panorama

De acuerdo con la declaración de emergencia climática, pero hay que aumentar los objetivos de energías renovables

0
Lo ha dicho la asociación ecologista WWF en un comunicado de valoración de la Declaración de Emergencia Climática que hizo ayer el Consejo de Ministros. Según WWF, esa declaración, que califica como "un gran paso necesario", debe ir acompañada de "objetivos y medidas concretas en línea con la senda de reducción de emisiones que marca el Panel Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) para no superar los 1,5 grados de aumento de temperatura media global". [Foto].
De acuerdo con la declaración de emergencia climática, pero hay que aumentar los objetivos de energías renovables

Esto significaría -explican desde WWF- una reducción de las emisiones globales de entre un 40 y un 60% para 2030 respecto a 2010 "o, tal y como sugiere el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, un 7,6% anual". Según WWF, en el caso de España, esta reducción de emisiones debería traducirse "en un aumento de la ambición del objetivo del Plan Nacional Integrado de Clima y Energía". La oenegé del oso panda propone para ello elevar el objetivo actual de -20% a -50% (reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 referido a 1990), y, para materializar ese horizonte, considera que "es necesario aumentar los objetivos de energías renovables y de eficiencia energética". De igual manera, la organización recuerda que los objetivos de la Proposición de Ley de Cambio Climático y Transición Energética deben revisarse para que estén alineados con 1,5 grados. "De lo contrario -alerta-, la declaración de Emergencia Climática sería puramente retórica y no contribuiría al cambio sistémico que se necesita". Además -añaden desde WWF-, a esta mayor ambición en la reducción de emisiones "también hay que sumar medidas urgentes de adaptación a los riesgos y cambios que ya se están produciendo". En concreto, WWF pide (1) la naturalización y restauración de la costa y los ecosistemas costeros (playas, dunas y humedales); (2) destinar al menos un 50% de los fondos de la Política Agrícola Común a objetivos ambientales y climáticos; y (3) reducir las dotaciones de agua para el regadío en función de los impactos climáticos y potenciar una gestión forestal (pública y privada) que conduzca a la existencia de masas forestales menos vulnerables a los grandes incendios destructivos.

Bajo estas líneas, la propuesta -ruta de evolución de la potencia renovable instalada- que plantea el Plan Nacional Integrado 2021-2030 de Energía y Cambio Climático.

Evolución de la potencia instalada de energía eléctrica PNIEC 2021-2030

Asimismo, la organización recuerda que el 2º Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático debe incluir soluciones y medidas basadas en la restauración de ecosistemas, donde se identifique y financie la restauración de zonas naturales estratégicas por su función en la prevención de inundaciones, aumento del nivel del mar y riesgo de incendios, entre otras.

Añadir un comentario