fotovoltaica

Som Energía inicia la construcción en Sevilla de una planta de 2 MW para autoconsumo colectivo

3
Som Energia va a iniciar la construcción de una planta fotovoltaica en Sevilla, de 2,16 MWp de potencia y capaz de abastecer de electricidad verde a unos 1.300 hogares. La formula para sufragar su coste, 2 millones de euros, es mediante un innovador sistema de autoconsumo colectivo. Desde que la cooperativa dio a conocer la iniciativa hace diez días,  370 personas han aportado ya más de 360.000 euros.
Som Energía inicia la construcción en Sevilla de una planta de 2 MW para autoconsumo colectivo
Los responsbles de Som Energia y Energés firman el contrato para la construccción de la planta.

La planta se ubicará en el municipio de Alcolea del Río y es uno de los tres proyectos que llevará a cabo Som Energía a través de Generación kWh. Conjuntamente tendrán un valor de 5 millones de euros y generarán 10 GWh de energía verde, el equivalente al uso anual de 4.000 hogares españoles. 

"Diga lo que diga el Gobierno, una nueva generación de personas ha comenzado a autoconsumir colectivamente su propia electricidad verde". Estas han sido las palabras de Gijsbert Huijink, gerente de la Cooperativa Som Energia, en el momento de firmar el contrato con la empresa Energés Gestión Medioambiental, que será la encargada de construir la planta fotovoltaica y también comprometida con el cambio de modelo energético.

Som Energia señala que después de la supresión de las primas a las nuevas instalaciones renovables, este es el primer proyecto que se desarrolla en España para volcar electricidad verde a la red sin ningún tipo de ayuda y haciendo frente al reciente impuesto a la generación (7% de la producción). Con una inversión de 2 millones de euros, una potencia de 2,16 MWp y una generación anual de 3.400.000 Kilovatios hora, su producción eléctrica equivale a la demanda de unos 1.300 hogares.  

Las personas por delante del beneficio económico
Esta nueva fórmula de inversión permitirá a los socios de la cooperativa proveerse de su propia energía, fácilmente y de forma colectiva. En palabras de Ana Marco, presidenta de Som Energia, esta iniciativa muestra la voluntad de la cooperativa de "poner el interés de las personas por delante del beneficio económico y encontrar fórmulas para vencer las barreras impuestas por la administración en el sector renovable".

Nuri Palmada, responsable de proyectos de la cooperativa, explica que este nuevo modelo de financiación "nos permite generar nuestra electricidad y pagar por ella el precio que cuesta producirla". En cuanto a la ubicación, señala que se ha escogido este municipio de Sevilla al ser una de las zonas con más insolación de la península, pues "tenemos que hacer algo ante la retirada de incentivos que desde 2013 ha paralizado los nuevos proyectos de energía renovable. No puede ser que España cuente con un 65% más de irradiación solar que Alemania y que Alemania produzca un 600% más de energía fotovoltaica que España."

Tres proyectos
Som Energía señala que desde que el pasado 22 de junio se abrieron las inversiones, más de 350 socios, con una media de aproximadamente 1.000 € por aportación, han invertido ya más de 350.000 €. El objetivo previsto es llegar a finales de este mes de julio al primer millón de euros de los 5 millones necesarios para llevar a cabo todos los proyectos.

La planta fotovoltaica de Sevilla es el primero de los tres  que se pondrán en funcionamiento, ya que, como indica Som Energia, "para cumplir el objetivo de ajustar la producción a la curva de uso real de electricidad es importante contar con un mix de varias tecnologías como la fotovoltaica, la eólica y la minihidráulica". La producción estimada por el total de los tres proyectos será de 10 GWh, equivalente al uso de electricidad de 4.000 hogares españoles.

Participar en la Generación kWh es fácil. Cada participante decide la cantidad de dinero que desea invertir y con la suma de las inversiones recogidas, se impulsan los nuevos proyectos renovables. A partir de aquí y durante 25 años cada inversor recupera el total de la aportación realizada y obtiene un pequeño ahorro en la factura de la luz porque accede, a precio de coste, a la electricidad verde producida. Por ejemplo, con una inversión de 2.000 € se puede generar durante 25 años toda la electricidad que usa anualmente un hogar tipo (3.500kWh / año).

Más de 20.000 soocios
Con sólo 4 años de existencia, esta cooperativa sin ánimo de lucro cuenta ya con 20.200 socios repartidos por todo el estado español organizados en cerca de 60 grupos locales, superando los 25.400 contratos mensuales de luz verde (cada socio puede tener más de un contrato) y prevé para este 2015 una facturación de más de 15 millones de euros.

Entre el año 2010 y el 2013 Som Energia puso en marcha 9 proyectos de producción de energía renovable con el objetivo de cubrir con recursos propios el 100% de la demanda de sus socios. Desde entonces, sigue trabajando para encontrar nuevas fórmulas, como la Generación kWh, que le permitan llegar a cubrir la totalidad de la demanda de sus socios con proyectos propios.

Nueva terminología
Som Energia aprovecha el anuncio de la construcción de esta planta para reivindicar la utilización de una terminología que evite la confusión existente en el sector.

Pide, en primer lugar, que se hable  de "autoproducción" en lugar de "autoconsumo" cuando se habla de generación de energía. En segundo lugar y referente a las energías renovables, pide que se evite usar el término "consumo" de electricidad y potenciar "utilización" de electricidad, pues al contrario que cuando se habla de combustibles fósiles, los recursos renovables no se consumen sino que, simplemente, se utilizan, argumenta.

 

Añadir un comentario
santaklaus
Cuando se inaugure deberían invitar al ministro Soria, ese que dice que el meridiano de Greenwich pasa por Canarias. Como mínimo echará espumarajos por la boca.
Toni
Hay que ser burro para priorizar una estupidez como el idioma de rotulación a los claros beneficios que ofrece la autoproducción energetica...
Javier
Mientras no rotulen en castellano no quiero nada con esta gente.