sergio de otto

¡Salvemos Zurbano! (ER 90)

0

Sergio de Otto
[email protected]

La única noticia positiva que en los últimos tiempos nos ha llegado al sector renovable desde la Administración era el llamado “Escenario Zurbano”. Sorprendentemente, de la propuesta de Acuerdo Político para la Recuperación del Crecimiento Económico y la Creación de Empleo, presentada por el Gobierno a los partidos el pasado mes de abril, el único punto que tenía desarrollo en los anexos era el referente a la energía con la incorporación de un escenario energético a 2020 que preveía un 'mix eléctrico' con 74.547 megavatios (MW) renovables, frente a los 39.721 MW de cierre de 2009, de los que 40.000 MW serán eólicos (35.000 MW en tierra y 5.000 MW en mar), frente a los 19.000 MW actuales, y 15.685 MW solares, frente a 4.165 MW actuales.

En aquel momento, en que la ofensiva anti-renovable ya estaba desatada y todavía hacíamos cuentas de hasta donde podía bajar la demanda, el “Escenario Zurbano” era, sin duda, una buena noticia. No era el mejor de los mundos posibles para los que pensamos que ahora es el momento oportuno para acelerar el cambio de modelo energético pero podía interpretarse como que al menos se mantenía el rumbo hacia el cumplimiento de los objetivos europeos.

Lamentablemente el tema energético quedó fuera del acuerdo de mínimos final, desaparición oportuna y lúcidamente glosada en el número anterior de Energías Renovables por Joaquín Nieto, pero cabía la esperanza de que su aprobación quedara aplazada. Esperanza frustrada. Ahora sabemos que el Gobierno está decidido a rectificar ese escenario a la baja, notablemente a la baja, cediendo a las presiones del sector convencional y dando crédito a los discursos apocalípticos de algunos “talibanes” que ven poblada media España de molinos y ofrecen otra receta mágica: “la solución son tres centrales nucleares nuevas aunque lo ideal sería instalar ocho”.

No, no les hacía falta decir tantas tonterías a los profetas del pasado porque los argumentos serios (serios lo son por el poder que tienen quienes los emplean, no porque sean acertados) ya se los han hecho llegar los señores del gas a quien corresponde. En ese escenario los ciclos combinados estaban destinados a menos de 3.000 horas de funcionamiento al año. El sector convencional puso el grito en el cielo y aceleró la campaña de acoso y derribo contra las renovables, aireando al máximo todos los demagógicos tópicos sobre el importe de las primas y su supuesta insostenibilidad.

Ha sido el sector eléctrico convencional el que ha alentado a una docena de asociaciones industriales a “denunciar” el coste de las primas como una losa para su competitividad aunque para la mayor parte de ellas los costes de electricidad sean una variable insignificante en sus cuentas de resultados y casi nula la influencia de los incentivos de la renovables. El colmo del disparate es que una asociación de cogeneradores, sí, los que se llevan cada año más de mil millones de euros de esa bolsa de primas aunque se atribuyan todas a las renovables, ponga su firma en ese forzado manifiesto.

El Gobierno ha tomado ya la decisión de rectificar ese escenario y sólo espera el momento oportuno para plasmarlo. En el papel que a principios de mayo Industria repartía a los partidos políticos para justificar el rejón de castigo que va a aplicar a las renovables volvía a la literatura de descalificación pero, en esta ocasión, presentando a las renovables como el problema no ya de nuestro sistema eléctrico sino de nuestra industria.

Se van a aprobar deliberadamente unas medidas que van a suponer una moratoria en el desarrollo de las renovables como se lo han exigido “los señores del gas”. Han caído en la cuenta de que esa paralización convierte en inalcanzables los objetivos del “Escenario Zurbano” y por tanto procede su rectificación. Lo coherente hubiera sido lo contrario: mantener el rumbo pese a los cantos de sirena del inmovilismo energético y tomar las medidas oportunas para alcanzarlo.

Es un escenario que supone lo mínimo que podía hacer España dada la ventaja que llevábamos en este camino hacia un modelo más sostenible. Ventaja que ahora un Gobierno que ha hablado de sostenibilidad más que ningún otro va a tirar por la borda.

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).