panorama

"Pase lo que pase las familias españolas no van a sufrir cortes de gas ni cortes de luz en sus casas"

3
Bruselas pide una reducción del consumo de gas del 15% en todos los países de la UE desde el 1 de agosto del presente ejercicio hasta el 31 de marzo del próximo año, para que aquellos países más dependientes del gas ruso puedan paliar las potenciales mermas de suministro de Gazprom con los ahorros de sus vecinos comunitarios. Pero un ahorro del 15% en España (que podría afectar gravemente a la industria nacional) no servirá para ayudar a otros estados miembros del mismo modo que un ahorro del 15% por ejemplo en Bélgica, porque Bélgica sí está perfectamente interconectada con Europa, pero la interconexión con Europa de la "isla ibérica" es la que es. Por eso, "España no apoya esta propuesta". Lo ha dicho la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que ha señalado rotunda que "la propuesta de la Comisión de hoy [por ayer] es un punto de partida. Desde luego no es un punto de llegada".
"Pase lo que pase las familias españolas no van a sufrir cortes de gas ni cortes de luz en sus casas"

"España no apoya esta propuesta". Así ha comenzado su intervención la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en comparecencia extraordinaria ante los medios, ayer por la tarde, apenas unas horas después de que la Comisión Europea (CE) hiciera pública su propuesta. La Comisión -ha dicho Ribera inmediatamente después- está planteando una propuesta "sin debate ni orientación general en el Consejo Europeo". A juicio de la ministra aún queda mucho camino por recorrer: "falta mucho diálogo", ha dicho en un momento dado de la comparecencia. Este es un asunto que merece "la atención de los jefes de estado y de gobierno", y no solamente la de los ministros del ramo, ha añadido.

De todos modos, la primera de las conclusiones que ha manifestado Ribera en su comparecencia ha sido una muy concreta: "pase lo que pase en estos días, que serán clave, días en los que invitamos a nuestros socios europeos a debatir de forma abierta, transparente y respetuosa (...), pase lo que pase, las familias españolas no van a sufrir cortes de gas ni cortes de luz en sus casas. Y pase lo que pase -ha repetido esa fórmula- España va a defender la posición de la industria española".

La vicepresidenta tercera ha dejado además muy clara una idea fuerza. "España ha hecho los deberes para garantizar la seguridad de suministro sobre una base diversificada. Lo ha hecho de manera constante y pagando más que muchos de los socios europeos". España ha hecho los deberes, y han sido otros -ha venido a insinuar- los que no los han hecho. Pero, en todo caso, España -ha insistido- va a ser solidaria con los demás estados miembro de la Unión.

"Hemos hecho los deberes con el objetivo de garantizar la seguridad de suministro. Y eso explica por qué podemos ser solidarios", ha recordado Ribera, que ha señalado en varias ocasiones a lo largo de su alocución que España "es la puerta de entrada de más del 30% del gas licuado a Europa, y con unas infraestructuras preparadas para dar un respaldo a nuestros vecinos". Y sabemos por otro lado -ha añadido- "que muchos de nuestros socios europeos lo están pasando mal y que ven con enorme preocupación el otoño y el invierno. Y queremos ayudar. Queremos ayudar de forma solidaria, poniendo a su disposición todas nuestras infraestructuras, toda nuestra capacidad de apoyo, pero queremos ayudar defendiendo el respeto que nos merecemos también los españoles y la industria española".

Por eso, Ribera ha apelado a "un debate serio y honesto", en el que se oigan "las propuestas de cada uno de los miembros, no imponiendo soluciones que no nos parecen ni ajustadas ni eficaces para lo que se pretende" (en alusión a la reducción homogénea en todos los estados miembro del 15%). "Nos resistiremos -ha dicho literalmente- a la imposición de obligaciones que están por encima en términos de esfuerzo a lo que nos corresponde y a lo que se les pide a otros socios comunitarios".

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico: "somos solidarios -insisto en ello-, pero no se nos puede pedir un sacrificio desproporcionado. La situación de cada país es distinta, es el resultado de esfuerzos históricos realizados, pagados por los consumidores industriales y domésticos. Nuestra capacidad de almacenamiento está en torno al 80%. En el resto de Europa está en torno al 50. Gracias a las inversiones que hemos acometido durante los últimos 25 años disponemos de más de un tercio de la capacidad de regasificación y de almacenamiento de gas natural licuado en Europa. Hemos aplicado ya un plan invernal, anticipándonos a lo que viene a ser habitual. Hemos aprobado reservas estratégicas de llenado del gas natural hasta el 90% en noviembre de este año. Reducir de forma homogénea la demanda de gas sin tener en consideración cuál es el mix de cada cual (y el mix es una responsabilidad nacional de cada estado miembro, como también lo es la seguridad de aprovisionamiento) no es una medida neutra desde el punto de vista de los impactos"

La ministra ha criticado así mismo la inacción (el no hacer los deberes de la Comisión Europea): "España lleva dos décadas pidiendo que se cumplan las obligaciones de interconexiones, ya sea a través de las medidas ordinarias, de las que impone la Comisión Europea, ya sea a través de medidas extraordinarias como las que se invocan hoy, que pretenden ser base jurídica para la aplicación de este paquete. A pesar de esta demanda ha habido una inacción profunda por parte de la Unión Europea. Por ello la península ibérica sigue siendo una casi isla energética, lo que limita también la capacidad de ayudar a los vecinos".

Por todo ello, la ministra ha anunciado que "el próximo día 26 España irá al Consejo Europeo de Energía a defender los intereses de todos los españoles con una propuesta solidaria, eficaz y eficiente. Tenemos el máximo interés en que esa respuesta sea coordinada, de nuevo rescatando los tres principios que han informado la acción de la Unión Europea en estos meses: unidad, solidaridad, flexibilidad".

La ministra no ha cesado de insistir durante su comparecencia, que ha durado casi media hora, en la idea fuerza de la solidaridad: "queremos contribuir de forma solidaria al aprovisionamiento de los demás". En otro momento de su comparecencia: "somos solidarios y lo vamos a seguir siendo. De hecho en el último mes, más del 20% del gas que hemos importado lo hemos reexportado directa o indirectamente a otros estados de la UE". Pero con un matiz: "pero no permitiremos propuestas que nos hagan sufrir por encima de lo que se les exige a otros socios comunitarios (...). No nos pueden exigir un sacrificio sobre el que ni siquiera nos han pedido opinión. A diferencia de otros, los españoles no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades desde el punto de vista energético".

Ribera también ha hablado de las soluciones (de las de ayer, y de las de hoy y mañana). "Hemos activado de forma temprana algunas propuestas que pueden ser de gran ayuda, que pueden permitir a España actuar como un operador logístico, con un goteo constante a través de metaneros de distinto tamaño que puedan ser absorbidos en otras plantas de regasificación de terceros países".

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica: "hemos venido trabajando en algunas de las propuestas que creemos que son más significativas y más inmediatas. Organizando una capacidad a modo de trasvase organizado de forma rutinaria desde el Puerto de Barcelona, hacia el puerto y la regasificadora de Livorno [Italia], estamos acelerando la regasificadora de El Musel [Gijón], que puede desempeñar un papel clave en los puertos con regasificadora en el Atlántico Norte. Podemos emplear los dos gasoductos, hoy operativos y en general infrautilizados, aunque necesitamos una manifestación de interés por parte de nuestros socios europeos, que conectan la península ibérica con Francia. Es posible pensar en una transformación de nuestro sistema más acelerada de la que planteábamos hace apenas tres meses. Lo que no es razonable es encontrarnos con una lista de deberes, ajustes, sobre los que no se nos ha consultado y que va probablemente más allá de lo que pudiera absorber la demanda europea (...). De nada serviría que los industriales españoles no pudieran consumir si ese gas no pudiera ser absorbido por los hogares de un tercer país, o por la industria de un mismo sector de otro país. No tendría ningún sentido. Acabaría siendo un gas que sería colocado en mercados internacionales a través de metaneros"

La ministra ha situado el eje en la Europa del Sur: "la Europa del Sur en este caso es una garantía en términos generales por la diversificación de sus proveedores, por la capacidad de incrementar la potencia renovable instalada, e incluso por la potencialidad de incrementar el empleo de gases renovables y anticipar el despliegue del hidrógeno verde".

En el marco de una crítica general durísima a la propuesta de la Comisión, Ribera ha reconocido una ventana a la singularidad ibérica: "es verdad que [en la propuesta de la Comisión] se introduce una referencia a la posibilidad de que aquellos estados miembros que contribuyen de forma solidaria a garantizar la seguridad de suministro energético de terceros países de la UE en lugar de tener que aplicar una reducción del consumo de gas del quince por ciento apliquen una reducción del diez por ciento. Y esto nos aplica muy directamente. Como decía antes el 20% del gas que importamos el mes pasado fue reexportado a Francia, Portugal e Italia de forma directa o indirecta, en forma de gas o en forma de electricidad".

La ministra ha concluido su comparecencia con dos frases sintéticas: "a nuestro juicio todavía hace falta mucho diálogo" ha sido una de ellas. "La propuesta de la Comisión hoy [por ayer] es un punto de partida. Desde luego no es un punto de llegada" ha sido la otra.

Añadir un comentario
Miguel
Carlos ha llenado su almacén de energía con 10.000 kWh para pasar el invierno. Son equiparables a unos 1.000 litros de gasóleo. Mucha gente en los pueblos ha hecho acopio de leña este año, que aunque ha subido de precio, no tiene nada que ver con los precios del gas o gasóleo.
Carlos
estoy con Miguel, los precios ya están obligando a parar producción en sectores altamente intensivos en energía. Lo mismo pasará con la calefacción. Yo por lo que pueda pasar, ya tengo en casa un par de toneladas de leña en casa
Miguel
No hace falta que impongan una reducción en el consumo de gas a la industria ni familias en España. Muchas fábricas pararán porque no les compensará fabricar con esos precios tan altos de gas y electricidad y de forma indirecta se reducirá el consumo de gas. Los propios ciudadanos al ver sus facturas de gas y electricidad optarán o bien por bajar las temperaturas de los termostatos de la calefacción o directamente decidirán no ponerla y pasarán frío.\r\n
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).