sergio de otto

Un pacto para la energía (ER 57)

0

Sergio de Otto
[email protected]

No; está claro que no es el mejor momento para pedir a nuestros políticos pactos ni consensos cuando se encuentran inmersos en plena campaña electoral municipal y autonómica. Tampoco lo será mañana porque me temo que la borrasca del clima preelectoral se quedará anclada hasta las elecciones generales de marzo con toda su carga de crispación y de intento de descalificación del adversario por encima de propuestas y programas. Pero aún así tengo la osadía de titular esta columna clamando por un pacto en la política energética ya que las inmensas dificultades para alcanzarlo, que no ignoro, son infinitamente menores que los retos que tenemos planteados sobre la mesa en materia energética, retos que lamentablemente ignoran en general con sus hechos los responsables políticos.

Recientemente en la presentación de las conclusiones del octavo Congreso Nacional del Medio Ambiente celebrado el pasado mes de diciembre, su presidente Gonzalo Echagüe reclamaba un pacto de los principales partidos políticos en relación con las políticas del medio ambiente para dar respuesta adecuada a la amenaza del cambio climático. Totalmente de acuerdo: me sumo a la propuesta añadiendo que en mi opinión en los cimientos de ese acuerdo los pilares tienen que ser unas líneas de actuación rotundas para acelerar el cambio de modelo energético.

Por supuesto —y retomo una vez más la idea central de la anterior colaboración en esta revista— empezando los deberes en políticas de ahorro y eficiencia, pero también poniendo todo el empeño en el apoyo a las tecnologías que ya han demostrado su eficacia y volcándose en la investigación y el desarrollo de otras nuevas que no nos condenen por sus efectos medioambientales ni por tener que ir a buscarlas a otros rincones del planeta. Existen esas tecnologías, se llaman energías renovables, son limpias, autóctonas y sirven para algo más que para ser la guinda del pastel.

El mundo occidental no respondió adecuadamente a la señal inequívoca de la OPEP en 1973 y 1979 y mucho menos nuestro país, que treinta años después lo único importante que verdad ha hecho es sustituir un trozo significativo de la tarta de nuestro mix energético. En 1973 el 73 por ciento de la demanda primaria de energía se cubría con petróleo. Treinta años después “sólo” es el 52 por ciento. ¿Éxito? Me temo que no porque es trozo de tarta ha sido sustituido por el gas, un combustible fósil, significativamente menos contaminante que el petróleo o el carbón (pero contaminante al fin y al cabo: 390 gramos de CO2 por kWh) pero mucho más peligroso, suicida diría yo, porque sólo nos lo sirven tres o cuatro países: Argelia, algo más del 52%, Nigeria, un 15%, Egipto, un 12%, etcétera…..

En efecto, si no aprendimos de la señal de la crisis del petróleo de los años 70 que tuvo una tímida respuesta en general con las consecuencias que hoy sufrimos, no deberíamos dejar pasar ahora más tiempo para responder al aluvión de mensajes clamorosos que tenemos día a día ante nuestros ojos, señales o avisos tan grandes o más que los anuncios que cubren hoy en nuestras ciudades los andamios de los edificios en obras. Desde las conclusiones del panel de la ONU sobre cambio climático a la amenaza de una OPEP del gas. Es imposible que no los veamos.
La clase política tiene mil ámbitos para seguir en la pelea dialéctica —tan sana, por otra parte, en una sociedad democrática— pero algunas materias exigen ya el acuerdo. Mañana es demasiado tarde.

Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).