sergio de otto

La opción de De Gaulle (ER 54)

0

Sergio de Otto
[email protected]

Es habitual que los defensores de la energía nuclear, tan activos y prolijos estos días, pongan como ejemplo paradigmático de una sabia y acertada política energética la apuesta francesa de los años sesenta por la energía nuclear. En efecto, cuando en 1958 el General De Gaulle vuelve al poder una de sus prioridades —una vez solucionado el conflicto argelino— fue retomar y relanzar la política nuclear que había iniciado la IV República. De Gaulle, obsesionado por la independencia de Francia, vio en la opción nuclear, tanto en su vertiente militar como energética, una oportunidad histórica de evitar quedar atrapado en la órbita de los Estados Unidos y mantener a toda costa “la grandeur” de su país.

Hoy, con lo que ha llovido desde entonces, podemos discrepar de la política del viejo general pero es indudable que, para cumplir su objetivo de incrementar la independencia de Francia, aquella opción —a la que añadió el portazo a la OTAN y otros gestos similares— fue un acierto; insisto, para lo que entonces se sabía y para las posibilidades tecnológicas del momento.

Hoy, España tiene una oportunidad histórica para darle la vuelta a la suicida dependencia energética que padecemos —la más alta de la Unión Europea, no lo olvidemos— y crearnos nuestra propia “grandeur”. Inspirados por la parte positiva que impulsó el fundador de la V República francesa pero, obviamente, con otra receta completamente distinta: podemos y debemos apostar, echar el resto, volcarnos en nuestra opción….. renovable ¡Obviamente!

Hoy, sabemos que el binomio usos bélicos y usos energéticos de la energía nuclear es indisoluble; hoy sabemos que el problema de los residuos nucleares no está resuelto; hoy sabemos que cada nueva instalación nuclear multiplica el riesgo de accidente por mucho que mejore la tecnología; hoy sabemos que no podemos decirle al mundo que unos países “malos” no tienen derecho a la tecnología nuclear y que otros que somos “buenos” sí; hoy sabemos que la posibilidad de un nuevo Chernóbil es muy pequeña pero que de hacerse realidad sería inasumible; hoy sabemos que el terrorismo internacional tiene estas instalaciones en cabeza de sus objetivos; hoy sabemos, en definitiva, muchas más cosas de las que sabía el General De Gaulle.

Pero hoy, sobre todo, sabemos que existen otras tecnologías para aprovechar la energía que nos envía generosamente cada día el sol; hoy sabemos que España tiene recursos, muchos recursos naturales, sol, viento, agua y superficie agrícola y forestal para aprovechar esa energía; hoy sabemos que el sector de las energías renovables es uno de los pocos en los que España está en el pelotón de cabeza tecnológico; hoy sabemos que somos líderes mundiales en el desarrollo e implantación de varias tecnologías; hoy sabemos que el modelo energético puede cambiarse, sólo es necesario tener el valor y la visión que tuvo Francia y lanzarse a la conquista del futuro, sin medias tintas, con decisión, a por todas, para liderar en Europa ese cambio de modelo energético que la Comisión Europea acaba de apuntar tímidamente.

Sí, definitivamente hoy tenemos la oportunidad histórica de hacernos grandes en uno de los pilares del mundo actual como es el de la energía. No es necesario un De Gaulle, porque es tarea de todo un país, de una sociedad democrática, de un tejido industrial como el que tenemos, de unos ciudadanos informados crear un futuro renovable. Lo otro, por mucho que se empeñen sus profetas, es una receta del pasado.

Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).