biogás

El biogás trasciende las fronteras de las renovables y llega a la economía circular

0
“El biogás no debería ser identificado tan solo como una fuente de energía renovable; compararlo con la energía eólica o la fotovoltaica puede llegar a minusvalorar otros muchos beneficios”. El centro tecnológico Ainia sustenta esta afirmación en muchos años de I+D sobre biogás y biometano y en la cualidad de ambos para enfrentarse al reto de la economía circular, en la que la propia Unión Europea le otorga un papel importante.
El biogás trasciende las fronteras de las renovables y llega a la economía circular
Investigadora de Ainia en procesos de producción de biogás

A principios del pasado año, cuando la Comisión Europea presentó un informe sobre los resultados y avances de las principales iniciativas asociadas a su plan de acción de 2015 sobre la economía circular, el biogás aparecía como unas de las tecnologías a potenciar, gracias especialmente a su transformación en biometano.

Antes y después se mantiene este potencial del biogás en la economía circular, a pesar de que en España su desarrollo industrial es escaso pero el investigador es notable. Ainia es un buen ejemplo de ello, con varias líneas de investigación y proyectos en marcha en este campo, y con una nueva jornada para finales de septiembre que anuncia ahora destacando la relevancia de este vector energético.

“El biogás no debería ser identificado tan solo como una fuente de energía renovable; compararlo con la energía eólica o la fotovoltaica puede llegar a minusvalorar otros muchos beneficios”, afirman desde Ainia; y añaden que “cuando las plantas de biogás se configuran bajo criterios de sostenibilidad aportan no sólo energía limpia y renovable, sino muchos más beneficios que facilitan el desarrollo de la economía circular”.

“El biogás es una joya”
En una línea similar se expresa Francisco Repullo, presidente de la Asociación Española de Biogás (Aebig), en el número especial de bioenergía de este mes de Energías Renovables: “queremos transmitirle (al Ministerio para la Transición Ecológica) algo que nos parece absolutamente esencial: el biogás no solo es valioso porque es fuente de energía. El biogás es una joya en muchos otros sentidos”.

Ainia y Aebig insisten en destacar el valor del biogás y su purificación como biometano en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero; en la reducción de residuos de diferente condición (ganaderos, agrícolas, alimentarios, depuradoras…); en la producción de fertilizantes orgánicos a partir del digerido sobrante tras la generación de biogás; y, por lo tanto, en su incorporación al concepto de biorrefinería.

Producir carne, mejor con biogás
“Producir carne de manera sostenible ya no es una opción, sino una inversión imprescindible para mantenerse en el mercado”, resaltan desde Ainia al referirse a las posibilidades de autoconsumo energético y reducción de residuos que significa invertir en producir biogás para muchas empresas.

Si se quiere profundizar aún más sobre ello, este centro tecnológico ubicado en Paterna (Valencia) organiza el 27 y 28 de septiembre, el curso Producción y uso de biogás y biometano dirigido a profesionales del sector del gas natural, energías renovables, gestión de residuos, industrias agrícolas, ganaderas, alimentarias y otras actividades productoras de residuos orgánicos, empresas del sector del agua y tratamiento de lodos de aguas depuradas.



Añadir un comentario