biomasa

L Solé llega a los 33 MW de biomasa térmica en Francia

0
En plena celebración de uno de los eventos europeos de referencia para la biomasa, Bois Energie (Saint Etienne, Francia, del 13 al 14 de marzo), L Solé ha presentado sus números en Francia: 33 MW que ofrecen soluciones térmicas en procesos industriales utilizando diferentes biomasas como materia prima. Desde 2003 esta empresa radicada en Girona ha suministrado equipos a trece instalaciones del país vecino. Dentro de unos meses entrará en funcionamiento la mayor de todas ellas, ya que dispone de 7 MW para una caldera de agua caliente empleada en el secado de mazorcas de maíz.
L Solé llega a los 33 MW de biomasa térmica en Francia

El año pasado, en la misma feria Bois Energie, L Solé ya presentó sus avances en Francia, que por aquel entonces concretaban en 14 MW térmicos. Con la entrada en funcionamiento, entre otras, de tres calderas de agua caliente para procesos de secado de mazorcas de maíz que suman 12,6 MW, contarán con 33 MW. La última de las calderas se pondrá en marcha en los próximos meses y será la mayor instalada hasta el momento, con 7 MW. Según indican desde la empresa, en la mayoría de las operaciones la biomasa ha sustituido a combustibles fósiles.

Uno de los ejemplos que ponen es el de una destilería que eliminó un gastó de 500.000 euros anuales de gas natural y de gestión del residuo orgánico o bagazo de la uva convirtiendo a este en el combustible dentro de una planta de 4 MW. “Si no consumieran su propia biomasa y ésta se adquiriera en el mercado, el consumo estimado sería de 200.000 euros al año, por lo que igualmente esta fuente renovable seguiría siendo más competitiva”, aclaran desde L Solé.

Calderas con biomasas propias o externas
Secador de madera y de otros procesos agroindustriales, calefacción y energía térmica para invernaderos son algunos de los destinos de las calderas instaladas en industrias francesas, que tienen un rango de potencia de entre 300 kW a la mencionada de 7 MW y cubren varios sectores: madera, carpintería, maíz, floricultura, destilería... La gran mayoría emplean biomasa secundaria, procedente de la propia actividad de la industria.

Al ser calderas policombustibles, determinadas plantas añaden en algún caso biomasa primaria. “Esta es la ventaja critica de LSolé, ya que permite aceptar variedades diferentes de forma que abre las posibilidades al máximo dentro del radio de 70-80 km de coste logístico y es determinante para garantizar los precios más bajos de biomasa”, señalan desde la empresa.

En L Solé creen que se mantendrá el crecimiento en Francia, especialmente por el desarrollo e implantación de su nueva serie de calderas ES (Essential Series), protagonistas en Bois Energie, donde las presentan como “un producto propio pensado para acercar las ventajas de la biomasa a un mayor número de industrias y edificaciones y está dotado con su característica tecnología de parrilla móvil de alta eficiencia”.

Añadir un comentario