geotérmica

Contra la dependencia del gas ruso, geotermia

0
Contra la dependencia del gas ruso, el European Geothermal Energy Council (EGEC) propone redes de climatizacion geotérmicas de distrito: GeoRedes o instalaciones que constan de una central de generación de calor/frío que aprovecha el calor de la tierra -la geotermia- y de una red asociada de tuberías que distribuye esa energía térmica en un distrito; o lo que los angloparlantes llaman district heating, DH).   Pues bien, para promover su implantación, EGEC está participando en el proyecto GeoDH, que ha elaborado un mapa geotérmico interactivo de Europa que señala, entre otras cosas, dónde están los más ricos yacimientos de geotermia del Viejo Continente y dónde están las 237 GeoRedes que lo jalonan, 4.300 megavatios térmicos (MWt).
Energías Renovables repasa en exclusiva los primeros hallazgos de ese proyecto -GeoDH-, que está siendo cofinanciado por la Comisión Europea y que ha elaborado además una batería de directrices -una propuesta de marco regulatorio- para el desarrollo de las redes de climatización geotérmicas de distrito: GeoRedes.
Contra la dependencia del gas ruso, geotermia

El Consejo Europeo de la Energía Geotérmica (European Geothermal Energy Council, EGEC) asegura que más del 25% de la población europea vive en áreas aptas para la instalación de redes de distribución de climatización geotérmica (GeoRedes): "hay un gran potencial en el centro y en el este de Europa" (EGEC destaca Hungría, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, la República Checa y Rumanía). Según el Consejo Europeo de la Energía Geotérmica, las GeoRedes constituyen una opción muy útil "e inmediata" para el alivio de la dependencia que padece el Este de Europa del gas ruso, ese que atraviesa Ucrania. La prueba de que la geotermia es una solución en tiempo presente -explica el Consejo- es que, en Europa, el año pasado fueron instaladas once GeoRedes nuevas en cinco países (122 MWt). Así, hoy ya son 237 las redes geo que recorren las ciudades del Viejo Continente (incluyendo cogeneraciones), instalaciones que suman 4.300 MWt y que producen aproximadamente 12.883 GWh (equivalente a 1.107 kilotoneladas equivalentes de petróleo).

Potencia geotérmica en georedes

Los beneficios
Las ventajas que presentan la calefacción y la refrigeración geotérmicas, por comparación con otras fuentes de energía, son varias, según EGEC. Para empezar, la geotermia (el calor de la tierra) es una fuente de energía autóctona (local) y flexible que diversifica el mix energético (lo que conduce a la independencia energética y nos protege de los precios, volátiles y sobre todo crecientes, de los combustibles fósiles). Además -añade el Consejo-, la geotermia puede proporcionar oportunidades de desarrollo económico a los territorios en los que se desarrolle, oportunidades para la Hacienda pública, que se beneficiará de los impuestos de actividades de las empresas que desarrollen su trabajo en este sector; oportunidades para la industria, que si crece en el interior acabará lógicamente exportando tecnología hacia el exterior; y oportunidades en materia de creación de empleo local, que es uno de los más graves problemas a los que se enfrenta la Unión Europea de hoy.

GeoDH
El proyecto GeoDH, cofinanciado por el programa Intelligent Energy Europe de la UE, es una iniciativa cuyo objetivo es desarrollar GeoRedes. Está siendo llevado a cabo por un consorcio constituido por diez socios (entre ellos, EGEC) de catorce estados de la UE: Hungría, Polonia, Eslovaquia, República Checa, Rumanía, Bulgaria, Eslovenia, Holanda, Italia, Alemania, Francia, Dinamarca, Irlanda y Reino Unido. La primera fase del proyecto GeoDH ha servido para evaluar el potencial de la geotermia en los catorce países implicados, y, ahora, los socios impulsores de esta iniciativa están trabajando en la identificación de las barreras administrativas y financieras con las que se está encontrando el desarrollo de la geotermia en el Viejo Continente y, a la par, en las soluciones (recomendaciones, modelos de apoyo) que pueden ser articuladas contra esos obstáculos. De momento, GeoDH ya ha anunciado que presentará en los próximos meses una guía detallada sobre modelos de financiación y dirección de proyectos.

Todo un mapa
GeoDH presume de haber evaluado y publicado "el primer mapa de recurso geotérmico interactivo de Europa" (se centra en los catorce países de los que proceden los socios del proyecto). Según EGEC, ahora mismo, donde más presentes están las GeoRedes es en Francia (41), Islandia (32), Alemania (25) y Hungría (19), si bien la mayoría de los países de la Unión tienen un significativo potencial de crecimiento de aquí a 2020. En todo caso, ahora mismo -informa GeoDH-, los mercados más calientes son el alemán, el francés, el húngaro y el danés. El Consejo Europeo de la Energía Geotérmica ha extraído, a partir de la elaboración de su mapa interactivo, varias conclusiones. A saber:

• Las GeoRedes pueden ser desarrolladas en todos los países de la Unión Europea.
• La geotermia es una fuente de energía que puede aprovechar redes de distribución de climatización de distrito ya existentes (buen momento para la implantación de la geotermia son las obras de ampliación o de renovación de redes existentes, redes que funcionaban probablemente con combustibles fósiles).
• Las GeoRedes pueden ser construidas en muchas regiones de Europa a coste competitivo.
• La plataforma Panonia (centro y Este de Europa) es particularmente interesante por su potencial.

Las directrices y el marco regulatorio
De acuerdo con Eurostat -explica EGEC-, aproximadamente un tercio del total de las importaciones de crudo (34,5%) y gas natural (31,5%) de la Unión Europea en 2010 procedió de Rusia. El 75% de ese gas es empleado en usos térmicos (dos tercios en el sector residencial y un tercio en la industria). Pues bien, según EGEC, la tecnología de las GeoRedes tiene el potencial de reemplazar una parte significativa de estos combustibles. Eso sí, es fundamental desmoronar las barreras que impiden que esta fórmula de aprovechamiento de los recursos geotérmicos -la GeoRed- prospere en la medida de sus auténticas posibilidades. Para ello, el proyecto GeoDH ha elaborado una serie de directrices -marco regulatorio- para el desarrollo de las redes de climatización geotérmicas de distrito. Son estas: 

• las legislaciones local y nacional deben establecer una definición clara de recursos energéticos geotérmicos (y de la terminología asociada) en consonancia con la Directiva 2009/28/CE;

• los derechos de los propietarios deben ser garantizados;

los procedimientos administrativos deben ser simplificados (sin que ello suponga -antes al contrario- que deban ser desatendidas la complejidad y los potenciales impactos del desarrollo de la energía geotérmica);

• la normativa concerniente a la autorización debe por otra parte ser transferida al nivel administrativo regional (o local, si es pertinente);

• la normativa sobre redes de distribución de climatización geotérmica de distrito debe ser tan descentralizada como sea posible en aras de su adaptación máxima a los contextos locales;

• lo idóneo sería contar con una autoridad (o ventanilla) geotérmica única;

• la información sobre la cantidad, calidad y cualidades de los recursos geotérmicos disponibles para su aprovechamiento en GeoRedes no solo debe estar disponible para todos los actores, sino que debe ser en todo caso fácilmente accesible;

• las GeoRedes deben ser incluidas en las estrategias y planes energéticos nacionales, regionales y locales;

• los poderes políticos y cargos públicos deben estar bien informados en todo lo concerniente a la geotermia;

• los técnicos y las compañías prestadoras de servicios energéticos deben recibir la adecuada formación en materia de geotermia;

el público debe estar informado y ser consultado sobre los proyectos de desarrollo de GeoRedes (el objetivo es ganar la aceptación pública de los mismos desde la información no sesgada y el conocimiento de causa);

• la legislación debería establecer como objetivo primero la proteccion del medio ambiente y, en este caso, debe establecer prioridades en materia de uso del suelo: la energía geotérmica debería priorizarse sobre otros usos como la extracción de combustibles fósiles no convencionales, la captura y almacenamiento de CO2 y los cementerios nucleares.

Añadir un comentario