panorama

Javier García Breva, presidente de la Fundación Renovables

“El Gobierno propone llevar las renovables a los Presupuestos Generales del Estado”

1
El presidente de la Fundación Renovables considera que el anteproyecto de ley “por la sostenibilidad energética” utiliza demagógicamente conceptos medioambientales y no servirá para resolver los graves problemas que tiene el sistema energético español. En declaraciones a ER, García Breva afirma que del texto se desprende que el Gobierno quiere trasladar el coste de las renovables a los Presupuestos Generales del Estado, lo que supondrá el fin de las políticas de apoyo a estas tecnologías.
“El Gobierno propone llevar las renovables a los Presupuestos Generales del Estado”

P El proyecto de ley  habla de protección del medioambiente para justificar los nuevos impuestos, ¿le parece correcto?
R Cuando te acercas a este anteproyecto lo que más sorprende es el título: “Medidas fiscales en materia medioambiental y de sostenibilidad”. Y en la exposición de motivos, la única apelación que se hace para justificar estos nuevos impuestos es “la protección de nuestro medio ambiente y la protección de nuestro rico patrimonio natural” , junto con la “internalización de costes medioambientales”. Están utilizando una terminología y conceptos de política medioambiental  que luego en el articulado no aparecen por ningún lado. Lo que se está haciendo es apropiarse de esos conceptos medioambientales para tomar medidas que no tienen nada que ver con la protección del medioambiente. Lo que más daño puede estar haciendo al medioambiente en estos momentos a nuestro país con respecto al uso de la energía es el elevado consumo y dependencia de los combustibles fósiles, la elevada intensidad energética y las emisiones de CO2.

¿No se dice nada en el anteproyecto de ello?
R Curiosamente en el articulado nada se dice de esto. Prácticamente no aparece ningún concepto que se pueda utilizar como cambio en los usos de la energía para la protección al medioambiente. Hacen un uso demagógico de los conceptos medioambientales para ocultar luego otras medidas fiscales.

P ¿Cuáles son esas medidas?
R Toda  esta jerga medioambiental lo que está escondiendo es la creación de nuevas figuras impositivas. Se dice que la recaudación que se obtenga con estos nuevos impuestos se consignará  en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para ajustar los costes de las energías renovables y del ahorro y la eficiencia energética. ¿Qué se está queriendo decir con esto? Pues, evidentemente, que el coste de las renovables se va a trasladar posteriormente a los PGE. Esto es como decir: hemos terminado ya con el sistema de apoyo a las renovables que ha estado en España funcionando desde el RD 436 del año 2004, lo llevamos a los PGE con lo cual liberamos a la tarifa eléctrica de los costes de las renovables y de los costes del ahorro y la eficiencia energética. Cuando se habla de coherencia ambiental en la exposición de motivos lo lógico sería pensar en que se van a apoyar las renovables y el ahorro y la eficiencia, como incluso ha llegado a decir el propio ministro. Sin embargo, cuando vamos al articulado, no solo se mantiene el RDL 1/2012 que ha establecido la moratoria a las renovables y aquella parte del RDL 13/2012 que prácticamente ha dejado sin recursos la política de ahorro y eficiencia energética en España, cuando lo coherente sería que esas normas se derogaran, sino que se nos anuncia que los recursos que se van a obtener mediante estas figuras impositivas van a servir  para sacar las primas a las renovables de la tarifa eléctrica y trasladarla a los PGE.

P ¿Qué consecuencias tendría ese traslado a los PGE?
R Supone, literalmente, el fin de las políticas de fomento de las energías renovables en España y de las políticas de fomento del ahorro y la eficiencia energética.

P La nueva norma también dice que la sociedad debe asumir el coste de la gestión del uso de la energía nuclear…
R En la exposición de motivos se nos dice que la energía nuclear tiene unas “cargas y servidumbres” , como la responsabilidad civil por accidentes nucleares y la gestión de los residuos nucleares, y que esas cargas y servidumbres tienen que trasladarse a la sociedad y al Estado, cuando lo lógico sería que quienes las soporten sean los propietarios de las centrales nucleares, que para eso han estado percibiendo una retribución extraordinaria por el sistema de conformación de precios del pool eléctrico. Esto es indignante. Se nos echa a todos los ciudadanos del país una responsabilidad que debería ser exclusiva de los propietarios de las centrales nucleares. Esto define claramente la falacia nuclear. La energía nuclear es inviable, incluso se llega a reconocer que es muy difícil evaluar el impacto económico de estas cargas. En el caso de Fukushima ya va por más de 100.000 millones de euros la responsabilidad civil. También es imposible evaluar el coste de la gestión de residuos. Este anteproyecto de ley es un inmenso regalo a los propietarios de las centrales nucleares. Sería necesario exigir una explicación al gobierno por esto que dice respecto a la energía nuclear. Es un desprecio a la ciudadanía.

P ¿Y con respecto a otras tecnologías convencionales?
R Aquí hay otro engaño. Apropiándose también de un concepto que es bastante más importante de lo que parece, el de internalización de costes, se dice que estos impuestos se ponen para aplicar la internalización de costes ambientales  del gas, del fuel, del gasóleo, de la gran hidráulica. Realmente, no se trata de un problema de internalización sino de reconocer que estas fuentes energéticas estaban gozando en estos últimos años de unas exenciones fiscales que son enormes. De esta manera, cuando se habla de internalización de costes ambientales, en realidad lo que se están reconociendo son unas subvenciones que estas tecnologías han obtenido con el beneplácito de los reguladores y que ahora se eliminan, pero su coste se va a trasladar a los consumidores con nuevas subidas de luz y de gas.

P ¿Confía en que durante la tramitación parlamentaria se pueda cambiar la ley?
Alguien que sea demócrata debe esperar que tanto del Parlamento español como el Senado se percate de alguna de estas incoherencias y de esta manipulación de conceptos. Ninguno de los graves problemas que tiene nuestro sistema energético se abordan en este anteproyecto de ley. Esta es una medida absolutamente coyuntural, un parche que va a suponer que los consumidores van a tener que pagar más impuestos y que hará desaparecer las renovables de la tarifa. Con este dinero el gobierno intentará que el sistema eléctrico mantenga los recursos actuales y el déficit se pueda contener durante un tiempo, pero en cuanto entremos en el año 2013 los temas se van a volver a plantear y con mayor crudeza, porque lo que es la clave de nuestro sistema eléctrico, que son los costes regulados, no se toca en absoluto. Esos costes son los que garantizan a las tecnologías convencionales los ingresos que necesitan para seguir funcionando

Añadir un comentario
toorwind
Buenos días , como siempre los politicos y las energías renovables no se entienden, la solución está en manos del gran público , la gente y las comunidades de vecinos tienen que unirse para explotar sus tejados y parcelas con placas solares o con molinos que tengan las patentes abiertas, como los toorwind, sólo hay que descargar los planos e ir al mecánico del barrio, después llamar al instalador de antenas y ha generar energía , pasando del gobierno y del ayuntamiento. Animo el cambio está cerca.