fotovoltaica

Un camión con techo fotovoltaico en su remolque podría ahorrar 1.900 litros de diésel al año

3
La reducción de costes de los módulos hace que la fotovoltaica sea cada vez más atractiva para el sector de la movilidad. El Instituto Fraunhofer para Sistemas de Energía Solar (ISE) ha evaluado el rendimiento de sistemas fotovoltaicos para vehículos comerciales –los de transporte refrigerado, por ejemplo– usando datos de radiación real. Y salen las cuentas.
Un camión con techo fotovoltaico en su remolque podría ahorrar 1.900 litros de diésel al año
Foto: Fraunhofer ISE

Fraunhofer ISE ha encontrado un gran potencial en este campo y está trabajando junto con otras empresas del sector de la logística y la automoción para integrar módulos fotovoltaicos en vehículos comerciales. El objetivo es instalarlos sobre el techo para apoyar con energía solar al motor o para refrigerar mercancías.

El empleo de energía solar fotovoltaica en estos vehículos puede contribuir a reducir el consumo de diésel y las emisiones de CO2. Y a cumplir así con la normativa ambiental y de protección del clima en el sector del transporte. “Con el desarrollo de una carrocería solar queremos poner la tecnología fotovoltaica a disposición del sector logístico y contribuir a bajar sus costes”, afirma Matthieu Ebert, jefe del Equipo de Eficiencia de Módulos y Nuevos Conceptos de Fraunhofer ISE.

Otros estudios sobre la viabilidad económica de este tipo de aplicaciones se han basado, hasta la fecha, en simulaciones con datos meteorológicos artificiales. Fraunhofer ISE ha trabajado en colaboración con la empresa logística Dachser y la de transportes Benzinger. Y ha equipado varios remolques con sensores para medir el potencial de insolación en la vida real.

En un estudio de viabilidad económica Fraunhofer ISE equipó seis camiones refrigerados de 40 toneladas con sensores de radiación solar, que siguieron sus rutas habituales por Estados Unidos y Europa –de Praga a Mallorca, de París a Munich– durante medio año. Y luego evaluó los datos.

“Cuando se fusionan los datos recopilados de los techos que podrían estar equipados con módulos fotovoltaicos, puedes ver la viabilidad de estos sistemas”, explica Ebert. “Con nuestros cálculos, un remolque refrigerado de 40 toneladas con una superficie de techo de 36 m2 equipada con módulos fotovoltaicos (potencia nominal de 6 kW) podría ahorrar hasta 1.900 litros de combustible diésel por año”.

Fraunhofer Fotovoltaica en camiones ruta

Un hallazgo importante del estudio, que se presentará en la EU-PVSEC 2017 y en la 8ª Conferencia ‘Lkw und Fuhrpark’ es que el ahorro de combustible y, por tanto, la viabilidad de la iniciativa, dependen en gran medida de las regiones de despliegue de vehículos y los escenarios de uso. En el futuro, los conocimientos adquiridos en la campaña de medición permitirán a Ebert y su equipo asesorar a las empresas logísticas en este tema.

Diseño específico para cada vehículo
Para minimizar cualquier carga adicional sobre los camiones, es necesario desarrollar módulos fotovoltaicos integrados que sean lo más ligeros y eficientes posibles. Además, se necesitará un diseño para permitir que los módulos fotovoltaicos se instalen en los tejados de los vehículos sin exceder las alturas máximas permitidas por las normas de tráfico. Módulos que deben ser extremadamente compactos y capaces de soportar tensiones mecánicas dinámicas causadas, por ejemplo, por vibraciones durante el desplazamiento.

Fraunhofer ISE está apoyando el desarrollo de estos módulos. Ebert y su equipo ofrecen pruebas de campo a empresas interesadas y socios colaboradores, para que vean los resultados y puedan calcular el potencial de ahorro. El proyecto ha sido financiado por el Programa Fraunhofer Zayed y realizado en colaboración con Fraunhofer CSE en Boston.

Añadir un comentario
Jairo Mayorga
Favor ver infinitysav.com gracias
carlos
Mejor hacer el transporte por ferrocarril e implementarlo a los trenes. Limitar el uso de los camiones a los pequeños recorridos
Rafael Serrano
Ver Hybeltruck en YouTube