fotovoltaica

Una instalación fotovoltaica en Burgos que pasa casi inadvertida

0
La integración de la energía solar en cualquier tipo de edificios puede conseguir cotas como la de esta vivienda unifamiliar en Burgos. Se trata de una instalación de autoconsumo de 8,28 kWp realizada por la empresa Abasol-IMM, que permitirá a sus propietarios reducir la factura de la luz y cargar las baterías de un vehículo eléctrico.
Una instalación fotovoltaica en Burgos que pasa casi inadvertida
Los módulos se pueden ver sobre la cubierta en primer plano

La empresa de ingeniería Abasol contactó con el especialista en distribución fotovoltaica Suministros Orduña para estudiar y determinar las necesidades energéticas de la vivienda y adquirir el material necesario. Tras el estudio se determinó que el proyecto constaría de 24 paneles fotovoltaicos de 345 vatios, que suman una potencia de 8,28 kWp, varios inversores y un grupo de baterías de litio de BYD HV 15 kWh. Todo el material ha sido proporcionado por Suministros Orduña.
 
Abasol estima que el ahorro energético de la instalación fotovoltaica estará en torno a 1.400 €/año, a lo que hay que añadir una reducción de las emisiones de 3.425 kg de CO2, 32 kg de SO2 y 22 kg de NOx anualmente.

“Las personas somos cada vez más conscientes del cuidado del medio ambiente. Por ello, cada vez son más las que optan por instalar fotovoltaica en sus viviendas y deben hacerlo de la mano de especialistas, tanto en instalación como en distribución, y con primeras marcas para asegurarse la eficiencia y las garantías de las instalaciones”, apunta Eduardo Fernández desde Abasol-IMM.

Añadir un comentario