de la eólica offshore en particular y que derogue o modifique el ya muy obsoleto Real Decreto 1028/2007. [Imagen: aerogenerador con torre autoelevable diseñada por la ingeniería canaria Esteyco].
Andalucía dice que su potencial eólico marino ronda los 12 gigavatios; el Gobierno central proyecta 0,3 para toda España

El Viejo Continente instaló el año pasado 2.600 megavatios de nueva potencia eólica marina. En 2018 Europa ha conectado mar adentro una quincena de parques; 409 aerogeneradores, máquinas que son cada vez más grandes (según WindEurope, que es la asociación de la industria eólica europea, el tamaño medio de las turbinas instaladas en 2018 -6,8 megavatios de potencia- fue un 15% mayor que el tamaño medio de las instaladas en 2017, y todos los grandes fabricantes del sector marino están desarrollando ya máquinas de diez megavatios y más). Así las cosas, en el mundo hay ahora mismo más de 23.000 megavatios de potencia eólica marina instalada. Más concretamente, frente a las costas del Viejo Continente, se erigen ya, repartidos en más de cien parques, 18.500 megavatios (en 2008 había menos de 500). ¿Conclusión? En diez años, el parque eólico marino europeo ha multiplicado su potencia por... 37. Así, alrededor del 10% de toda la potencia eólica instalada en Europa es marina. Y el horizonte del sector es cada vez más ancho, porque si hasta ayer todos los aerogeneradores tenían que reposar sobre el lecho marino, en aguas poco profundas (si no, los costes se disparaban), ahora las cosas son distintas, porque la tecnología eólica ya ha encontrado soluciones flotantes para aquellos emplazamientos en los que la profundidad es elevada. En 2017, la empresa pública noruega Equinor conectó a la red británica el primer parque eólico marino flotante. Nuestro vecino Portugal ya ha comenzado a instalar, frente a la costa de Viana de Castelo, su primer parque flotante. Hay proyectos flotantes en Francia, Noruega, Reino Unido...

¿Y España, esa España que cuenta con 8.000 kilómetros de costa? Nada
Cero megavatios eólicos marinos conectados a red. Cero aerogeneradores clavados en el lecho marino, cero sobre plataformas flotantes. Ayer precisamente repasábamos los tres proyectos eólicos marinos que tienen a las costas españolas (canarias, concretamente) por escenario. Tres iniciativas muy distintas -todas en fase de prueba y ensayo- que están desarrollando tres actores muy diferentes: (1) la empresa pública noruega Equinor; (2) la ingeniería grancanaria Esteyco; y (3) un consorcio integrado por tres empresas españolas y una británica que está impulsando el proyecto Wip10+ (aquí está toda la información).

Aparte de esos proyectos y prototipos, apenas cabe añadir una máquina de cinco megavatios que instaló Gamesa en octubre de 2013 en tierra firme, en el muelle de Arinaga (también en las Islas Canarias), para someterla a los mismos vientos que habrán de capear sus sucesores cuando sean instalados mar adentro. Gamesa, que años después se fusionaría/sería engullida por la formidable Siemens, es hoy Siemens Gamesa Renewable Energy (SGRE), número uno del mundo de eólica marina (SGRE ha instalado ya, a día de hoy, varios miles de megavatios en el mar, pero ni uno solo frente a costas españolas).

Abajo, gráfica que recoge la vertiginosa evolución de un sector que ha pasado de ser testimonial en 2008 (menos de 500 megavatios, es decir, que toda la potencia eólica marina que había instalada frente a las costas del Viejo Continente en 2008 equivalía a la mitad de la potencia de la central de ciclo combinado de Bahía de Algeciras) a convertirse en un auténtico motor de inversión, empleo y kilovatios hora.Potencia eólica marina instalada cada año y potencia acumulada en Europa a 2018

Pues bien, en ese marco, Claner solicita hoy en un comunicado al Gobierno central que impulse las energías marinas, que han evolucionado extraordinariamente, entre otras cosas, rebajando sus costes de manera vertiginosa. La asociación andaluza del sector renovable pide así al Ejecutivo "que establezca un calendario específico para las energías marinas y que derogue o modifique el ya obsoleto Real Decreto 1028/2007, por el que se establece el procedimiento administrativo para la tramitación de las solicitudes de autorización de instalaciones de generación eléctrica en el mar territorial". Claner recuerda en su nota por otro lado que Andalucía se encuentra “totalmente preparada” para liderar la implantación de proyectos de energía eólica marina, "cuyo potencial en la región alcanza los 12.000 megavatios, según un estudio de la Agencia Andaluza de la Energía".

Alfonso Vargas, presidente de la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner): “Andalucía cuenta actualmente con toda la tecnología, con los inversores, con los proyectos, y con las empresas en óptima situación para desarrollar la potencia energética que permite el litoral andaluz y, además, cuenta con toda la predisposición para ello por parte de la Administración regional, por lo que nos encontramos con una situación envidiable para hacerlo”

La asociación andaluza de las energías limpias solicita así al Gobierno español "que incremente la previsión de desarrollo de energías marina en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, ya que en la actualidad tan sólo contempla una escasa planificación de 300 megavatios; a toda vista insuficiente para el grado de madurez con que cuenta hoy en día la tecnología marina para su implantación”. Las demandas que Claner ha planteado al Ministerio forman parte de los acuerdos adoptados por el grupo de trabajo de energías marinas de la asociación, reunido recientemente en la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga, con la participación de empresas como Endesa, Iberdrola, Navantia, Capital Energy, Enerocean o la alemana Wpd.

Potencia eólica marina Europa 2018

El aerogenerador español instalado en 2018 que recoge el informe de WindEurope se encuentra frente a las costas de la isla de Gran Canaria. Es un prototipo de aerogenerador marino, de torre telescópica, y con una potencia de cinco megavatios (5 MW), que fue fondeado el pasado mes de junio en el banco de ensayos de la Plataforma Oceánica de Canarias, que se encuentra a 1,3 millas náuticas de la costa de Jinámar, al noreste de la isla de Gran Canaria. El prototipo, desarrollado por la empresa canaria Esteyco, fue trasladado desde el puerto de Arinaga, donde ha sido construida la torre telescópica (autoelevable) de hormigón prefabricado (toda la información está aquí). El otro aerogenerador español de cinco megavatios que aparece recogido en la tabla adjunta es una máquina Gamesa que está en la misma línea de costa, sometida al régimen de vientos marino, de ahí que se clasifique como tal (véase).

Qué es Claner
Constituida en febrero de 2012, la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner) se define como "agrupación de empresas, organismos oficiales, centros tecnológicos y de investigación, universidades y fundaciones públicas, entre otros agentes". Claner declara como fines (1) "la representación y defensa del sector andaluz de las energías renovables y la eficiencia energética; (y 2) el impulso y fomento de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación de productos, procesos y servicios asociados a dicho campo". En aras de esos fines, Claner impulsa "la colaboración y cooperación entre los miembros del clúster de manera que fortalezcan la competitividad de las empresas andaluzas del sector energético limpio".

Entre los miembros del clúster, que actualmente cuenta con cerca de un centenar de entidades adheridas y presume de representar a más del 90% del sector renovable andaluz, se encuentra Andalucía Tech, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, la Universidad de Jaén, la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, la Fundación Descubre, agencias municipales y provinciales de la energía, las principales empresas de renovables de España y la compañía eléctrica Endesa Distribución.

Añadir un comentario