panorama

El Ayuntamiento de Madrid está dispuesto a conseguir la autosuficiencia energética de sus inmuebles en 2030

0
El Ayuntamiento de Manuela Carmena ha presentado hoy el informe ‘Hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética’ que marca las pautas a seguir para conseguir la autosuficiencia energética en 2030 en el parque inmobiliario municipal, para lograr un suministro de energía 100% renovable y autosuficiente, y alcanzar emisiones cero en sus edificios, en línea con el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático. El informe ha sido elaborado con la colaboración de la Fundación Renovables.
El Ayuntamiento de Madrid está dispuesto a conseguir la autosuficiencia energética de sus inmuebles en 2030
Inés Sabanés, Jorge García Castaño y Sergio de Otto durante la presentación

La Hoja de Ruta Madrid 2030 de Autoconsumo y Sostenibilidad Energética, que ha sido presentada hoy por la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, junto al vicepresidente de la Fundación Renovables, Sergio de Otto, contempla dos pilares fundamentales:

• La reducción de los consumos mediante la rehabilitación energética y la mejora de la eficiencia de los procesos (escenario de eficiencia energética), que supondrían reducir en un 50% la demanda de energía y la sustitución progresiva del uso de combustibles fósiles por otros más eficientes.
 
• Cubrir parte del consumo energético mediante la generación municipal de energía renovable fotovoltaica en el mismo punto de consumo y el suministro eléctrico a partir de fuentes de energías renovables, generadas en emplazamientos lo más cercanos posibles al punto de consumo (escenario de autosuficiencia).

Las inversiones que el Ayuntamiento tendría que realizar en los escenarios de eficiencia y autosuficiencia 2030 se situarían entre los 23 millones de euros al año de mínimo y los 38 millones de euros máximo. Teniendo en cuenta que los costes anuales de la factura energética de las instalaciones y edificios municipales son actualmente de 33 millones de euros, muy cerca de las necesidades de inversión, se demuestra la oportunidad económica que supone el avance en autosuficiencia a largo plazo, a la vez que se hace una apuesta sostenible y responsable con el medio ambiente y la ciudadanía.
 
Estudio del parque inmobiliario
Para desarrollar este proyecto se ha analizado el conjunto del parque inmobiliario municipal y sus consumos energéticos asociados en 2016 respecto a electricidad, gas natural y gasóleo C. De los 1.600 edificios e instalaciones de los que dispone el Ayuntamiento de Madrid se han seleccionado los 900 con mayor consumo, que suponen el 95% de la demanda de energía. El coste total ese año sumando los tres tipos de suministros ascendió a 33.691.138 euros, el consumo ascendió a 346.324.970 kWh y las emisiones (kg CO2) a 96.326.586.
 
El análisis de los datos respecto al consumo por función de los edificios municipales (administrativo, cultural, deportivo, educativo, seguridad, servicios sociales y otros) indican que un 51% del consumo total fue para las instalaciones educativas (26%) y deportivas (25%). El documento también pone de manifiesto el peso de la climatización en el consumo de cada edificio, superando el 70% todas las tipologías excepto en los edificios administrativos (48%). Ello significa que se deberán priorizar la electrificación de los sistemas de climatización, al tener una mayor repercusión en el ahorro total.
 
El estudio también ha identificado las características de cada espacio para la implantación de fotovoltaica, estudios que son utilizados para las actuaciones de instalación que se están poniendo en marcha.
 
Eficiencia energética
En iluminación, se apuesta por la automatización y el cambio a LED; y en climatización, por la mejora de los cerramientos, la introducción de la tecnología de las bombas de calor reversibles y las mejoras de eficiencia en equipos de calor como calefactores eléctricos. Por su parte, en agua caliente sanitaria (ACS) el documento propone potenciar la energía solar y mejorar la eficiencia en equipos obsoletos como son los calentadores eléctricos.
 
Si las premisas anteriores se cumplen, con el objetivo de reducir la demanda de energía en un 50%, los edificios del Ayuntamiento de Madrid pasarían de los 346 GWh de 2016 entre electricidad, gas natural y gasóleo C, a un consumo de electricidad de 173 GWh en 2030. Así, la reducción en iluminación sería de un –45%, en climatización –55%, en agua caliente sanitaria –60% y en “otros” –10%, lo que significaría un –50% respecto al consumo de 2016.
 
Inversiones para la autosuficiencia energética
La variable de la autosuficiencia energética en la hoja de ruta supone una apuesta clara por el aprovechamiento del potencial de la producción de energía eléctrica con la solar fotovoltaica en las azoteas de los edificios municipales. En concreto se han contabilizado más de 1,2 millones de metros cuadrados de azoteas en los 900 edificios municipales evaluados, de los que 735.000 serían aprovechables para instalar sistemas de autoconsumo fotovoltaico, con una potencia instalada de 75 MWp/año y una cobertura del 61% de la demanda de electricidad prevista en 2030 que supondrían un coste hasta 2030 de 96,5 millones de euros
 
Para alcanzar el 100% de la demanda habría que instalar sistemas fotovoltaicos en espacios públicos, aparcamientos disuasorios y terrenos municipales y el coste total hasta 2030 implica invertir 140 millones de euros.
 
Sistema de Gestión Energética
Para planificar y ejecutar esta transformación energética en el parque inmobiliario municipal, el documento señala la necesidad de implementar un Sistema de Gestión Energética Municipal (SGE), que coordine información, recursos y planes, junto con el desarrollo de las herramientas de gestión de los diferentes parámetros energéticos y llevar a cabo una serie de actuaciones.
 
Para ello, en los próximos meses, el Ayuntamiento de Madrid tendrá en marcha un acuerdo marco para la monitorización de las instalaciones, la elaboración de auditorías energéticas y la elaboración de planes de actuación de eficiencia energética.
 
Actuaciones en marcha
El Ayuntamiento ya ha puesto en marcha medidas para mejorar el ahorro y la eficiencia energética, como lo demuestra la reducción de un 21% de la factura del consumo de electricidad desde 2014. Ese año la factura ascendió a 26.442.351 euros, mientras que la de 2017 disminuyó a 20.861.194 euros. Y ha bajado igualmente el gasto en gasóleo C (para calefacción), ya que se ha reducido a la mitad desde 2014: de 1.893.089 euros a 920.855 euros en 2017. Este año se eliminarán 18 calderas de gasóleo de edificios e instalaciones municipales, lo que supone suprimir un 67% del consumo de gasóleo actual y un ahorro de 145.000 euros al año para las arcas municipales. En 2019 las calderas de gasóleo serán historia en el Ayuntamiento de Madrid.

Además, en los últimos tres años se han ido introduciendo medidas de fiscalidad verde, como la bonificación del 50% de la cuota íntegra del IBI a favor de las edificaciones residenciales en las que se haya instalado sistemas de aprovechamiento térmico y eléctrico de energía solar. Y la Ordenanza del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM)  introduce un 75% de descuento a favor de quien cambie un vehículo sin distintivo ambiental por uno con distintivo C o superior.

El Presupuesto General del Ayuntamiento de Madrid para 2018 incluye inversión en impacto social y medioambiental: se destinan 30 millones de euros para emprendedores y empresas con proyectos de innovación social que generen impacto positivo en la ciudad de Madrid; y hay 50 millones para financiación de inversiones de eficiencia energética y adaptación al cambio climático en la ciudad de Madrid en el marco del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático.

Fotovoltaica
Respecto a la instalación de paneles fotovoltaicos en los edificios municipales, la previsión es que durante este año se inicie la instalación de 89, frente a los 5 que había en 2015. De estos, 28 ya están en ejecución o concluidos; 17 irán en los nuevos edificios que se van a construir (escuelas infantiles, Almacén de Villa…); otros 23 se articulan como Inversiones Financieramente Sostenibles por parte de varios distritos; 21 son instalaciones contempladas por la Dirección General de Patrimonio también como IFS.

Nuevo contrato de suministro de energía eléctrica
Hasta conseguir este objetivo de autosuficiencia, el Ayuntamiento ha dado el paso de contratar energía cero emisiones CO2 y cero residuos radiactivos. Así es el nuevo contrato de suministro de energía eléctrica para todos los edificios municipales y equipamientos del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos (1.300 puntos de suministro eléctrico) para el periodo comprendido entre el 1 de julio de 2018 y el 30 de junio de 2020. Dividido en cuatro lotes por un importe total de 82 millones de euros, “el acuerdo va a marcar un hito en la metrópoli y supone un cambio trascendental en las políticas económicas y medioambientales del Consistorio. Por primera vez, las empresas que suministran la electricidad solo comercializan energía de origen 100% renovable, lo que garantiza que las emisiones CO2 y que la generación de residuos radioactivos sean nulas”, explican desde el Ayuntamiento madrileño.
 
El acuerdo marco incorpora como criterio de solvencia técnica la certificación A emitida por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), de que la energía comercializada es de origen 100% renovable. De acuerdo con el informe publicado el 27 de abril de 2017 por la CNMC, 76 empresas comercializadoras suministran energía 100% renovable, siendo empresas de tamaño grande, mediano y pequeño. Esto supone el 64% de las comercializadoras.

La Fundación Renovables anima a otros ayuntamientos
La Fundación Renovables se ha mostrado “enormemente satisfecha” con el trabajo que ha realizado para el Ayuntamiento de Madrid ya que se enmarca en su firme creencia de que las ciudades son el motor de la Transición Energética. “Los ayuntamientos están asumiendo un papel en el cambio de modelo energético que los Gobiernos, hasta ahora, no han querido asumir”, ha dicho Sergio de Otto durante la presentación hoy ante los medios de comunicación.

El vicepresidente de la Fundación Renovables ha dicho que este informe es “perfectamente asumible por todos los partidos políticos”, y ha sugerido a otras administraciones que sigan el ejemplo de Madrid tanto en lo que se refiere al contrato municipal de suministro de energía 100% renovable –que empieza a funcionar hoy– como en la elaboración de una hoja de ruta para la sostenibilidad energética. Al respecto, Sergio de Otto ha explicado que “el cambio de modelo que proponemos no se trata solo de sustituir unas energías por otras sino también de acometer un cambio de cultura energética”.

La Fundación Renovables colabora estrechamente con aquellas ciudades que están dispuestas a adquirir un mayor protagonismo en el cambio de modelo energético. Bien con informes, como es el caso de Vitoria-Gasteiz, para la que ha realizado un diagnóstico de la situación actual de la ciudad; bien a través de conferencias internacionales para hacer posible el intercambio de información con otras ciudades europeas que han implementado esquemas pioneros en esta dirección, como se hizo en Barcelona.

También a través de cursos de verano que reúnen a los mayores expertos en la materia para mostrar mejores prácticas y posibles escenarios a los consistorios interesados, como es el caso de Málaga. “Nuestra previsión es colaborar en los próximos meses con otros ayuntamientos para revisar sus actuaciones municipales en materia de eficiencia energética y proponerles una hoja de ruta”.

En el caso concreto de la Hoja de Ruta de Madrid el trabajo de la Fundación Renovables ha consistido en el cálculo del posible ahorro energético mediante la mejora de la eficiencia, la evaluación de la potencia instalable fotovoltaica en edificios municipales y mobiliario urbano, haciendo especial hincapié en el análisis de los diferentes modelos de integración de la demanda y generación (autoconsumo y sostenibilidad), además de la propuesta de integración de otras energías renovables y políticas de consumo más eficientes en iluminación, climatización (bombas de calor) y otros consumos relevantes de los edificios municipales.

Asimismo, han llevado a cabo un análisis de las necesidades organizativas del Ayuntamiento y una propuesta de modelos de gestión que integren las distintas áreas de gobierno, y faciliten la consecución de los objetivos marcados. Todo ello junto a un análisis económico y financiero de los objetivos propuestos, y modelos de inversión, un seguimiento de actuaciones en marcha o a corto plazo para garantizar su integración en el sistema y el desarrollo de plan de comunicación y de una propuesta de participación de los usuarios y ciudadanos.

Añadir un comentario