panorama

Covid-19

La respuesta al Covid-19 está provocando un cambio extraordinario en el sistema eléctrico europeo

0
Las medidas adoptadas a raíz del Covid-19 están teniendo un impacto extraordinario en la generación de energía en Europa: entre el 10 de marzo y el 10 de abril, la generación con carbón ha caído un 29% en comparación con el mismo período de 2019, mientras que las energías renovables han proporcionado casi la mitad (46%) de la electricidad durante esos treinta días en el Viejo Continente,  según un nuevo análisis del grupo tecnológico Wärtsilä. En España, los datos son aún más radicales: un 49% de generación con renovables y un 41% menos con carbón.
La respuesta al Covid-19 está provocando un cambio extraordinario en el sistema eléctrico europeo

El impacto se extiende en realidad a todo el primer trimestre de 2020. Según lo datos aportados por Wärtsilä, la generación  con carbón ha caído un 25,5% en toda la Unión Europea y el Reino Unido en comparación con el mismo periodo de 2019, y la generación con energías renovables ha alcanzado una cuota del 43% en estos tres meses que llevamos de año. En cuanto a la demanda de electricidad,  se ha reducido un 10% en todo el continente –el nivel más bajo desde la II Guerra Mundial– debido a las medidas adoptadas para combatir el Covid-19. Como resultado de ello, se ha producido una reducción sin precedentes de las emisiones de carbono del sector eléctrico: entre el 10 de marzo y el 10 de abril han caído un 19,5% en comparación con el mismo período del año pasado.


El análisis procede del Laboratorio de Transición de la Energía de Wärtsilä, una nueva plataforma de datos de libre uso desarrollada por este grupo tecnológico con el fin –según destaca el grupo tecnológico– "de ayudar a la industria, a los responsables de las políticas y al público a comprender el impacto de Covid-19 en los mercados de electricidad europeos y analizar lo que esto significa para el futuro diseño y funcionamiento de sus sistemas de energía. El objetivo es ayudar así a acelerar la transición a las energías 100% renovables".


Mirando al futuro
Björn Ullbro, vicepresidente para Europa y África de Wärtsilä Energy Business, afirma que "el impacto de la crisis de Covid-19 en los sistemas energéticos europeos es extraordinario. Estamos viendo niveles de electricidad renovable que algunas personas creían que causarían el colapso de los sistemas, pero no es así, de hecho, están haciéndolo bien".

"Lo que estamos viendo ahora mismo –continua– es cómo nuestros sistemas de energía hacen frente a una energía mucho más renovable, aportándonos un conocimiento que será de enorme valor para acelerar la transición de la energía. Hemos puesto nuestra plataforma a disposición de la industria energética, gratuitamente, para ayudarla a adaptarse y utilizar el impulso que esta trágica crisis ha creado para ofrecer un sistema de energía mejor, más limpio y más rápido". 


Este cambio radical, prosigue el experto, está impulsado por varios factores. Por un lado, la disminución de la demanda de electricidad en toda Europa, como consecuencia de las medidas de confinamiento aplicadas por los gobiernos para detener la propagación del coronavirus. Otro elemento clave es la generación con renovables, que se ha mantenido en los niveles anteriores a la crisis, favoreciendo precios bajos de la electricidad. Y el tercero, las medidas políticas favorables a las energías renovables y de reducción de la generación con combustibles fósiles, especialmente el carbón. Todo ello combinado "prepara el escenario para la próxima década de la transición energética", subraya Ullbro. 



Datos por países
Este cambio en la combinación de la energía en Europa no se preveía que ocurriera hasta el final del decenio, de manera que la crisis provocada por el  Covid-19 ofrece "una oportunidad única para ver cómo funcionan los sistemas energéticos con niveles mucho más altos de energías renovables y avanzar en la transción energética diez años", añaden desde 
Wärtsilä, que aporta también datos por países. Estos son algunos de los más destacados:


• España se ha posicionado como el segundo país de la UE con mayor generación renovable. Ha alcanzado una cuota del 49% mientras que la generación con carbón ha caído un 41%.

• En Alemania, la participación de las energías renovables llega el 60% (un 12% más) y la generación de carbón ha disminuido un 44%, lo que ha dado lugar a una reducción de la intensidad de carbono de su electricidad de más del 30%.
• En el Reino Unido, las energías renovables tienen ahora una cuota de generación del 43%, con una reducción del 35% en la energía del carbón y del 24% en la del gas.
• Italia ha visto la mayor caída en la demanda, con una reducción del 21% hasta ahora.

El Laboratorio de Transición Energética de Wärtsilä proporciona datos detallados sobre la generación de electricidad, la demanda y los precios para los 27 países de la UE y el Reino Unido, combinando los datos de Entso-E. Y se está adaptando para permitir a los usuarios modelar la forma en que los sistemas podrían funcionar en el futuro con mayores energías renovables, lo que ayudará a identificar las áreas problemáticas y a destacar dónde centrar las políticas y las inversiones.



Añadir un comentario