panorama

Iberdrola importa el 94% del carbón que emplea en Europa

0
En 2011, alrededor del 85% de los ingresos que declaró Gas Natural Fenosa salieron de la venta de la energía que esa compañía genera con el carbón y el gas que importa. Esos son algunos de los datos que incluye el informe "Atados: Por qué las grandes eléctricas europeas quieren dejarnos enganchados a la importación de combustibles fósiles". Según ese documento, que publicó ayer Greenpeace, "sólo un 13% de la electricidad que generan las ocho grandes eléctricas europeas procede de fuentes de energía renovable".
Iberdrola importa el 94% del carbón que emplea en Europa

La organización ecologista Greenpeace acaba de publicar un informe -"Atados"- en el que denuncia "los intereses de las ocho mayores compañías eléctricas del Viejo Continente por prorrogar la dependencia europea del exterior en materia energética". El documento señala que "las tres compañías eléctricas que suman la mayoría de los ingresos gracias al gas y al carbón importados de fuera del Espacio Económico Europeo son la alemana E.ON, con una estimación de 36.000 millones de euros en ingresos a partir de estas importaciones en 2011 (la división española de E.On está integrada en la Asociación Española de la Industria Eléctrica, Unesa); la francesa GDF Suez, con 23.000 millones de euros (M€); y la italiana Enel (propietaria de la española Endesa) con 18.000 millones de euros". [El Espacio Económico Europeo (EEE) aúna a los 28 países de la Unión Europea (UE) además de Noruega, Lichtenstein e Islandia en un mercado interior gobernado por unas reglas básicas comunes].

Cuatrocientos mil millones de euros gasta la UE al año
"La dependencia de las importaciones de energía contaminante -señala en su informe Greenpeace- cuesta cada año más de 400.000 millones de euros a la UE por la compra de más de la mitad de su energía (53%) a países del extranjero. De esa cantidad -añaden los ecologistas-, España gasta unos 50.000 M€ (que suponen dos tercios de nuestro déficit comercial)". El documento de Greenpeace muestra cómo "un tercio de los ingresos de las ventas de energía eléctrica y gas de la UE de las ocho mayores compañías eléctricas de Europa dependen de las importaciones". En 2011 -concreta-, generaron 116.000 M€ de ingresos gracias al gas y al carbón importado de fuera del EEE". Según la organización ecologista, "cuatro de las cinco empresas de Unesa (Iberdrola, Gas Natural, Endesa a través de Enel, y E.On) forman parte del autodenominado Grupo Magritte, que se opone a que la UE asuma nuevos compromisos de energías renovables y eficiencia energética para 2030".

Gas y carbón importado por cada cía europea

El interés de la ciudadanía
Según "Atados", el Grupo Magritte está presionando a los gobiernos de la UE "con políticas que alejan a Europa de su independencia energética y de una lucha eficiente contra el cambio climático". Los intereses de compañías eléctricas como Iberdrola, Gas Natural o Endesa -explica la responsable de energía de Greenpeace España, Raquel Montón- "no son los intereses de los ciudadanos; estas empresas dependen de mantener la vulnerabilidad geopolítica de Europa". Las 3 eléctricas europeas que más dependen del carbón importado y tres de las cuatro que más dependen del gas importado de fuera del EEE pertenecen a la asociación española Unesa: "Iberdrola, Gas Natural y Enel (propietaria de Endesa) importan más del 75% del gas y más del 90% del carbón de países no pertenecientes al EEE". Los ecologistas sospechan, así, que "estos intereses empresariales" van a estar "sobre la mesa cuando dentro de dos semanas los líderes de la UE acuerden los objetivos climáticos y energéticos de los Veintiocho de cara a 2030" (véase orden del día del próximo Consejo Europeo). 

Un momento crucial
Según la directora de política energética de Greeenpeace en la UE, Franziska Achterberg, "este es un momento crucial para Europa. Las empresas cuya actividad depende de la importación de combustibles fósiles procedentes de países políticamente inestables, como Rusia y Argelia, son malos consejeros sobre cómo reducir la dependencia europea de las importaciones de energía". Achterberg ha añadido que "necesitamos que nuestros líderes apoyen objetivos ambiciosos para impulsar las energías renovables y el ahorro energético, que es la mejor forma de seguridad energética". En esa línea, la portavoz española de Greenpeace, Raquel Montón, ha apelado al ministro de Industria, Energía y Turismo de España, José Manuel Soria, y al nuevo comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, para que defiendan "unos objetivos europeos ambiciosos de renovables y eficiencia en Bruselas para independizarnos de las energías sucias importadas y del poder de las grandes eléctricas".

A la vista, el Consejo Europeo del 24 y 25 de octubre
Greenpeace, por fin, pide a los políticos europeos "que incluyan una cuota del 45% de energías renovables, un 40% de ahorro energético mediante la eficiencia (ambos con respecto a 2005) y una reducción del 55% de las emisiones nacionales de CO2 (con respecto a 1990) para el año 2030". Los objetivos que proponen los ecologistas distan de los propuestos por la Comisión Europea (véanse). Hace apenas unas semanas, en la Cumbre del Clima de Nueva York, el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, presentó esa propuesta, la de la Comisión en Naciones Unidas. A saber: reducción de emisiones en un 40% de aquí al año 2030 (los ecologistas piden el 55%); que la UE se abastezca al menos con un 27% de energías renovables (frente al 45% que proponen Greenpeace y otras organizaciones del mismo corte) y que se mejore en un 30% la eficiencia energética (los ecologistas proponen un 40). Los objetivos señalados en Nueva York por Barroso podrían ser aprobados en el Consejo Europeo del 24 y 25 de octubre.

Datos sueltos
- Las ocho grandes compañías son E.On, Iberdrola, GDF Suez, Gas Natural Fenosa, RWE, Enel, Vattenfall y EdF.
- Iberdrola importa el 94% de su carbón para Europa y lo vende en España y el Reino Unido (allí, con la marca Scottish Power). Ambos países importan del extranjero la mayoría del carbón que consumen: España depende en un 95% del carbón extranjero, mientras que el Reino Unido depende en un 65% de ello.
- Enel (propietaria de Endesa) importa más del 90% del gas que suministra. La compañía italiana, de capital público, vende el gas a Italia, España y Portugal, países con una dependencia del gas argelino mayor que cualquier otro Estado miembro de la UE: 31%, 42% y 49% del consumo total de gas, respectivamente.
- El 50% de los beneficios de Gas Natural Fenosa procede de sus ventas de gas en España, un total de 6.000 millones de euros. Según su informe de responsabilidad social corporativa -apunta Greenpeace-, el gas de la compañía procede de Omán, Egipto y Argelia, siendo este último su suministrador principal. Se estima que el 85% del gas que se vende en España se importa de fuera de Europa.

La tabla que aparece a continuación -explica Greenpeace- muestra las cifras de ventas, ingresos y Ebitda (earnings before interest, taxes, depreciation and amortization, o beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de las ocho mayores compañías eléctricas; las estimaciones calculadas para la cuota de gas y carbón importado fuera del Espacio Económico Europeo (EEE); y los ingresos generados por esas importaciones.

Informe Atados de Greenpeace

Añadir un comentario