hidráulica

La gigabatería del Tâmega aportará casi 900 MW de capacidad de bombeo al sistema eléctrico portugués

0
El complejo hidroeléctrico del Tâmega, en el norte de Portugal, va a demandar una inversión superior a los 1.500 millones de euros y comprende la construcción de tres presas en los ríos Tâmega y Torno: Gouvães, bombeo; Daivões, turbinado; y Alto Tâmega, turbinado. Las obras, que comenzaron en el año 2014, han sido completadas ya en dos tercios y se espera concluyan en 2023, conforme al calendario previsto, si bien las plantas de Gouvães (bombeo) y Daivões (turbinado) entrarán en operación ya a finales de 2021. [En la imagen, infografía de Iberdrola].
La gigabatería del Tâmega aportará casi 900 MW de capacidad de bombeo al sistema eléctrico portugués

El aprovechamiento del Alto Tâmega estará formado por una primera presa de 107 metros de altura en cuya base habrá instalada una central hidroeléctrica de 160 megavatios de potencia; a diez kilómetros de distancia, río abajo, se encuentra el segundo aprovechamiento, la central de Daivões, que tendrá una pared de 78 metros de altura y una potencia de 118 megavatios. Y, por fin, la tercera pieza clave del entramado es el sistema de Gouvães, que permitirá turbinar y bombear agua al río Torno desde el embalse de Daivões. Este aprovechamiento reversible (Gouvães) tendrá una potencia de 880 megavatios. El Banco Europeo de Inversiones ha concedido un préstamo de 650 millones de euros para Iberdrola, que es la promotora de esta obra, financie las tres presas e infraestructuras asociadas. La inversión total superará los 1.500 millones.

Según Iberdrola, una vez concluida, esta infraestructura tendrá capacidad de almacenamiento suficiente como para dar servicio a dos millones de hogares portugueses durante un día entero. Las tres plantas que integran el complejo del Tâmega (Gouvães, Daivões y Alto Tâmega) suman una potencia de 1.158 megavatios (MW). La gigabatería del Tâmega aportará 880 MW de capacidad de bombeo al sistema eléctrico portugués, "lo que implicará -según la compañía- un incremento superior al 30% respecto a los megavatios de bombeo de los que dispone a día de hoy el país vecino". Las plantas de bombeo permiten almacenar energía elevando el agua de un embalse inferior a otro ubicado a más altura (el operador bombea cuando el precio de la electricidad es bajo y turbina cuando ese precio es elevado).

Según Iberdrola, la tecnología hidroeléctrica de bombeo "es clave para garantizar la estabilidad del sistema eléctrico ante la intermitencia de otras fuentes de energía renovables, como la eólica o la solar fotovoltaica, que están llamadas a desempeñar un papel clave en la transición energética que propiciará la descarbonización de la economía". Al proyecto del Tâmega se sumarán además nuevos desarrollos renovables de Iberdrola en Portugal: la compañía se ha adjudicado recientemente capacidad solar para más que duplicar su potencia renovable operativa en el país y promueve ya nuevos proyectos de capacidad eólica en la región del Tâmega, que implican una inversión de 200 millones de euros. La compañía tiene más de 800.000 clientes en Portugal.

Cómo funciona una central hidroeléctrica de bombeo

Artículos relacionados
Los ecologistas denuncian en Portugal tres presas de Iberdrola

Añadir un comentario