termosolar

El plan transafricano CSP-PV requiere un impulso político claro

0
Un plan de construcción de energía solar de 4,5 GW propuesto por diversos organismos multilaterales y los gobiernos de Botsuana y Namibia presentará importantes desafíos en términos de escalado, que requerirán un impulso político claro y un proceso de licitación y desarrollo acelerado, según dijeron los expertos de la región a New Energy Update.
El plan transafricano CSP-PV requiere un impulso político claro

El Foro Económico Mundial ha señalado a Namibia y a Botsuana como centros de generación solar para el sur y el este de África. En agosto, el  Consejo de Futuro Global sobre Energía del Foro Económico Mundial (WEF) dio a conocer un gigantesco plan de expansión solar en Botsuana y Namibia que podría suministrar más de 4,5 GW de energía fotovoltaica y termosolar (CSP) a clientes en el sur y el este de África.

El plan, que ha recibido el apoyo de las autoridades gubernamentales de Botsuana y Namibia y del Banco Mundial, propone un planteamiento por etapas para la construcción de las centrales. La primera fase consistiría en el desarrollo de entre 300 y 500 MW fotovoltaicos y termosolares  destinados a satisfacer la demanda interna de los dos países africanos. En las dos fases siguientes podrían sumarse 4 GW que se exportarían a través de interconectores de potencia mejorados con el fin de abastecer a los 17 miembros que integran el Pool de Energía Eléctrica de África Meridional  (SAPP, por sus siglas en inglés).


Botsuana y Namibia disponen de enormes extensiones de terrenos donde se registra una radiación normal directa de más de 2200 kWh anuales, cifra similar a los niveles solares observados en Marruecos, un mercado de rápido crecimiento para la CSP. Los anteriores estudios de viabilidad de la CSP en Botsuana han determinado la idoneidad de la región minera de cobre del noroeste del país y la zona minera de diamantes de Jwaneng. En Namibia, se propusieron proyectos de CSP para Arandis, el distrito de Swakopmund y Khorixas, en la región de Kunene, pero finalmente se les ha dado carpetazo.

La combinación de capacidad fotovoltaica y CSP a gran escala facilitaría un suministro fiable de energía durante día y noche, reduciría la dependencia de los combustibles fósiles e impulsaría el empleo local. El desarrollo de una central fotovoltaica de 275 MW y una cental CSP de 500 MW podría suponer la creación de 27.000 empleos temporales y 857 empleos permanentes, aseguró el WEF.

"El mayor peligro para el avance del programa es la voluntad política", declaró a New Energy Update Lisa Pinsley, directora de energía de la empresa de inversiones en mercados emergentes Actis e inversora en proyectos fotovoltaicos, eólicos y de gas en el sur de África. "Así, el apoyo de Namibia y Botsuana al programa que Power Africa [miembro del Consejo del Futuro Global] y el WEF han elaborado resulta crucial", añadió.




Artículo completo en New Energy Update.

Añadir un comentario