panorama

La central nuclear de Almaraz II, parada no programada

0
El titular de la central nuclear de Almaraz II (Cáceres) comunicó ayer al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), siguiendo el procedimiento reglamentario, la parada "no programada" del reactor por la presencia de "altas temperaturas en el cojinete inferior de una de las bombas principales de refrigeración del reactor". La parada no programada ha supuesto que la red ha debido soportar la desconexión total de casi mil megavatios (Almaraz tiene instalados 980 MW).
La central nuclear de Almaraz II, parada no programada

El titular de Almaraz II decidió ayer "parar ordenadamente la planta, para lo cual ha ido reduciendo carga hasta desacoplarse de la red" (Almaraz II tiene una potencia instalada de 980 MW). Según comunicado difundido hoy por el titular de la instalación nuclear, "a primera hora de la mañana del pasado 23 de octubre se detectó un aumento de temperatura en el cojinete inferior del motor de una de las bombas principales de refrigeración del reactor de la Unidad II. La Unidad cuenta con tres bombas principales que impulsan la circulación del agua hacia la vasija del reactor y a los generadores de vapor, en un circuito cerrado, disponiendo complementariamente de un equipo de motobombas de alimentación auxiliar, en caso necesario. Ante el aumento de temperatura, y como medida preventiva antes de alcanzar el valor de consigna que conlleva la parada automática del reactor, a las 6.00 horas se inició la parada ordenada de la Unidad, reduciendo carga hasta desacoplar de la Red". El titular de la instalación asegura que este suceso "no ha supuesto riesgo para las personas ni para el medio ambiente" y que "los sistemas de seguridad han actuado correctamente y la planta se encuentra parada". Almaraz II es propiedad de Iberdrola Generación SA (51,2%), Endesa Generación SA (23,3%), Gas Natural SDG, SA (19,3%), Hidroeléctrica del Cantábrico Generación SAU (5,5%) y Nuclenor (0,7%). La propiedad de Nuclenor corresponde, al 50%, a Iberdrola y Endesa.

La península ibérica cuenta con un total de diez instalaciones nucleares: seis centrales –Almaraz (I y II), Ascó (I y II), Cofrentes, Santa María de Garoña, Trillo I y Vandellós II–, con un total de ocho grupos nucleares, así como una fábrica de combustible nuclear en Salamanca (ubicada en el municipio de Juzbado) y un centro de almacenamiento de residuos radiactivos de baja y media actividad en Córdoba (El Cabril). Según el Foro Nuclear (patronal española del sector), en 2010 los ocho reactores nucleares españoles produjeron 61.914,26 GWh, el 20,21% del total de la electricidad que produjo España. La central nuclear de José Cabrera, más conocida como Zorita, cesó su actividad el 30 de abril de 2006 y en la actualidad está en proceso de desmantelamiento. Por su parte, Vandellós I cesó su actividad en 1989 y desde 2004 se encuentra en fase de latencia (periodo de espera de 25 años hasta que se realice el desmantelamiento completo). El tercer cierre (Santa María de Garoña) está previsto sea ejecutado en el mes de julio del año 2013. Garoña es la más pequeña de todas las centrales nucleares españolas en activo (tiene solo 466 MW de potencia) y, asimismo, la más antigua: fue puesta en marcha en marzo de 1971, o sea, que, cuando sea desenchufada, llevará en operación 42 años (todas las demás centrales españolas fueron conectadas en los años ochenta). Garoña es propiedad de Iberdrola (50%) y Endesa (50%).

Más información
www.csn.es

Añadir un comentario