biomasa

La Agenda Forestal de Navarra cuenta con la biomasa de forma destacada

0
El portal Actualidad Jurídica Ambiental acaba de resaltar una de las últimas iniciativas legislativas en torno a la política forestal que dejó el final de 2019. Se trata de la Agenda Forestal de la Comunidad Foral de Navarra 2019-2023. Cinco de los grandes ejes que lo sustentan cuentan con objetivos y medidas asociados al aprovechamiento energético de la biomasa forestal. El primer objetivo es “promover el aprovechamiento térmico de la biomasa forestal de origen local en un entorno local” y entre las medidas está reducir el IVA que es aplica a las astillas para usos térmicos.
La Agenda Forestal de Navarra cuenta con la biomasa de forma destacada
Navarra quiere reducir el IVA que se aplica a las astillas forestales para usos térmicos

La Agenda Forestal de Navarra se aprobó mediante un Acuerdo de Gobierno del 13 de noviembre de 2019 y se publicó en el Boletín Oficial de Navarra el 27 de noviembre. Gobernanza Forestal. “Surge como respuesta a una necesidad de actualización estratégica de la política forestal en Navarra y sus instrumentos de planificación”, afirman desde esta comunidad foral.

El documento se sustenta en cuatro ejes: gobernanza forestal, cambio climático y riesgos naturales; fomento del sector forestal; conservación de la biodiversidad e innovación y conocimiento. A su vez, de estos ejes derivan 31 programas, 86 objetivos y 203 medidas. Son varias de estas últimas las que afectan al aprovechamiento energético, aunque las más concretas están dentro del Programa de fomento de la biomasa forestal.

De entrada se afirma que “el aprovechamiento de la biomasa forestal supone una oportunidad que no se debe perder en Navarra, donde existe un gran potencial”. Tras recordar otras iniciativas en marcha al respecto, como el III Plan Energético de Navarra horizonte 2030, se afirma que “el fomento de la producción forestal de madera y biomasa mediante un sistema de incentivos a la propiedad podría suponer un superávit neto para la Administración Foral de 1,4 millones de euros, además de reducir otros costes de extinción de incendios y gestión de riesgos naturales”.

Reducción del IVA del 21 al 10 por ciento para las astillas forestales para usos térmicos
A partir de aquí se exponen los cuatro principales objetivos del programa: promover el aprovechamiento térmico de la biomasa forestal de origen local en un entorno local; dar ejemplo por parte de la Administración Foral en el autoconsumo de la biomasa forestal y apoyar su desarrollo en las entidades locales; eliminar barreras normativas para el suministro de biomasa y desarrollo de instalaciones térmicas; y comunicar a la sociedad sus beneficios.

En cuanto a las medidas concretas, cuyo grueso está previsto que se lleven a cabo durante 2020 y 2021, destacan las ayudas a la maquinaria de recogida, transporte y tratamiento de la biomasa forestal; la reducción del 21 al 10 por ciento del IVA para las astillas forestales para usos térmicos; y la modificación del Reglamento de las Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) para incluir el uso de la biomasa forestal en igualdad de condiciones que otras fuentes de energía.

Eliminar barreras normativas
También se propone eliminar barreras normativas y desarrollo de instrumentos para el suministro de biomasa entre entidades locales (comarcas municipales) y desarrollar un plan para implantar la biomasa en el sector público que contempla diez propuestas encabezadas por el programa y financiación para la colocación de instalaciones de biomasa en edificios públicos de la Administración Foral.

En este último plan también se contempla, entre otras, la puesta en valor de las fincas de Patrimonio Forestal de Navarra para estudios sobre diferentes especies, el fomento de sinergias entre diferentes entes de la Administración, la valoración de las tecnologías que mejor se adaptan a la biomasa forestal de origen local y el desarrollo de infraestructuras logísticas que puedan utilizarse conjuntamente con otras entidades locales para apoyar sus iniciativas.

“Hacer más atractivo el uso de leña para los hogares”
En el eje del cambio climático y los riesgos naturales hay un programa de prevención proactiva con una medida para el fomento de actividades forestales sinérgicas en masas en riesgo que incluye el aprovechamiento energético. Con ello se quiere fomentar “la extracción de recursos que disminuyan la cantidad y densidad de combustible presente en estas áreas, fundamentalmente bosques de Quercus y Pinus.

Como elemento importante para impulsar esas sinergias está el “hacer más atractivo el uso de leña para los hogares, en primer lugar mediante el sostén a las instalaciones térmicas de leña de tipo doméstico o público (fomento fiscal de la adquisición y/o mejora)”. “De este modo se cumple el doble objetivo de fomentar específicamente el uso de energías con balance de carbono igual a cero, además de favorecer el manejo y movilización de recursos en bosques con escaso manejo selvícola y con alto riesgo de padecer importantes incendios”, señalan.

Tradición de apoyo a la biomasa forestal
En general, Navarra ha llevado a cabo durante los últimos años un apoyo decidido a la bioenergía, aunque algunos datos reflejan cierta desaceleración. Es el caso de los aportados por el Observatorio de la Biomasa de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa para 2018, en los que Navarra aparece como una de las diez comunidades autónomas donde más descendió el negocio de la instalación de calderas y estufas.

En el lado de los apoyos, en 2013 el Gobierno de Navarra aprobó una serie de medidas para promover la investigación y gestión forestal sostenible y el uso de la biomasa como recurso energético. En 2016 el nuevo Gobierno de Geroa Bai se comprometió a continuar con este apoyo, destacando que “la aportación de la biomasa forestal a la energía no eléctrica se incrementó un 23 por ciento en dos años”. Recientemente se declaró “inversión de interés foral” una red de calor en el barrio pamplonés de la Txantrea que cambia el gas por la biomasa.

Añadir un comentario