panorama

La Comisión Europea afloja su apuesta por las renovables

0
Del 20% en 2020 al 27% en 2030. Es el objetivo de renovables para el conjunto de la Unión Europea y sin objetivos vinculantes por países. El Paquete Clima y Energía 2030 presentado hoy en Bruselas por Durao Barroso no es, desde luego, el mejor escenario posible para el desarrollo de las renovables.
La Comisión Europea afloja su apuesta por las renovables

El famoso 20-20-20 aprobado en 2008 y que suponía que la UE en 2020 tendría que emitir un 20% menos de CO2 que en 1990, consumir un 20% menos de energía con medidas de ahorro y eficiencia y generar el 20% de su energía primaria con fuentes renovables, parece que pierde fuelle. Los objetivos presentados hoy para 2030 son muy limitados en el caso de las renovables y la reducción de emisiones. Y directamente inexistentes en el caso de la eficiencia.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha presentado hoy en Bruselas los Objetivos UE 2030 en materia de energía y cambio climático. Lo ha hecho en compañía de los comisarios de Clima, Connie Hedegaard, y Energía, Günther Oettinger. Y a pesar de que Barroso ha dicho que es un paquete “ambicioso y asequible”, son muchas las voces críticas que han surgido desde que se conoció la propuesta.

La CE propone un 27% de aportación renovable mínima al mix energético europeo. El paquete, que deberá ser ratificado en última instancia por los Estados miembros en marzo, no contempla objetivos vinculantes por países. La Comisión cree que no han dado buenos resultados y que pueden traducirse en una fragmentación del mercado energético. “Dejamos flexibilidad a los Estados miembros, una flexibilidad que es posible porque estamos en un momento mucho más avanzado”, ha dicho Barroso.

En cuanto a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero se plantea un recorte del 40% en 2030 con respecto a las registradas en 1990. E incluye como novedad que la reducción tendrá que producirse dentro de la UE: no se permitirá que los países contabilicen como esfuerzo propio –dentro de su objetivo nacional– las inversiones que hagan en proyectos medioambientales de países en desarrollo.

El Ejecutivo comunitario ha instado al Consejo y al Parlamento Europeo a aprobar esta meta a finales de año para que pueda convertirse en un compromiso oficial de la UE a principios de 2015 y enviar una señal clara de cara a las negociaciones internacionales dirigidas a cerrar un acuerdo climático global en París a finales del próximo año.

Según datos de EurObserv’ER, en 2012 las energías limpias aportaron el 14,4% de toda la energía final en la UE. Un año antes se llegó al 13,1%. La Directiva 2009/28 establece que los Estados miembros tienen que alcanzar conjuntamente el 20% de renovables en 2020. Es la media de los 27, aunque luego, cada país asume un objetivo distinto que es de obligado cumplimiento. Suecia, por ejemplo, aspira a alcanzar el 49% mientras que Malta solo espera llegar al 10. El objetivo de España coincide con el de la UE–27: el 20%.

Muchas voces críticas
La Asociación de Productores de Energías Renovables-APPA valoraba hace unos días “muy positivamente” que el Parlamento Europeo hubiera decidido pedir una cuota de renovables del 30% en 2030, al tiempo que  lamentaba que el Gobierno español no se hubiera sumado a la petición, apoyada por países como Alemania, Francia e Italia.

“Las propuestas de la Comisión se quedan muy por debajo del nivel adecuado de ambición”, asegura la Asociación Europea de la Industria Fotovoltaica (EPIA). “Son como un pato cojo”, ha dicho su directora de Política, Frauke Thies.

“El 27% de renovables para el 2030 es, de hecho, poco más que los escenarios medios pronosticados por la propia Comisión. Además, es un objetivo de la UE en toda la unión sin objetivos nacionales. Trabajaremos para que el Consejo Europeo convierta estos objetivos en vinculantes por países”.

La Asociación Eólica Europea (EWEA) dice directamente que “la Comisión ha capitulado ante la presión de los lobbys anti-renovables”. Y recuerda también el 30% propuesto por el Europarlamento este mismo mes. “Esto, a pesar de las propias cifras de la CE muestran que el establecimiento de un objetivo de renovables del 30% podría crear más de 560.000 puestos de trabajo en Europa e impulsar el crecimiento económico, mientras ahorramos miles de millones en combustibles fósiles importados y en costes para la salud. Un objetivo mayor tendría un impacto aún mayor”.

 “Después de un acalorado debate interno sobre la conveniencia de proponer un muy poco ambicioso o simplemente un poco ambicioso paquete de energía y clima para 2030, la Comisión ha optado por esto último”, apunta Rainer Hinrichs-Rahlwes, presidente del Consejo Europeo para las Energías Renovables (EREC). “Lo que supone menos crecimiento, menos puestos de trabajo y más gasto en importación de combustibles fósiles”.

Comisiones Obreras ha difundido hoy un comunicado en el que pide a la UE que establezca “unos objetivos ambiciosos y vinculantes”. Según el sindicato, esos objetivos “deberían ser como mínimo los planteados por el Parlamento Europeo”. La propuesta inicial de la Eurocámara proponía objetivos obligatorios del 40% de reducción de emisiones de CO2, del 30% de cuota de renovables y un 40% de ahorro y eficiencia energética para el año 2020. La demanda de CCOO coincide con las manifestadas por la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

CCOO también critica que no haya metas individuales para cada estado miembro y que no se fije ningún nuevo objetivo para 2030 en materia de eficiencia energética y de renovables hasta que no se evalúen los resultados y proyecciones a 2020. Los datos oficiales –explica el sindicato– reflejan que el conjunto de los 28 estados miembros “ya habría alcanzado en 2012 una reducción del 19,1% de las emisiones de CO2 respecto a los niveles de 1990”.

Deuda climática
Para la organización ecologista Amigos de la Tierra, “la deuda climática europea irá en aumento”. Y reclama actuaciones en materia de clima y energía acordes con la ciencia y no con los mercados. Las políticas propuestas hoy por la Comisión Europea “se alejan de las recomendaciones de los expertos en clima y ponen al planeta en la senda de superar los 2ºC de incremento medio de la temperatura global de la Tierra para finales de siglo”.

A su vez, la asociación ecologista apuesta por un objetivo vinculante de ahorro energético del 50%, y un incremento de renovables del 45% para 2030 respecto a los niveles de 1990. Amigos de la Tierra señala que “solo cuando empecemos a hablar de magnitudes similares, podremos evitar las consecuencias del cambio climático”.

Ecologistas en Acción considera que los objetivos de la UE para 2030 en materia de emisiones, anunciados hoy, son “claramente insuficientes y alejados de las recomendaciones científicas. Además, establecer un objetivo de solo un 27% para las energías renovables, y no anunciar un nuevo objetivo obligatorio para la eficiencia energética, demuestra que la UE vive de espaldas a la urgente encrucijada climática en que nos encontramos”.

Las energías fósiles seguirán jugando un “papel dominante con efectos muy negativos”. Además, la Comisión renuncia a establecer un marco regulatorio vinculante para el fracking, “anteponiendo los intereses de las empresas gasísticas a la protección de la salud y el medio ambiente”.

Para Greenpeace, “las compañías de energía sucia en Europa han conseguido una ganga en estas rebajas de enero. El plan de la Comisión para 2030 es una traición que se ventila de golpe la industria de energías renovables en auge”. Son palabras de Mahi Sideridou, directora general de Greenpeace en la Unión Europea.

“Los ciudadanos europeos pagarán el precio: menos empleos verdes, la continua dependencia de los carísimos combustibles fósiles y una esperanza de vida más corta debida a la contaminación. Solo con un objetivo de energías renovables creíble y vinculante, junto a un objetivo de reducción de CO2 ambicioso, puede transformarse más rápidamente el sistema energético de la UE. Los gobiernos europeos deben ser la columna que defienda el clima y trabaje a favor de la energía limpia”.

Añadir un comentario