biogás

El biometano mueve ficha ante la futura estrategia europea sobre movilidad sostenible e inteligente

0
La Comisión Europea mantendrá abierta una consulta pública hasta el 23 de septiembre de 2020 en torno a la estrategia integral para una movilidad sostenible e inteligente. Forma parte de las medidas englobadas en el Pacto Verde Europeo, y el sector del biogás/biometano en España y Europa ya ha movido ficha al respecto. Solicitan que se tenga en cuenta al biometano en dicha estrategia para asegurar un mayor despliegue del mismo, y lo tildan como el combustible más sostenible junto a la electricidad.
El biometano mueve ficha ante la futura estrategia europea sobre movilidad sostenible e inteligente
Tabla comparativa de emisiones de CO2 en el transporte según fuente de energía empleada. Fuente:EBA

“El biometano es actualmente el único combustible sostenible, además de la electricidad verde, que está fácilmente disponible y permite la descarbonización rápida de todas las áreas de transporte”. Así se tajantes se muestran en la Asociación Europea de Biogás (EBA en sus siglas en inglés) a la hora de presentar al biometano como firme candidato a tener en cuenta en la futura estrategia europea sobre movilidad sostenible e inteligente.

Realmente, aún con el cuestionamiento que en su día presentó el Tribunal de Cuentas Europeo y otros posteriores sobre el aceite de palma para biodiésel, los combustibles que cuentan con hasta catorce esquemas de certificación de la sostenibilidad son los biocarburantes. Por otro lado, en países como España, la disponibilidad del biometano para transporte es actualmente ínfima.

No obstante, la EBA considera que para ampliar su desarrollo e implantación en Europa es indispensable que forme parte de la estrategia sobre movilidad sostenible e inteligente que prepara la Comisión Europea (CE). En estos momentos esta iniciativa se encuentra en período de consulta pública hasta el 23 de septiembre de 2020.

Mejor del pozo a la rueda que del tanque a la rueda
Para conseguir un mayor despliegue del biometano gracias a la estrategia consideran que se deben establecer objetivos de incorporación en el transporte para 2030. También piden que se cambie el enfoque a la hora de medir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): pasar de calcularlas del depósito del combustible a la rueda (conocido en inglés como tank-to-wheel) a del pozo a la rueda (well-to-wheel) e incluso a todo el ciclo de vida (LCA), que incluye el desguace y reciclaje.

La EBA solicita que este enfoque se tenga en cuenta para 2030 “en toda la legislación relacionada con el transporte y los combustibles para garantizar la cuantificación precisa y completa de las emisiones de CO2”. “No se podrá reconocer al biometano como un contribuyente sin CO2 en pie de igualdad con la electricidad, mientras no se implemente el WtW/ LCA”, advierten.

En octubre del pasado año un estudio realizado por el instituto de investigación IFP Energies Nouvelles en Francia, concluyó que “para vehículos ligeros, comerciales e incluso pesados de doce toneladas, el uso de un motor impulsado por biometano ofrece los mejores resultados en términos de emisiones de GEI”. Otros estudios, sin embargo, cuestionan las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas.  

Motores compatibles con el biometano
De cara al mercado automovilístico, la EBA pide que se “aliente a los fabricantes de automóviles de la UE a desarrollar y producir los motores de gas como combustible para acelerar la incorporación del biometano en el sector del transporte”. Y recuerdan que “los motores de combustión interna de gas estándar son compatibles con el biometano”.

En España, Gasnam, asociación que fomenta el uso del gas en la movilidad, tanto terrestre como marítima, también puso ayer de manifiesto en una nota de prensa la necesidad de apostar por el biometano, porque “ofrece oportunidades de despliegue inmediato, fabricación de motores y automóviles en la UE y un impacto positivo directo en la descarbonización de todos los segmentos del transporte, desde los vehículos ligeros al transporte pesado por carretera, el ferroviario y el marítimo, estos últimos de difícil electrificación”.

“Incluso reducciones netas negativas de CO2”
Desde la EBA añaden que “la cantidad de GEI que ahorra el biometano depende del tipo de materia prima que se utiliza y de cómo se controla el proceso de producción. En la mayoría de los casos se obtiene de materias primas sostenibles, producidas de manera sostenible y utilizando el digestato para fertilizar el suelo, minimizando el uso de fertilizantes minerales o químicos y, por lo tanto, evitando nuevas emisiones”.

Por último, la misma asociación explica que el documento en el que defienden la participación del biometano en la estrategia integral para una movilidad sostenible e inteligente ha tenido en cuenta once estudios comparativos que analizan las emisiones de transporte por tipo de combustible y muestran que este gas renovable “puede alcanzar incluso reducciones netas negativas de CO2 en el transporte”.

Añadir un comentario