biocarburantes

Primera compañía española en unirse al programa de compensación de emisiones con biocarburantes de Air France-KLM

0
Con biocarburantes y otros combustibles sostenibles para la aviación, más conocidos por sus siglas en inglés: SAF (sustainable aviation fuel). Ficosa es la primera compañía española que participa en el programa Corporate SAF de la aerolínea Air France-KLM. Las empresas como Ficosa determinan una contribución anual al programa acorde con las emisiones de CO2 de sus viajes. El anuncio del programa citaba aceites usados, productos de desecho y residuos forestales como materias primas para la fabricación de SAF, es decir, biocarburantes, aunque uno de los primeros vuelos se hizo con un carburante sintético.
Primera compañía española en unirse al programa de compensación de emisiones con biocarburantes de Air France-KLM
Momento de la firma del acuerdo entre Ficosa y Air France-KLM

Quinientos litros de un queroseno sintético elaborado con CO2, agua y energía solar y eólica por Shell en su centro de investigación de Ámsterdam (Países Bajos), entraron en los depósitos de combustible de un avión de pasajeros que hizo el trayecto entre la capital neerlandesa y Madrid, según informaba KLM a principios de febrero. Dicha cantidad supone menos del dos por ciento del total del queroseno usado. KLM afirmó que fue el primer vuelo de pasajeros en el mundo en utilizar parcialmente queroseno sintético producido de forma sostenible.

Este vuelo ha sido el primer hito del programa Corporate SAF que Air France-KLM lanzaron a finales de enero y que se ha puesto de actualidad en España con la incorporación al mismo de la primera empresa de nuestro país. Como explicaron en su presentación en enero, el programa consiste en que los clientes corporativos de Air France y KLM, después de una estimación de las emisiones de CO2 asociadas a sus viajes, contribuyen con una aportación económica anual al desarrollo del mismo.

“Todas las contribuciones se invertirán en el abastecimiento y el consumo de SAF”, anunciaban entonces, incluidas las que haga Ficosa. Esta empresa española, que se define como “compañía global dedicada a la creación de soluciones de visión, seguridad, eficiencia y conectividad de alto contenido tecnológico para la industria de la automoción y la movilidad”, notificó la pasada semana la firma el 18 de marzo con Air France-KLM del  primer contrato de este tipo en España.

“Orgullosos de ser la primera compañía española en formar parte del programa”
Por lo tanto, como ha ocurrido hasta ahora con otros clientes como ABN Amro, Arcadis o Lavazza, Air France-KLM hará una estimación de las emisiones de CO2 de los viajes de Ficosa para que esta compañía determine la contribución anual que desea dedicar a Corporate SAF. “Estamos muy orgullosos de ser la primera compañía en España en formar parte del programa y, de este modo, aunar fuerzas con el grupo aéreo para contribuir a avanzar hacia un transporte aéreo más sostenible”, afirmó Javier Pujol, consejero delegado de Ficosa.

En la presentación de Corporate SAF se habló de los combustibles sostenibles que hoy en día están ya disponibles en porcentajes que llegan al cincuenta por ciento del total de queroseno consumido por las aeronaves. Se trata de biocarburantes elaborados con aceites de cocina usados, desechos orgánicos y residuos forestales. “Se pueden incorporar sin modificaciones en el motor y y con reducciones de las emisiones de más del 85 por ciento en comparación con el combustible convencional”, señalaban Air France-KLM.

Biocarburantes ya disponibles; combustibles sintéticos para el futuro
Sin embargo, parece que la principal apuesta queda más para el medio o largo plazo con un SAF, el queroseno sintético, que de momento, como demostró en el vuelo Ámsterdam-Madrid, no llega al cinco por ciento del total del depósito. De hecho, en la International Conference on Synthetic Sustainable Aviation Fuels de La Haya (Países Bajos) en la que se presentó este vuelo se habló de futuras plantas de producción y demostración aún alejadas de la escala comercial.

Por otro lado, ya desde 2012 KLM, en unión con el productor de biocarburantes para la aviación SkyNRG, lanzó el Corporate SAF Programme, que anteriormente se conocía como KLM Corporate Biofuel Programme. En esencia, se sustentaba en un objetivo parecido al de Corporate SAF: ofrecer a los clientes corporativos de KLM la oportunidad de volar con combustibles de aviación sostenibles absorbiendo la diferencia de precio entre estos y los convencionales.

En septiembre de 2019, otra aerolínea, la finesa Finnair puso en marcha la inicitiva Push the change (“contribuya al cambio”, en su traducción al castellano) con la cual son los propios pasajeros quienes optan por pagar, o no, un complemento que se dirige principalmente a la adquisición de biocarburantes por parte de la compañía.

Añadir un comentario