fotovoltaica

Li Wenxue, vicepresidente de LONGi Solar, cree que la industria fotovoltaica acelerará su ritmo para convertirse en digital

0
El vicepresidente de LONGi Solar, Li Wenxue, cree que la pandemia del coronavirus “inevitablemente tendrá un impacto en el mercado fotovoltaico global, con una caída de las instalaciones que puede rondar los 10 GW”. También cree que la energía solar dentro de China está superando gradualmente ese impacto, y que no cambiaría sus expectativas para todo el año.
Li Wenxue, vicepresidente de LONGi Solar, cree que la industria fotovoltaica acelerará su ritmo para convertirse en digital
Li Wenxue, vicepresidente de LONGi Solar

LONGi Solar es una de las mayores empresas fotovoltaicas del mundo. Con un modelo de negocio que cubre toda la cadena de la industria fotovoltaica, desde la fabricación de lingotes y obleas de silicio monocristalino hasta las células y los módulos. Así que su percepción sobre los efectos de la pandemia provocada por el Covid-19 es una mirada interesante para el sector global.

Li Wenxue cree que ese impacto se llevará por delante en torno a 10 GW de instalaciones este año, pero que “la pandemia aún es controlable y el mercado fotovoltaico de China está superando gradualmente su impacto”. LONGi sigue siendo optimista sobre el mercado en China en 2020 y no cambiaría sus expectativas para todo el año.

Donde sí podrían verse más impactos es en la estructura futura de la industria, que seguramente intensificará la competencia. Lo que “podría eliminar una serie de empresas con una pobre producción e infraestructura operativa”. A la larga, la pandemia aceleraría el proceso de “supervivencia del más apto” y obligaría a las empresas a mejorar sus capacidades de mitigación de riesgos, lo que finalmente tendría un impacto positivo en el desarrollo saludable y sostenible de la industria.

“Proporcionar a los clientes la mejor garantía del producto es el núcleo del negocio fotovoltaico, especialmente cuando existe un desequilibrio entre la oferta y la demanda, con la estabilidad y la fiabilidad a largo plazo de los proveedores”. Según Li Wenxue “LONGi siempre ha mantenido la capacidad de manejar el riesgo y hacer frente a los cambios del mercado, dando prioridad a su salud financiera y fortaleza operativa”. La relación activo-pasivo de LONGi se ha mantenido en un nivel bajo entre los fabricantes fotovoltaicos mundiales. En el informe Q1 2020 PV ModuleTech Bankability Ratings, se convirtió en el primer y único proveedor de módulos hasta ahora en recibir una calificación AAA. Esta robustez proporciona a la empresa un “paraguas” protector frente a la pandemia.

De cara al futuo, Li Wenxue cree que es necesario acelerar la inteligente y la digitalización de la compañía. “La pandemia se convertirá en el catalizador de la inteligente y digitalización de la industria fotovoltaica, obligando a las empresas a acelerar la producción inteligente. Y fortalecerá su determinación de crear un ‘mundo de energía verde’, recordando a las compañías de energía limpia su misión y responsabilidad”.

Tags: Fotovoltaica , Solar , China , PV
Añadir un comentario