movilidad

Una excepción, las furgonetas eléctricas, cuyas ventas suben un 26,5%

Caen más de un 50% las ventas de vehículos eléctricos

4
Muchos datos muy diversos, en el último balance de ventas publicado por la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam). Según ese balance, las matriculaciones de "vehículos eléctricos puros de todo tipo" (turismos, dos ruedas, comerciales e industriales) han caído más de 55 puntos en el acumulado enero-febrero de 2021 con respecto a enero-febrero de 2020. Eso sí, el vehículo más vendido es el Tesla Model 3 (50.000 euros; 560 kilómetros de autonomía; tres coma tres segundos de cero a cien).
Caen más de un 50% las ventas de vehículos eléctricos

La incertidumbre derivada de la crisis del coronavirus es la causa que Aedive y Ganvam ven tras la caída brutal de ventas: retroceso en lo que va de año del 55,3% (en enero y febrero solo se han vendido 2.677 unidades). Si el análisis se circunscribe al dato estrictamente mensual (febrero) y por tipo de vehículo, las matriculaciones de "turismos eléctricos puros" cerraron el mes con una caída del 41,6% y un total de 928 unidades. El modelo más vendido el mes pasado, con 162 unidades, ha sido el Tesla Model 3 (foto). En la segunda posición se ha situado el Peugeot E-208, con 93 unidades, y cerrando el podio, el Kia E-Niro, tras matricular 81 unidades. Frente a la caída de los eléctricos puros, se alza, sin embargo, una fuerte subida de las ventas -advierten las asociaciones- de híbridos enchufables: +78%, hasta alcanzar las 2.155 unidades.

Con respecto al mercado de dos ruedas, los ciclomotores cayeron en febrero un 77%, hasta situarse en las 196 unidades. Las motocicletas, por su parte, descendieron un 39% durante el pasado mes, con un total de 321 unidades, representando casi el 20% del total de matriculaciones de vehículos eléctricos. Ganvam y Aedive destacan "el aumento registrado durante el mes pasado por las furgonetas eléctricas que, con una subida del 26,5% y un total de 172 unidades, cobran protagonismo en el reparto de última milla".

El análisis de las asociaciones
Los objetivos impuestos por la Administración, que fijan el parque de vehículos eléctricos en cinco millones para 2030, "obligan -según Aedive y Ganvam- a acelerar el ritmo de matriculación hasta alcanzar las 100.000 unidades en 2021, frente a las 35.045 de 2020, lo que supondría un 185% más". Para conseguirlo, ambas asociaciones abogan por una tercera edición del plan de incentivos a la compra de vehículos eléctricos (Moves), edición que debe homogeneizar al máximo -reclaman- los criterios en todas las comunidades autónomas "para hacerlo más gestionable y que establezca sanciones por incumplimiento en fechas para que los gobiernos regionales que hayan aceptado previamente el presupuesto que les corresponde del plan, publiquen la convocatoria en su boletín regional en el plazo estipulado por el Ministerio".

Hoy, no mañana
Aedive y Ganvam reclaman también "medidas fiscales para reducir la brecha de precio que actualmente existe entre los modelos eléctricos y los de combustión y hacerlos atractivos en precio hoy, no mañana”. En este sentido, tanto una asociación como la otra destacan la reciente decisión del Consejo de la Unión Europea por la que se autoriza a los Países Bajos a aplicar un tipo impositivo reducido a la electricidad suministrada a estaciones de recarga para vehículos eléctricos con una conexión directa a la red eléctrica, incluidas las estaciones de recarga de uso público y algunas estaciones de recarga de uso privado o profesional durante el período comprendido entre el 1 de enero de 2021 y el 1 de enero de 2025. Las asociaciones consideran que implementar esa misma medida en España, que insisten sale de una decisión del Consejo de Europa, impulsará las ventas de vehículos que evitan emisiones perjudiciales para la salud y el planeta.

En paralelo, insisten en la necesidad de impulsar la red de puntos de recarga, con el fin de ser capaces de atender las necesidades de carga normal, rápida y ultrarrápida de los vehículos eléctricos, eliminando las barreras administrativas que retrasan su despliegue.

Los nuevos peajes y cargos de la electricidad favorecerán la movilidad eléctrica
Por otro lado, ambas asociaciones consideran positivo el desarrollo de los peajes y cargos del sistema eléctrico de la electricidad que se aplicarán previsiblemente a partir de junio de 2021 y que implican ventajas importantes en ahorros para los ciudadanos y empresas, tanto para la recarga vinculada en los hogares, como para la recarga rápida y de alta potencia de acceso público.

En cuanto a los peajes, para los particulares, el nuevo sistema convierte en periodo valle ocho horas nocturnas (de 0 a 8h) y todas las horas de fines de semana y festivos nacionales, lo que supone que la mitad de las horas del año serán valle y por tanto, tendrán un coste muy pequeño.

Además -destacan-, se permitirá contratar más potencia en valle a un coste casi nulo (~1,4 €/kW y año), lo que resulta "especialmente beneficioso -señalan- para los usuarios de vehículo eléctrico que carguen en su casa o en cualquier otro sitio en horario nocturno, en especial con la llegada de vehículos eléctricos con mayores capacidades de batería".

Para la recarga pública, los nuevos peajes "serán también beneficiosos -destacan- al crearse una tarifa especial para recarga rápida pública con un término fijo muy reducido que abarata los costes de operación". Respecto a los cargos, la propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico establece un coste cero en el término de potencia y solo aplica cargos sobre la energía.

Qué es Aedive
La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica es un clúster que recoge en sus más de 150 empresas asociadas todos los eslabones de la cadena de valor industrial, tecnológica y de servicios de la movilidad eléctrica y que trabaja con las administraciones central, regionales y locales, la propia industria y agentes sociales e institucionales públicos y privados con el fin de "promover las condiciones que aceleren la descarbonización del transporte, generando a la vez competitividad, empleo y liderazgo en la transformación hacia una nueva automoción".

Qué es Ganvam
La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) es una organización sin ánimo de lucro e independiente políticamente fundada en 1957 que agrupa a más de 7.000 asociados entre concesionarios oficiales; compraventas independientes; servicios oficiales; agencias concertadas, y talleres independientes, entre otros sectores de la distribución: vehículos nuevos; usados; turismos; industriales; motocicletas y tractores agrícolas.

Según Ganvam, en conjunto, estas empresas comercializan y dan servicio a más del 80% del parque nacional. El principal objetivo de Ganvam es "representar los intereses de los distribuidores y reparadores ante el Gobierno, las distintas Administraciones y la sociedad en general, potenciando el papel socioeconómico que desempeña su sector, con la creación de 250.000 empleos directos y una facturación de más 95.000 millones, un 9% del PIB".

Añadir un comentario
Pablo Ruiz
Buenas. Les recomendaría, si me dejan, el libro \"PETROCALIPSIS. Crisis energètica global i cómo (no) la vamos a solucionar.\" de Antonio Turiel... Un saludo.
Miguel
Ese es el eterno dilema, Alfredo: tener el trabajo cerca del lugar de residencia, o cambiar de residencia para vivir cerca del trabajo. Dependiendo del tipo de trabajo y la estabilidad del empleo, a veces no es nada fácil y más si trabajan dos miembros de la familia. Peor aún se pone si hay poca oferta de trabajo que permita cambiar. Lo que sí es cierto es que la tendencia de sacar las oficinas del centro de las ciudades y ponerlas en el extraradio o en polígonos no es una buena solución que ha aumentado la movilidad individual, pero en eso ha tenido mucha culpa el precio disparado de las oficinas en el centro de las ciudades. Recuerdo hace años, cuando los empleos eran más estables y las empresas menos móviles, una persona se compró una vivienda cerca del lugar de trabajo.. y la empresa cambió de oficina a los tres meses. Al final los del sur yendo a trabajar al norte y los del norte yendo a trabajar al sur. Es una locura, En ciudades relativamente nuevas como las americanas suelen tener la mayoría de las oficinas en el centro de las ciudades y la gente vive alrededor y en metro se acercan al trabajo en relativamente poco tiempo. En España la localización de los centros de trabajo es caótico, así que la gente asienta su vivienda y luego se busca la vida laboral como puede. Cuando nos vamos al mundo rural, uno trabaja donde puede, sin más, porque ahí la oferta sí que es mucho más reducida, y a veces a muchos kms de distancia.
Alfredo
Lo que hace falta no es cambiar el coche diésel por el eléctrico. Lo que hace falta es primar la accesibilidad, y no la movilidad. Que tengamos acceso, que podamos satisfacer nuestras necesidades, sin tener que recorrer kilómetros y kilómetros (hasta el híper, hasta el trabajo, hasta el polideportivo). Ciudades de quince minutos. https://www.bbc.com/mundo/noticias-53589225
Miguel
De momento el coche eléctrico es casi un objeto de lujo. Todavía no le ha llegado el momento de la expansión al gran público debido a que hay un cuello de botella enorme en la fabricación de baterías por falta de minerales, especialmente níquel y cobalto y en menor medida el litio. Mientras no se solvente este problema, el coche eléctrico seguirá siendo minoritario y muy caro. El gobierno va a poder seguir recaudando suculentos ingresos a través de los impuestos de la gasolina y gasóleo. Lo curioso es que el gobierno ha puesto fecha de fin a la fabricación de estos vehículos sin haber solventado antes lo que se necesita para que el coche eléctrico sea una realidad.