panorama

Más malos humos para España

0
La organización ecologista WWF acaba de publicar su último Observatorio Anual de la Electricidad, el que hace balance del año recién acabado. Pues bien, el año 2011 finalizó con un incremento en las emisiones totales de CO2 del sector eléctrico nacional de un 30,4% respecto a 2010. Según WWF, ello fue debido al aumento de la quema de carbón nacional (que es "más caro y contaminante") en las centrales térmicas españolas.
Más malos humos para España

Aproximadamente el 32% de los kilovatios que consumió España el año pasado salió de fuentes de energía renovable (agua, sol, viento, biomasa); el 21,2% de esos kilovatios tuvo por origen alguno de los ocho reactores nucleares que hay en la península; el 18,6% fue generado en centrales térmicas que queman gas (sobre todo procedente de Argelia); el 16%, en centrales térmicas que queman carbón; y el resto, de la cogeneración. Esos son los datos que proporciona el último Observatorio Anual de la Electricidad que ha publicado WWF. La organización ecologista ha aprovechado la presentación de su observatorio para criticar duramente el último real decreto aprobado por el gobierno, ese que elimina –"de forma temporal", según el ejecutivo– las primas a las renovables.

El Observatorio destaca, además, varios otros datos sobre el año eléctrico español 2011. A saber: uno, la producción de electricidad mermó (con respecto al año 2010) en un 2,79%; dos, la demanda cayó (con respecto a ese año) en un 1,84%; tres, la producción total peninsular fue de 271.717 gigavatios hora; y cuatro, la demanda total peninsular fue de 252.161 gigavatios hora. Pues bien, según WWF, la caída de la producción y la demanda es "consecuencia de la crisis económica y el descenso de la actividad industrial". En todo caso, España produjo más –como se ve– de lo que consumió. 

A la luz de esos datos, y asimismo a la sombra de un real decreto que ha levantado en armas al sector de las renovables, WWF califica 2011 como "un año difícil para las energías renovables", si bien reconoce que "2012 puede ser aún peor, por culpa del Real Decreto Ley que frena el desarrollo a las nuevas instalaciones". Así, la organización ecologista califica la aprobación de esa norma de "grave retroceso en la política energética del país", un retroceso que va a tener como consecuencia "la deslocalización de empresas y cierre de pymes, así como la pérdida de puestos de trabajo".

Así las cosas, WWF califica 2011 como "un año nefasto para las energías renovables, debido a la incertidumbre regulatoria que ha frenado su desarrollo, senda que continúa en el comienzo de 2012". El actual mix eléctrico refleja así, y según WWF, "una política energética basada en los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) que significa que España puede alejarse del objetivo de reducción del 20% de las emisiones contaminantes para 2020". En todo caso, la organización ecologista destaca el aumento de la potencia en nuevas infraestructuras de origen renovable en 2011, principalmente eólica y solar. 

Según su Observatorio anual, la energía solar fotovoltaica aumentó en 2011 un 26%, mientras que "la termoeléctrica creció hasta un 193%, según datos de REE". Sin embargo –concluye WWF–, el nuevo cambio regulatorio "puede provocar que este aumento de potencia renovables se vea frenado en los próximos 10 años". Según Raquel García Monzón, técnico de Energía del Programa de Cambio Climático de WWF, “incluir el medio ambiente, el clima y la energía en la toma de decisiones, así como establecer los objetivos a largo plazo, es vital para una política energética acertada”. 

CO2 con denominación de origen
El Observatorio de la Electricidad de WWF se ha constituido ya en un repaso-referencia de los principales indicadores eléctricos españoles y pretende conformarse asimismo en una herramienta de concienciación pública. Así, invita a todos los ciudadanos a calcular sus emisiones mensuales particulares de gases de efecto invernadero. En esta ocasión, y según sus datos, la media anual de emisiones ha sido de 0,223 kg de CO2 por kilovatio hora producido (kgCO2/kWh). Pues bien, para calcular tus emisiones, propone la asociación conservacionista, “multiplica tu consumo eléctrico [los kWh que hayas pagado en la factura de ese mes] por esa cantidad [0,223]”. La cuantía resultante debe ser expresada en kilogramos de dióxido de carbono (CO2), o sea, los kilos de CO2 que ha generado tu consumo. 

Según WWF, las emisiones medias registradas por kilovatio hora producido en 2011 son muy superiores al valor medio registrado en 2010 (0,166 kgCO2/kWh). En 2011 se ha producido un aumento de las emisiones totales de CO2 respecto a 2010. Así, mientras que en 2010 las emisiones totales eran de 46.438.968 toneladas de CO2, en el año 2011 han llegado hasta los 60.562.654 ton CO2. Son un 30,41% superiores a las del 2010. 

Cascada de datos
1. La energía hidráulica aportó el 10,2% al sistema eléctrico peninsular en 2011. Su producción se reduce considerablemente respecto a la de 2010 (13,9%). 
2. La energía nuclear representó el 21,2% del mix. Este año ha aumentado su aportación respecto a 2010 (22,1%). 
3. La generación eólica aportó el 15,3% de los kilovatios al sistema eléctrico. Su producción ha aumentado respecto al año pasado, 2010 (15,2 %). 
4. El carbón más que duplicó su aportación a la cesta energética en 2011: 16% (frente a 7,9% en 2010).
5. Las centrales de ciclo combinado de gas natural aportaron el 18,6% de los kilovatios (en 2010, el 23,2%). 
6. WWF, que cita como fuente "los datos aportados por REE" (Red Eléctrica de España, desglosa la generación eléctrica renovable del siguiente modo: 41.661 GWh eólicos, 7.569 GWh solar fotovoltaica, 2.029 GWh solar térmica, 4.336 GWh térmica renovable, 5.155 GWh minihidráulica y 27.650 GWh hidráulica en régimen ordinario. No incluye generación por bombeo.

Más información
Observatorio Anual de la Electricidad de WWF

Añadir un comentario