panorama

Euskadi tiene 2.400 investigadores dedicados a actividades de I+D+i en materia de energía

0
El Clúster de Energía del País Vasco celebró ayer su asamblea anual, en la que hizo balance del último ejercicio (2015) y presentó los números clave del sector: la energía emplea a más de 21.000 personas en Euskadi, de las cuales cerca de 2.400 están dedicadas a actividades de I+D+i, y su facturación global se mantuvo en los 46.000 millones de euros en el año 2015. Durante la asamblea -informa el Clúster-, se puso de relieve "la oportunidad que representan las energías renovables para el conjunto del sector energético en Euskadi, especialmente después de los acuerdos alcanzados en la Cumbre del Clima de París".
Euskadi tiene 2.400 investigadores dedicados a actividades de I+D+i en materia de energía

El director general del Clúster, José Ignacio Hormaeche (en la imagen, tras el atril), presentó ayer una radiografía de la situación general del sector y ha dado cuenta de las actividades que ha desarrollado esta entidad a lo largo del ejercicio 2015. Hormaeche también ha destacado -informa el Clúster- que los acuerdos alcanzados en la Cumbre del Clima de París constituyen "una de las señales positivas del año". La lectura es la siguiente: "pese a que en París no se establecieron mínimos o máximos de reducción de emisiones para cada país firmante -serán los propios países los que establezcan sus compromisos en función de sus capacidades-, las principales empresas del sector de la energía renovable a nivel internacional valoran los acuerdos de forma muy favorable".

Señal inequívoca
Esa valoración -informan desde el Clúster-, se interpreta como "una señal inequívoca de que los poderes públicos habilitarán en los próximos años los marcos regulatorios y financieros necesarios para hacer posible el gran volumen de inversión requerido para alcanzar el objetivo de que el aumento de la temperatura global no supere los 2ºC a final de siglo". Entre estas inversiones -explican desde el Clúster-, la generación renovable tendrá "un especial protagonismo y, de forma destacada, la eólica y la solar fotovoltaica". En opinión del director general del Clúster, los acuerdos de París "refuerzan la apuesta exterior del sector energético vasco, al establecer en sus artículos que los países desarrollados prestarán mayor apoyo a los países en desarrollo a través de la dotación de un Fondo de Adaptación de 100.000 millones de dólares, que permita el acceso universal a la energía sostenible en los países en desarrollo”.

Los números que presentó ayer el Clúster
La asamblea anual del Clúster Energía (Basque Energy Cluster) ha servido asimismo para que la entidad presente las grandes cifras del sector energético vasco: "el sector -informa el Clúster- ha mantenido su facturación global en 2015 en términos muy parecidos a los de 2014, alrededor de los 46.000 millones de euros; las compañías del sector emplean en la Comunidad Autónoma del País Vasco a 21.000 personas, de las cuales cerca de 2.400 están dedicadas a actividades de I+D+i". Según Hormaeche, tras varios "años críticos" -los del trienio 2012, 2013, 2014-, las empresas del sector energético vasco han afrontado un año 2015 "complejo y no exento de dificultad, en un contexto de geopolítica de la energía incierto y sometido a variables de difícil evaluación". El director general del Clúster ha hecho especial referencia en ese sentido al precio del petróleo, que ha "condicionado" todo el ejercicio.

Sube el petróleo, aumenta la inversión global en energía y "feroz" es la competencia
Hormaeche considera sin embargo que ese condicionante no ha evitado "un crecimiento de la inversión global en energía respecto a los años precedentes", si bien "la feroz competencia en los mercados internacionales ha obligado al sector a un importante esfuerzo en términos de despliegue comercial y de competitividad en costes”. Según el director general, "los mínimos a los que ha cotizado el barril de petróleo en 2015 han paralizado numerosos proyectos e inversiones en exploración y producción, lo cual ha impactado de forma directa en la cartera de pedidos de los proveedores de equipos y componentes". Hormaeche considera por otra parte que las empresas que operan en el mercado de las renovables y la eficiencia energética "han aprovechado el crecimiento de las inversiones en nuevas plantas de generación renovable para completar un ejercicio al alza en facturación, aunque con niveles de márgenes muy ajustados”.

Balance por tecnologías
Por tecnologías -informa el Clúster-, destacan los proyectos de nuevos parques eólicos terrestres y los tres gigavatios de eólica marina que se instalaron en 2015 (3.000 megavatios), fundamentalmente en el mar del Norte. Asimismo, 2015 fue el año en el que la potencia instalada en plantas fotovoltaicas (gigavatios, GW) superó por primera vez a la eólica a nivel global. En la tecnología termosolar (concentrated solar power, CSP), las empresas vascas participaron en proyectos en países como Marruecos, Suráfrica o Chile. Estas también han tenido una actividad relevante en las inversiones realizadas para los despliegues de red, tanto para infraestructuras básicas (en Latinoamérica o África) como para niveles de redes inteligentes o smart grids (redes inteligentes), en Francia o Estados Unidos.

Las señas de identidad del Clúster Energía
La asociación Clúster de Energía tiene como misión "mejorar la competitividad de las empresas vascas del sector de la energía, dinamizando la cooperación entre ellas y facilitando la colaboración público-privada". La asociación finalizó el año 2015 con 108 entidades asociadas, que operan en las cadenas de valor del sector energético desde el País Vasco. Entre ellas se incluyen operadores energéticos, fabricantes de equipos y componentes, ingenierías y empresas de servicios, agentes de la Red Vasca de Ciencia y Tecnología y organismos de la administración pública.

En el marco del Plan Estratégico 2018, el Clúster convocó en 2015 veinte reuniones de los ocho grupos de trabajo activos a lo largo del año: Redes eléctricas, Eólica, Termosolar (CSP), Energía de las olas, Vehículo eléctrico, Almacenamiento, Eficiencia energética en la industria y un nuevo grupo de Oil&Gas (petróleo y gas natural). Los encuentros de los grupos de trabajo se concretaron en una serie de acciones en colaboración, entre las cuales destacan las siguientes:

– El desarrollo y promoción de cuatro marcas: Smart Grids Basque Country, Offshore Wind Basque Country, Wave Energy Basque Country, CSP Basque Country y la presentación de las mismas en stands conjuntos de empresas bajo la marca común en ferias y eventos internacionales: EWEA Offshore 2015 (Copenague), Bilbao Marine Energy Week 2015 (Bilbao), European Utility Week 2015 (Viena), CSP Today (Sevilla).

– La realización de tres misiones internacionales directas a México, Chile y Escocia, y la organización de dos misiones inversas a Euskadi de responsables de la empresa mexicana Pemex.

– La puesta en marcha de Windbox, Centro para la integración y validación de subsistemas eólicos mediante ensayos avanzados. Esta iniciativa está enmarcada en la Estrategia de Fabricación Avanzada del Gobierno Vasco y cuenta con la participación de nueve empresas vascas fabricantes de componentes y sistemas para aerogeneradores.

– El apoyo al Gobierno Vasco y a la SPRI (el Grupo SPRI es la agencia de desarrollo empresarial del Gobierno Vasco) como Technical Experts en el liderazgo del Energy pilot de la Vanguard Initiative, red de regiones europeas especializadas en la Fabricación avanzada de componentes para entornos marinos: coordinación de equipos de trabajo, organización de reuniones-eventos en Bruselas, difusión e involucración de empresas asociadas.

– La dinamización y participación en siete proyectos de I+D en colaboración
Marinel, para el diseño de una subestación transformadora marina autoinstalable y de grandes dimensiones;
Balea, proyecto de demostración de plataformas flotantes para aerogeneradores marinos;
Azkarga, proyecto de desarrollo de una estación de recarga rápida para vehículos eléctricos;
Tecoff, dedicado al desarrollo de componentes avanzados para la nueva generación de aerogeneradores marinos;
Calor, iniciativa impulsada por Innobasque para la colaboración en el aprovechamiento de calores residuales en procesos industriales;
ALePRE, dedicado a los nuevos discos y bloques de motor de aluminio altamente competitivos fabricados con tecnología de e-presión y aprovechamiento de calor residual”;
Elurgai, una estación autónoma redundante de generación en entornos aislados.

– La presentación de seis propuestas a programas europeos en colaboración con clústeres y empresas de toda Europa, de las cuales dos fueron aprobadas para su puesta en marcha en 2016.

En la asamblea anual de ayer, el Clúster de la Energía del País Vasco eligió nuevo presidente. El elegido fue José Javier Arteche, que preside actualmente el Grupo Arteche y que sustituye en el cargo a Ignacio Martín, presidente de Gamesa. Jon Azúa, presidente de E-Novating, fue el ponente invitado en el acto de ayer, en el que ofreció una charla sobre las tendencias generales del sector energético.

Añadir un comentario