hidrógeno

El hidrógeno protagoniza la nueva etapa digital de la revista Ambienta del Miteco

0
El número lleva por título La apuesta por los gases renovables, pero quien ocupa un mayor número de páginas, casi la mitad de la revista, es el hidrógeno, acorde con la apuesta demostrada por el Gobierno y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco). Con este número comienza una nueva etapa exclusivamente digital de Ambienta, la revista de este ministerio. El biogás y el biometano tienen un tratamiento menor, destacando un artículo de Francisco Repullo, presidente de la Asociación Española de Biogás.
El hidrógeno protagoniza la nueva etapa digital de la revista Ambienta del Miteco
Portada del último número de Ambienta que inaugura una nueva etapa en la revista

Javier Brey, presidente de la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2), José Luis Cabo, subdirector General de Hidrocarburos y Nuevos Combustibles del Miteco y Marta Maroño, investigadora del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), abren el especial de Ambienta sobre gases renovables dando su visión sobre el futuro del hidrógeno desde la empresa, la Administración y la ciencia.

Según la nota de prensa del Miteco, “Ambienta dedica su número 126 a los gases renovables a través de un monográfico en torno al hidrógeno, el biometano y la futura revolución que supondrán en el corto plazo”. Para ello cuenta con “reconocidos expertos para responder a los interrogantes sobre el abanico de posibilidades que se abre en la generación de esta energía”.

Esos interrogantes son: “¿Son factibles ya estas energías en España? ¿Cuándo será asequible su coste? ¿Podemos situarnos a la cabeza de estas tecnologías? ¿Cuándo se comercializarán los coches de hidrógeno?” En el caso del biogás no solo es factible, sino que lleva años aportando energía eléctrica y térmica, inyectando biometano en la red gasista y, aunque de forma más experimental, moviendo vehículos.

El potencial del hidrógeno en España
El hidrógeno se conjuga más en futuro. Javier Brey lo considera “la pieza angular para las estrategias de descarbonización. Por eso ahora todos los países están introduciendo el hidrógeno en sus estrategias energéticas”. José Luis Cabo destaca “el potencial que tiene España para producir hidrógeno renovable a través de una electricidad renovable con costes muy competitivos, un aspecto que marca las diferencias con respecto a otros países de nuestro entorno”.

También se echan cálculos sobre los puestos de trabajo que se crearán de aquí a 2030. Brey afirma que  “la AeH2 cree que se podrían llegar a crear 220.000 relacionados con el hidrógeno y sus tecnologías”. Emilio de las Heras,  Ingeniero naval, master in business administration (MBA), da otras cifras: “los gases renovables podrían crear unos 120.000 empleos permanentes, de calidad, en industrias químicas, de bienes de equipo, automoción, calefacción y generación de electricidad y calor, la mayoría en la España rural”.

La apuesta de Ambienta por el hidrógeno en el primer número de su nueva etapa digital va acorde con la del Gobierno. En octubre de este año se presentó la Hoja de Ruta del Hidrógeno a desarrollar dentro del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y en noviembre el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avaló presencialmente junto a cuatro ministros esta apuesta en la jornada Hidrógeno renovable: Una oportunidad para España.

Biogás, mejor con plantas cerca de donde se produce el residuo que las alimenta
El biogás también ha recibido un apoyo importante a través del PNIEC y de la futura ley de cambio climático y transición energética, y el Miteco también quiere que cuente con su hoja de ruta, actualmente en consulta pública, para establecer objetivos definidos de penetración tanto del biogás como del biometano.

Para Francisco Repullo, dicha hoja de ruta tiene que “ser la herramienta que guíe y fomente su despliegue y desarrollo (del biogás y del biometano), considerando su papel relevante en la transición energética y en su capacidad para integrar la economía circular en la generación de energía renovable”. Repullo también considera importantes los “aspectos sociales y ambientales, así como su potencial contribución para alcanzar los objetivos de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico”.

Otra de la consideraciones que hace Repullo en Ambienta es que “las instalaciones de biogás deberían estar lo más próximas posible a los lugares donde se generan los residuos, es decir, en entornos agrícolas y ganaderos en el medio rural. Consecuentemente crean empleo y generan actividad económica en entornos rurales donde el problema actual es la despoblación”.

Añadir un comentario