panorama

La patronal de las renovables señala las luces y sombras de la nueva Ley andaluza de Cambio Climático

0
La Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner) valora hoy en un comunicado la Ley de Medidas frente al Cambio Climático y para la Transición hacia un nuevo Modelo Energético de Andalucía, que acaba de ser aprobada por el Parlamento regional. Claner, que considera que el Registro de la Huella de Carbono de Productos y Servicios debería pasar de ser algo voluntario a obligatorio, pide a la Administración "estabilidad regulatoria" para las instalaciones ya existentes y para que los inversores recuperen la confianza.
La patronal de las renovables señala las luces y sombras de la nueva Ley andaluza de Cambio Climático

Un Registro de la Huella de Carbono obligatorio "y una Unidad de Seguimiento de Energías Renovables, ya existente en otras comunidades autónomas, que sirva de control, vigilancia y coordinación en el cumplimiento de objetivos". Son las dos principales fallas que observa la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner) en la nueva ley andaluza de Medidas frente al Cambio Climático y para la Transición hacia un nuevo Modelo Energético. La asociación, que representa a las empresas dedicadas a las energías limpias en Andalucía, ha publicado hoy un comunicado en el que señala que espera "que la nueva normativa tenga un desarrollo reglamentario ambicioso y exigente en su cumplimiento por parte de todos los agentes políticos, sociales, institucionales y económicos para converger en un modelo energético en el que las renovables y la eficiencia energética han de ocupar el eje principal".

Impulso firme
El presidente de Claner, Alfonso Vargas, ha pedido por otro lado "impulsos firmes" para el despliegue de nuevas instalaciones de aprovechamiento de las fuentes de energía renovable y "estabilidad regulatoria" para las instalaciones ya existentes y para que los inversores puedan trabajar en un contexto de seguridad jurídica que les permita "planificar y poner en marcha nuevas instalaciones de energías limpias que posibiliten alcanzar los objetivos marcados”. La nueva Ley se dirige a las denominadas “emisiones difusas”, que se encuentran en una situación de vacío legal al no estar sujetas al Régimen Europeo del Comercio de Derechos de Emisión. Para estas emisiones, que suponen un 55% del total de emisiones de la comunidad, la Ley ahora aprobada fija el objetivo mínimo de reducción de un 18% en 2030 respecto al nivel registrado en 2005 (4,28 toneladas equivalentes de CO2 por habitante y año.

Señas de identidad
Constituida en febrero de 2012, la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner) se presenta como una "agrupación de empresas, organismos oficiales, centros tecnológicos y de investigación, universidades y fundaciones públicas, entre otros agentes". Claner declara como fines (1) "la representación y defensa del sector andaluz de las energías renovables y la eficiencia energética; (y 2) el impulso y fomento de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación de productos, procesos y servicios asociados a dicho campo". En aras de esos fines, Claner impulsa "la colaboración y cooperación entre los miembros del clúster de manera que fortalezcan la competitividad de las empresas andaluzas del sector energético limpio".

Entre los miembros del clúster, que actualmente cuenta con cerca de un centenar de entidades adheridas y presume de representar a más del 90% del sector renovable andaluz, se encuentra Andalucía Tech, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, la Universidad de Jaén, la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, la Fundación Descubre, agencias municipales y provinciales de la energía, las principales empresas de renovables de España y la compañía eléctrica Endesa Distribución.

Añadir un comentario