panorama

Kuwait boicotea la cumbre de IRENA por la presencia de Israel 

0
El conflicto árabe-israelí se ha colado en la IV Asamblea de la Agencia Internacional de Energías Renovables, IRENA, celebrada este fin de semana en Abu Dhabi  (Emiratos Árabes Unidos) y sede de la institución. Kuwait ha comunicado que decidió no participar debido a la participación de una delegación del régimen israelí en la cita. Con todo, el encuentro ha sido un éxito. 
Kuwait boicotea la cumbre de IRENA por la presencia de Israel 

El Ministerio de Electricidad y Agua de Kuwait expresó el sábado en un comunicado que no iba a participar en el evento ya que el responsable de la cartera de energía del régimen de Tel Aviv, Silvan Shalom, acudiría al evento, según informa la agencia Globedia. El funcionario israelí, a la cabeza de un equipo de asesores, llegó el viernes a Abu Dhabi para entrevistarse con autoridades del emirato y asistir, junto con otros 124 representantes mundiales, a la cumbre de la Agencia.

Se trata de la primera visita de un funcionario del régimen de Tel Aviv a este país del Golfo Pérsico, desde que en 2010 las relaciones entre ambos se rompieron por al asesinato de un comandante del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) en Dubai.

Objetivo: duplicar la cuota mundial de renovables en 15 años
La decisión kuwaití no ha impedido, sin embargo, que la reunión haya sido todo un éxito. Jefes de Estado y ministros de más de 150 países, así como representantes de 120 organizaciones internacionales, han participado a lo largo del fin de semana en la Asamblea de IRENA, máxima autoridad de toma de decisiones de la agencia.

En ella se ha lanzado REmap 2030, proyecto con el que se espera duplicar la cuota global de energía renovable para el año 2030. También se han dado a conocer los primeros seis proyectos de energía renovable en los países en desarrollo que reciben préstamos en el marco del Fondo IRENA / ADFD (Fondo de Abu Dhabi para el Desarrollo).

La cuantía de estos préstamos ronda los 41 millones de dólares y se dirige a un conjunto de países geográficamente diversos: Ecuador, Sierra Leona, las Maldivas, Mauritania, Samoa y Mali. Los proyectos suponen la instalación, en conjunto, de 35 MW de potencia generada mediante fuentes renovables y se centrarán en comunidades rurales que en la actualidad carecen de electricidad.

La Asamblea General de IRENA ha sido, además, la antesala de la Semana de Sostenibilidad 2014, en la que la Agencia Internacional ahondará en los proyectos que lleva a cabo y en sus programas de trabajo actuales y futuros. 

España abandonó en enero de 2013 su presencia en el Consejo de la Agencia, confirmado con ello el escaso interés de la actual Administración por las energías renovables. A la cita de este fin de semana tampoco ha acudido ningún representante de alto rango.

La Agencia Internacional de Energías Renovables tiene el mandato de impulsar la cooperación energética y el intercambio de información renovable. Actualmente tiene 124 miembros (123 estados y la Unión Europea). Y más de 43 países se encuentran en proceso de adhesión y participan activamente. Fue puesta en marcha en 2011 y es la primera organización intergubernamental mundial que tiene su sede en Oriente Medio.

 

 

 

Añadir un comentario