panorama

La deuda eléctrica acumulada entre 2000 y 2013 supera los 16.600 millones de euros

1
Siete años de gobiernos del Partido Popular (Aznar 2000-2004 y Rajoy 2012-2013) y siete años de gobiernos del Partido Socialista (2004-2011) dejaron una deuda eléctrica estratosférica, de decenas de miles de millones de euros (véase abajo gráfico). El sistema eléctrico solo empezó a tener superávit en 2014. Pero la deuda acumulada (surgida a rebufo de la Ley del Sector Eléctrico de 1997, esa que iba a liberalizar el mercado para bajar los precios) sigue siendo formidable: 16.602 millones de euros a 31 de diciembre de 2019, según el último balance publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La deuda, además, genera intereses. La CNMC estima que esos intereses rondarán los 400 millones de euros este año (2020).
La deuda eléctrica acumulada entre 2000 y 2013 supera los 16.600 millones de euros

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicó ayer el informe sobre el estado de la deuda del sistema eléctrico en España (INF/DE/002/20), un informe que recuerda que, "desde el año 2000 y hasta el ejercicio de 2013, los ingresos del sistema eléctrico español fueron insuficientes para cubrir sus costes", por lo que se generó así una deuda que, a cierre de 2019, alcanzó los 16.602 millones de euros, un 11,93% menos que en 2018 (en 2019 ha habido superávit). El sistema registró por primera vez un superávit en 2014. Fueron concretamente 550,3 millones. Esta situación -explican desde la CNMC- se ha repetido durante los años 2015, 2016, 2017 y 2018, "si bien cada año en menor cuantía" y el superávit agregado que se ha generado desde 2014 y hasta 2018 es de 1.687,5 millones euros. Del importe del superávit generado desde 2014, se han utilizado 649,8 millones euros, y actualmente existe un saldo en la cuenta específica de depósito del superávit de 1.037,7 millones más los intereses generados. De los 649,8 utilizados, más de 500 se los han embolsado las cinco grandes eléctricas.

La CNMC lo explica así
En la actualidad, existen 4 categorías de derechos de cobro de la deuda del sistema eléctrico: el Déficit 2005 (el déficit pendiente de 2005 -291,4 millones- quedará definitivamente liquidado con la anualidad de 2020); los derechos de cobro de los adjudicatarios de la 2ª subasta del Déficit Ex ante; los derechos de cobro del Déficit 2013; y los derechos de cobro del Fondo de Titulización del Déficit del Sistema Eléctrico (FADE). El derecho de cobro asociado a FADE representa el 82,8% del importe total pendiente de cobro a 31 de diciembre de 2019, seguido del derecho de cobro del Déficit 2013, con un 13,5%.

Deuda Eléctrica 2000-2018

Por tipología de tenedores de derechos de cobro del sistema eléctrico, el 82,8% de los derechos de cobro del sistema eléctrico a 31/12/2019 corresponde al Fondo de Titulización del Déficit del Sistema Eléctrico (FADE), el 10,4% está en manos de entidades financieras, el 4,9% corresponde a vehículos de titulización extranjeros, y el 2% restante al Instituto de Crédito Oficial (ICO).

El coste medio ponderado de la deuda del sistema eléctrico en 2020, con los datos disponibles, es del 2,395%, 16,7 puntos básicos menos con respecto al coste medio ponderado de la deuda en 2019, con los datos disponibles a 31/12/2018. En términos absolutos, los intereses de la deuda estimados para 2020 ascienden a 397,7 millones de euros (casi 200 millones menos que los intereses abonados en 2018).

Utilización del superávit acumulado
Del importe del superávit generado desde 2014, se han utilizado 649,8 millones euros. Actualmente, existe un saldo en la cuenta específica de depósito del superávit de 1.037,7 millones más los intereses generados.

De acuerdo con la Ley 3/2017, diversas órdenes ministeriales determinaron que parte del superávit se destinara a devolver las cantidades financiadas por las sociedades o grupos de sociedades en concepto de bono social en ejecución de diversas sentencias anulatorias del Tribunal Supremo. Concretamente, los importes de los ejercicios 2014, 2015 y 2016 por un total de 518,5 millones de euros.

Igualmente, de acuerdo con la normativa, se ha dedicado 120 millones de euros para ayudas a la inversión en instalaciones de producción de energía a partir de fuentes renovables en territorios no peninsulares, mediante la transferencia de 60 millones al presupuesto del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) con efectos del año 2017, y otros 60 millones de euros con efectos del año 2018.

Finalmente, la Orden TEC/1303/2018, de 27 de noviembre, que ejecuta diversos pronunciamientos judiciales determinó el pago con cargo al superávit de 11,3 millones por la denegación del abono del complemento de eficiencia a plantas de tratamiento de purines.

La anualidad del pago de 2020 ascenderá a unos 2.721,6 millones.

Añadir un comentario
Miguel
La mayor deuda acumulada al sistema eléctrico fue debido al gobierno Zapatero (unos 25.000 millones de euros). Aznar dejó una deuda de 1.700 millones hasta el 2004 (de la que queda muy poca deuda por pagar). El resto lo generó Zapatero. Cuando Aznar se fue del gobierno, los ingresos y los gastos estaban equilibrados. Zapatero, además de la deuda que dejó al dejar el gobierno, dejó un desfase de 5.600 millones de euros entre ingresos y gastos, y nuevas inversiones sin presupuesto de ingresos, como las primas a la solar termoeléctrica y otras inversiones, luego eso generaría más deuda en años sucesivos. A pesar que durante los dos primeros años de gobierno de Rajoy se incrementó la deuda, no cabe achacarle la deuda a él, pues cuando él llegó al gobierno, como he los ingresos y gastos no estaban equilibrados y además le llegaban nuevos pagos de inversiones de la época Zapatero. El resultado final de esa acumulación de deudas trajo consigo graves consecuencias: subida adicional del recibo de la electricidad, reducción de las primas a las renovables, impuesto a la generación, recortes múltiples, paralización de nuevas inversiones, etc. Hasta el 2028 tendremos que estar amortizando deuda con sus intereses.