biogás

Biogás: plantas de dos en dos para superar la moratoria renovable

0
No son grandes plantas ni grandes proyectos empresariales, pero impiden que el biogás caiga en la parálisis total. Ludan Renewable Energy España acaba de terminar dos plantas en la provincia de Albacete y la Universidad de Extremadura y la empresa Eubiom firman un convenio para desarrollar dos instalaciones asociadas al aprovechamiento de subproductos de industrias agroalimentarias en la comarca de La Vera (Cáceres). Por su parte, Francisco Repullo, presidente de la Asociación Española de Biogás (Aebig) confía en que las noticias que hablan de una apertura de la moratoria a la biomasa incluyen al biogás.
Biogás: plantas de dos en dos para superar la moratoria renovable

Ludan Renewable Energy España, empresa que cuenta ya con una planta de biogás de 500 kW en Vall d’Uixó (Castellón), adelantó a Energías Renovables que acaba de terminar la construcción de dos nuevas plantas, de 350 KW cada una, en los municipios albaceteños de Chinchilla de Montearagón y Bonete. Durante este mes de noviembre arrancarán los motores de cogeneración y las plantas están diseñadas para valorizar purines de cerdo y diversos subproductos agroalimentarios, procedentes principalmente de la industria conservera y de procesado de vegetales. Luis Puchades, director de Ludan en España, afirma que “se trata de una iniciativa industrial lanzada por el grupo Sanchiz, a través de sus sociedades Pequechín e Inversiones Ganaderas Porcinas, con la participación de Ludan Energy Overseas, el fondo de inversión en plantas de biogás del grupo Ludan”.

La razón por la cual este tipo de plantas pueden salir adelante a pesar de la moratoria impuesta por el RD 1/2012 a las primas para nuevas instalaciones la explica Puchades: “las granjas porcinas son muy grandes y tienen consumos energéticos de electricidad y calor muy elevados (más de 200.000 euros anuales), por lo tanto no hay una venta a pool masiva, sino que una parte muy importante es autoconsumo energético”. También ayuda que sean plantas pequeñas, “se ha intentado hacer una inversión compacta y eficiente; el problema para el sector es que granjas del tamaño con las que trabajamos en Albacete hay muy pocas en España”.

Plantas en Murcia, Rumania y Cáceres
Ludan informa que las instalaciones cuentan con un novedoso sistema de recepción, trituración y homogeneización de los subproductos, con el fin de optimizar las producciones de biogás. Avanzan también que la empresa se prepara para ejecutar en los próximos meses otras dos instalaciones, una para la valorización de subproductos de la industria cervecera, en Murcia, para el grupo Damm, y otra en la explotación porcina Granja de Ves, con 3.000 cerdas reproductoras, considerada una de las granjas más modernas de España. Fuera de nuestras fronteras, Ludan Renewable Energy ha conseguido un contrato para la ejecución de una planta de 3 MW en Rumanía, “cuya dirección de obras, compra de equipos y puesta en marcha será organizada por el equipo de España”, apostilla Luís Puchades.

La semana pasada, la Junta de Extremadura también dio a conocer el convenio firmado entre la Universidad de Extremadura (UEX) y la empresa Eubiom para desarrollar dos plantas de biogás en la comarca cacereña de La Vera. La iniciativa surge de un estudio realizado por el Grupo de Investigación Dterma (Desarrollo Tecnológico en Energías Renovables y Medio Ambiente), dirigido por el profesor Francisco Cuadros, de la UEX, destinado a solucionar los problemas de gestión de residuos de la industria agroalimentaria extremeña. Eubiom será la encargada de construir una primera planta de biogás con posterior proceso de metanización que aprovechará los residuos de almazaras, aguas residuales de un matadero y restos de granjas avícolas. La planta está previsto que entre en funcionamiento en 2013, año en el que se comenzará a plantear otra instalación, en este caso con materia prima procedente del cultivo de tabaco.

Francisco Repullo, presidente de la Asociación Española de Biogás (Aebig), valora positivamente estos proyectos, pero mantiene la misma posición que el resto del sector: “entre esperanzados y preocupados”. Sobre las últimas noticias que hablan de la intención del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de levantar la moratoria renovable a la biomasa y la pequeña cogeneración, Repullo confía en que “cuando se habla de biomasa se incluye al biogás, porque si no se trataría de una injusticia y de un olvido imperdonable”. Sobre los temores mostrados por el ministerio ante diversos interlocutores por la posible entrada masiva de megavatios con derecho a prima, el presidente de Aebig recuerda que “no puede haber ni temor ni especulación alguna en el biogás porque nos conformamos con la potencia estimada en el PER 2011-2020, que son 216 MW en agroindustrial hasta 2020”.


Añadir un comentario