biocarburantes

Finnair fleta vuelos con biocarburantes pagados por los pasajeros

0
De forma voluntaria, y desde el pasado mes de agosto, el pasaje que embarque en vuelos de Finnair contribuye con entre uno y 65 euros a que la compañía vuele con biocarburantes producidos con aceites de cocina usados y compense sus emisiones de CO2. La iniciativa se encuadra en la campaña Push for change de la aerolínea, que pretende involucrar al pasaje en el camino hacia una aviación más sostenible. Para organizaciones como Stay Grounded (Quédate en Tierra) este camino pasa por reducir los vuelos.
Finnair fleta vuelos con biocarburantes pagados por los pasajeros

A principios de agosto Finnair anunció que dos vuelos entre Helsinki (Finlandia) y San Francisco (Estados Unidos) eran los primeros que implementaban la iniciativa de reducción de carbono Push the change, “contribuya al cambio”, en su traducción al castellano. Lo de “contribuya” es porque son los propios pasajeros quienes optan por pagar, o no, un complemento que se dirige principalmente a la adquisición de biocarburantes por parte de la aerolínea finesa.

Desde hace años, Finnair colabora con empresas como SkyNRG en la producción, distribución y uso de biocarburantes a partir de aceites de cocina usados para alimentar en parte las necesidades de combustible de sus vuelos. En el caso de los primeros encuadrados dentro del programa Push the change, la mezcla es del doce por ciento de biocarburante. Según la compañía, con dichos vuelos se consiguió ahorrar la emisión de 32 toneladas de CO2.

El pasaje tiene dos opciones para contribuir a este programa. Por un lado está la compensación de emisiones del vuelo en concreto que utiliza. Lo hace a través de una donación, que es de un euro en viajes de ida y vuelta dentro de  Finlandia, de euros si son en Europa y de seis si el destino es intercontinental.

Compensación de emisionies en Mozambique con cocinas seguras y eficientes con carbón vegetal
Desde Finnair detallan que “las donaciones se destinarán a un proyecto de reducción de emisiones en Mozambique que promueve la introducción de cocinas eficientes”. El proyecto tiene que ver con la biomasa también, ya que favorece la quema más segura y en menor cantidad de carbón vegetal. “También tendrá un impacto social positivo en la vida de mujeres y menores”, afirman, al ser las más expuestas al humo de las cocinas.

La otra opción es participar directamente en la compra del biocarburante con 10, 25 o 65 euros. “El combustible utilizado en aviación tiene un porcentaje máximo de biocaburante del 50 %, aunque normalmente solo contiene un pequeño porcentaje”, asegura Finnair, que recuerda que el que ellos emplean se produce a partir de aceite de cocina usado.

Otra opción para emitir menos CO2: no viajar en avión
Arja Suominen, vicepresidenta de Comunicaciones y Responsabilidad Corporativa de Finnair, considera esta iniciativa como “un paso importante para para proporcionar a nuestros clientes la oportunidad de compensar o disminuir convenientemente las emisiones de sus viajes", y espera que “cada vez estén más dispuestos e interesados en utilizar el servicio también en el futuro".

Desde otras iniciativas ciudadanas y ecologistas lo que se pide como solución más efectiva para reducir las emisiones procedentes de la aviación comercial es que se reduzcan los vuelos. Es una de las principales propuestas de la plataforma Stay Grounded (Quédate en Tierra), que entre otras campañas tiene en marcha una iniciativa ciudadana para solicitar a la Comisión Europea que proponga a los Estados miembros introducir un impuesto especial sobre los carburantes de aviación (queroseno).

Añadir un comentario