entrevistas

Nacho Bautista, CEO y fundador de Fundeen

“Tenemos una solución interesante para proyectos de menos de cinco megas”

0
Fundada por los hermanos Nacho y Adrián Bautista, graduados en Ingeniería Civil por la Universidad Alfonso X el Sabio, Fundeen es una “plataforma de financiación participativa” que recibió en febrero de 2019 el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores para operar (Nacho y Adrián fueron los directivos más jóvenes de la historia de España en conseguir esa autorización). Hoy, solo dos años y medio después, Nacho, CEO de Fundeen, nos cuenta cómo han sido estos 30 meses de febril actividad en un mercado, el nacional de las renovables, que lleva exactamente eso, 30 meses, disparado.
“Tenemos una solución interesante para proyectos de menos de cinco megas”

¿Qué es Fundeen?
Una plataforma de crowdfunding que permite a cualquier ciudadano invertir en proyectos de energías renovables desde 500 euros. Son iniciativas de promotores terceros, externos a la plataforma, promotores que nos presentan el proyecto en cuestión, que nosotros previamente evaluamos. Digamos que filtramos todos los proyectos, antes de publicarlos en la plataforma para que la gente pueda invertir.

¿Cómo funciona Fundeen? ¿Viene una empresa y pregunta cómo podría lograr financiación para montar una instalación de autoconsumo sobre las cubiertas de su nave, por ejemplo, u opera Fundeen como buscador de proyectos?
Por resumirlo mucho... Hasta ahora hemos financiado dos tipos de proyectos. Uno sería la instalación de autoconsumo industrial, que no nos suele llegar directamente del consumidor. Nos llega desde por ejemplo una empresa de servicios energéticos, o un instalador, que ya tiene un acuerdo con ese cliente para montarle el autoconsumo y que están buscándole a ese cliente la financiación. Nosotros lo que hacemos es aportar la financiación, firmar un contrato de compraventa de energía con el consumidor, en el que le conseguimos un ahorro con respecto a lo que está pagando a la comercializadora de turno, y, a partir de un momento determinado, que suele rondar los 15 años, la instalación se la regalamos, porque nosotros ya hemos obtenido el 7% de rentabilidad que nos hemos fijado como horizonte.

Sin embargo, a día de hoy, en los que estamos más centrados, y de los que estamos haciendo más, son proyectos de conexión a red. Son proyectos como los que están haciendo Iberdrola, Solaria, etcétera, cualquier actor del sector. Pero en lugar de ser de 100, 200, 300 megavatios, pues estaríamos hablando de proyectos de uno, dos, tres, cinco megavatios. Proyectos que están conectados a red, que son generación distribuida, que están mucho más cerca de los centros de consumo, y que tienen rentabilidades muy similares a la que pueden tener Iberdrola y compañía. Son proyectos que, en lugar de ser financiados con un banco y con un montón de millones de grandes fondos, pues los financiamos con las aportaciones de toda nuestra base de usuarios, de todos aquellos que se deciden a invertir en esos proyectos. Y esos son proyectos que pueden tener un PPA [contrato bilateral de largo plazo de compraventa de electricidad] o pueden vender a red eléctrica.

¿Cómo intentaría Nacho Bautista convencer a un pequeño inversor, a alguien que tenga en la cuenta quinientos, o mil, ó 3.000, ó 5.000 euros... cómo le convencería de que saque ese dinero de la cuenta y lo invierta en un proyecto?
Hay que tener cuidado. Digamos que puedes destinar a inversión una parte de ese dinero, para no tenerlo muerto, pero yo creo que otra tienes que tenerla de colchoncito. Con la parte que puedas invertir y que consideres que no vas a necesitar en el corto-medio plazo y que puedes ponerla a producir... pues es súperinteresante hacerlo. A día de hoy los bancos no te dan nada. Y de aquí a cuatro días nos van a empezar a cobrar por tener el dinero en el banco. Bueno, pues este tipo de iniciativas, con el filtro que nosotros ponemos, hacen posible que los proyectos en los que tú inviertas te den en torno a un 7% de rentabilidad. O sea, que tú vas a invertir mil euritos en un proyecto que va a estar pagándote todos los años ese 7% de rentabilidad. Ah, y, además, tenemos una herramienta para que, llegado el caso, y si lo necesitas, puedas deshacer tu posición. Esa herramienta se llama marketplace, y es totalmente pública. ¿Y para qué va a servir? Pues servirá para que, si tú eres dueño, partícipe y socio de una sociedad, dueña de esos activos, y en un momento dado lo necesitas... pues que puedas deshacer esa posición y desinvertir. O sea, que también dotamos de cierta flexibilidad.

¿Y cómo ha ido el negocio en estos dos años y medio, desde que en febrero del 19 la Comisión Nacional del Mercado de Valores diera luz verde a Fundeen?
Pues hasta ahora hemos financiado once proyectos, más de tres millones de euros. Casi 900 inversores han invertido con nosotros alguna vez, y tenemos más de 6.000 usuarios registrados en la plataforma.

Casi 900 inversores... Es como si cada día, desde la obtención de la autorización de la CNMV, Fundeen hubiese encontrado un inversor. Digo “uno al día” porque han pasado más o menos 900 días desde entonces… y con una pandemia de por medio. ¡Qué capacidad de convicción! ¿No hay nadie más en este país haciendo lo que hace Fundeen?
Haciendo esto exactamente... y tan verticalizados como nosotros, que solo nos enfocamos en energías renovables (de hecho, hasta ahora solo hemos hecho fotovoltaica)... pues estamos solo nosotros. Hay algún crowdfunding más haciendo también préstamos a iniciativas sostenibles, entre las que también se incluyen renovables, como Ecrowd!, y alguno más ha hecho alguna cosa, pero vertical... y realmente centrado en energías renovables... y que sepa bien lo que es un megavatio... nosotros.

Por lo visto, Fundeen no solo ha convencido a 900 inversores, sino también al mismísimo IDAE [Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, que es una entidad dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico] y al Grupo Enhol, todo un referente en el sector de las energías renovables. Soy todo oídos.
Sí. IDAE y Enhol han invertido en nuestra empresa. Se han convertido en socios de la compañía y han aportado entre los dos un millón de euros, un capital que vamos a utilizar para crecer, para poder acceder a proyectos con mayor capacidad, para ampliar nuestra base de usuarios. El último proyecto que hemos financiado tenía 1,3 megavatios, y ha sido un millón de euros lo que hemos levantado mediante la plataforma. Con IDAE y Enhol la idea es poder subir de un millón a dos, a tres, a cuatro, a cinco; y también queremos hacer otro tipo de productos. Hasta ahora, la gente que invierte con nosotros lo que hace es adquirir acciones de las sociedades dueñas de los activos, dueñas de los paneles, de las estructuras, que se van a montar y que van a producir una electricidad; y lo que sucede es que esa electricidad, una vez vendida y descontados todos los gastos operativos, genera unos beneficios que se reparten entre los inversores y con los que sacas una rentabilidad determinada [en torno al 7%]. Pues bien, ahora, además, con la entrada de IDAE y Enhol, lo que queremos es empezar a hacer deuda, empezar a conceder préstamos a los proyectos... proyectos que –insisto– siempre evaluamos. La idea es que la gente, en lugar de ser un socio accionista de la sociedad, pues va a ser un prestamista, como si fuese un banco, y va a recibir un tipo de interés, como reciben los bancos cuando conceden un crédito. Para todo eso hemos captado esos fondos de IDAE y Enhol, para hacer la compañía un poco más grande, invertir en el plan de crecimiento que tenemos y hacer más cosas.

Todo un espaldarazo, habida cuenta de la entidad de la que estamos hablando, el IDAE.
Sí, estamos muy contentos. Muy, muy contentos. Ha sido una operación complicada. De hecho somos la primera startup, por definirnos así, en la que invierte el IDAE en toda su historia. El IDAE siempre ha tenido un rol inversor, y ha invertido en parques eólicos y en cosas así, hace años, cuando todo esto era un poco más innovador y un poco más volátil... Y, bueno, ahora están retomando ese rol inversor que siempre han tenido, y están empezando a invertir en startups. Y nosotros hemos sido la primera. Nos ha llevado tiempo cerrar la operación, porque ha habido que hacer un proceso de aprendizaje, un proceso largo. Pero estamos súpercontentos. Yo creo que al final el hecho de que el IDAE apueste por una compañía como nosotros es súper importante, muy potente para nosotros.

Y luego Enhol es una empresa histórica: montaron su primer parque eólico en el 98 y 25 años después acumulan muchísimo conocimiento. Además, compartimos con ellos muchos valores, compartimos mucha visión de cómo invertir en este tipo de activos. Me refiero a una visión finalista, que es un poco la que tenemos nosotros, y que es la que tienen ellos: ellos desarrollan los proyectos, los construyen y los operan durante toda su vida útil, algo que es exactamente por lo que abogamos nosotros, y no tanto por hacer un negocio hiperfinanciero de esto, de ahora construyo un proyecto, luego lo opero durante dos años, le pongo un lacito y se lo vendo al siguiente inversor. No. No es eso. Nosotros, y Enhol, abogamos más por que la gente vea la bondad económica y financiera –y también la sostenibilidad– en esa tenencia de activos, en tener unos activos tangibles, que producen beneficios y que te están repartiendo dinerito todos los años.

¿Cuántas operaciones ha ejecutado ya Fundeen?
Once. A red, dos. Pero esas dos suman 1,8 millones de euros de inversión. Las otras nueve, que son autoconsumos, suman 1,3. Hemos financiado instalaciones solares fotovoltaicas para autoconsumo en residencias de personas mayores, en empresas madereras, en hoteles, en campos de golf, en empresas que se dedican a los materiales de construcción...

¿Y cuáles son ahora mismo las expectativas?
Tenemos cierta ilusión con el tema de la subasta que acaba de anunciar el Gobierno. La subasta reserva trescientos megavatios de potencia a proyectos de menos de cinco megas y que tengan un 25% de inversores locales y... bueno, yo creo que tenemos una solución interesante para ese tipo de proyectos, para ese cupo. Así que tenemos bastantes esperanzas puestas en el tema de la deuda, que va a tener una rentabilidad un poquito menor. En todo caso, este año vamos a intentar cerrar en torno a los seis, siete millones de euros financiados en nuestra plataforma. Y el año que viene vamos a ver si somos capaces de llegar a los 20.

Y, por fin, ¿qué tiene Ávila que no tenga Madrid?
Jajaja, Ávila es donde nacimos Adri y yo, que somos los dos fundadores. Es una ciudad pequeñita, no llega a los 60.000 habitantes, una ciudad en la que no hay muchas oportunidades para los jóvenes, ni para la gente en general. Y, bueno, creíamos que otra parte de nuestra misión con la empresa era ayudar a nuestra ciudad, a la ciudad que nos ha visto crecer, y poder generar aquí puestos de trabajo. Así que la mitad del equipo está aquí. A día de hoy somos 14, y aquí en Ávila estamos en torno a seis o siete, mientras que la otra mitad está en la oficina que tenemos en Madrid. Nos toca tener oficina en Madrid porque la realidad del mundo es la que es, pero la sede fiscal y social está aquí, en la ciudad en la que nacimos.

Entrevista incluida en la edición de septiembre de la revista de papel Energías Renovables (ER 204)

Tags: Solar
Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).