fotovoltaica

El perfil fotovoltaico de una ingeniería integral

Izharia, la empresa en la que el 40% de la plantilla son ingenieras, con A

0
Fundada hace ahora exactamente diez años, Izharia se define como una empresa española que presta servicios de ingeniería a los sectores de la generación, el transporte y la distribución de electricidad, y, así mismo, al cada vez más amplio y diverso sector de las energías renovables. Dirigida por una ingeniera inquieta y multipremiada, por una de esas mujeres que no piden permiso –Isabel López Ferrer–, Izharia se dedica, entre otras cosas, al diseño inteligente de líneas aéreas y subterráneas, al análisis de sistemas de potencia, a la supervisión de obra y dirección facultativa y al desarrollo de parques eólicos y fotovoltaicos. Suya es la ingeniería del que ha sido en 2019 el mayor parque solar FV de Europa, La Mula, en Murcia.
Izharia, la empresa en la que el 40% de la plantilla son ingenieras, con A

Red Eléctrica de España, Naturgy, Enel, Endesa, Iberdrola, Siemens, ABB, Elecnor, TSK, Cobra... La cartera de clientes de Izharia Ingeniería no tiene desperdicio y constituye en sí misma, sin duda, su mejor tarjeta de presentación, una tarjeta que ha confeccionado en apenas diez años, porque a Izharia le ha bastado ese lapso para granjearse la confianza de las compañías más exigentes del mercado. Y eso que el entorno nunca ha sido nada fácil. Isabel López Ferrer, su fundadora, ideó Izharia en el peor momento posible, en mitad de la crisis financiera de Lehmann Brothers, cuando el crédito era una entelequia y la voz que más sonaba era la del “replieguen velas y sálvese quien pueda”. Sí, López Ferrer fundó Izharia a mediados de 2010, hace ahora exactamente diez años, cuando la tasa de desempleo en España rompía el techo del 20% y los presagios no eran nada halagüeños, que alcanzaríamos el 26,94% (dato EPA) en el primer trimestre de 2013. Pues bien, en ese marco aparece Izharia y, en ese contexto, empieza a ganarse el sitio, conducida por López Ferrer y aupada sobre un equipo que empezó siendo solo ella, y ella sola, y que diez años después suma ya un centenar de profesionales (el 40%, ingenieras, con A).

¿Y a partir de ahí? Trabajo. Izharia ha trabajado sin descanso hasta convertirse en toda una ingeniería multinacional, con sedes en España y Panamá (y oficina comercial en Colombia), una ingeniería que (1) mira y gana contratos en todas direcciones (desde Australia a Jordania o Uruguay) y que (2) ha sido capaz de poner en marcha aquí mismo (hace apenas unos meses) el entonces mayor parque solar fotovoltaico de Europa: La Mula (Región de Murcia), con 493,74 megavatios de potencia pico, formidable instalación que ocupa un área de unas mil hectáreas en el municipio homónimo de la Región de Murcia y cuya ejecución nos describe a continuación el equipo de ingeniería de Izharia responsable del proyecto.

Izharia Ingeniería detalla las características principales del parque
• Módulos policristalinos sobre estructura metálica fija 3V
• Red interior de Media Tensión (MT) de treinta kilovoltios (30 kV)
• Dos subestaciones elevadoras 30/132 kV y una subestación de interconexión a Red Eléctrica de España 132/400 kV
• Red de alta tensión a 400 kV de aproximadamente veinte kilómetros para evacuación de la energía generada en la central solar hasta el nudo de la Red de Transporte correspondiente a Subestación (ST) El Palmar

El equipo Izharia recorre, paso a paso, el parque
«La ingeniería del parque -explica el equipo técnico de la empresa- parte de un proyecto básico con una implantación sobre un área de uso agrario con un nivel de precisión estándar para este nivel de análisis. La ingeniería de detalle debe afrontar el reto de adaptar el estudio básico a un terreno que presenta unas características singulares, entre las que destaca la fragmentación del suelo disponible y, sobre todo, una orografía poco favorable con pendientes suaves hacia el norte, la presencia de terrazas de cultivos y dificultades orográficas propias de un paisaje ondulado, con presencia de ramblas.

«Estos condicionantes hacen preciso rediseñar completamente la planta, para poder alcanzar tanto la potencia instalada, como el rendimiento esperado, para lo cual se utilizan varios sistemas. Dada la fragmentación de la propiedad y la presencia de algunas dificultades orográficas, se opta por subdividir el parque en 33 subparques que se tratarán como unidades independientes en cuanto a la distribución de las placas, accesos y redes de Baja Tensión (BT). Dentro de cada uno de estos subparques se realiza un estudio pormenorizado con el fin de reubicar las mesas de forma que se minimicen las sombras y por tanto se puedan obtener los rendimientos deseados. [Por mesas se entienden las estructuras fijas de acero galvanizado y aluminio (soportes) sobre los que son instalados los módulos solares fotovoltaicos (FV)].

«Este trabajo se realiza partiendo de una estrategia que integra varios ámbitos de actuación de la planta. Por un lado, se opta por un sistema de estructura que permite generar mesas de diferentes tamaños con el fin de poder acondicionar en la superficie disponible el número de paneles necesarios para alcanzar la potencia prevista. Por otro lado, la elección de la estructura se ha basado en la posibilidad de superar desniveles que pueden superar los 2 metros, con el fin de minimizar la necesidad del movimiento de tierras.

«Con esta configuración de mesas y estructura soporte, se procede a analizar cada uno de los subparques con un software como Helios 3D, cuyos resultados se combinan con el programa de movimiento de tierras para determinar los puntos en los que es necesario realizar un pequeño movimiento de tierras que se reduce fundamentalmente a la regularización de las superficies que presentan desniveles superiores a los permitidos por la estructura.

«El siguiente factor determinante en el diseño es el correspondiente a las redes de BT y MT, así como a la elección del número de PowerStation que se van a disponer. La elección de la potencia de la PowerStation es un factor crítico para alcanzar el equilibrio en cuanto a pérdidas de transmisión en BT (las más significativas) y coste de construcción.

«El siguiente factor en las pérdidas globales lo marca la red de MT, que se ha diseñado buscando la reducción de las longitudes de tendido mínimas entres las PowerStation y las subestaciones, para lo cual se han habilitado corredores entre subparques para conseguir reducir las longitudes de cable, de forma que se alcance el equilibrio económico y de rendimiento de la planta.

«Hay que destacar que un elemento fundamental en esta planta ha sido el sistema de drenaje, que ha combinado la presencia de cauces y ramblas naturales, que se han desviado por tramos, con el fin de compatibilizar la disposición de las mesas de placas y evacuar todos los flujos recibidos en los mismos puntos en los que lo hacía de forma natural, evitando modificaciones del sistema hídrico fuera de los límites del parque». 

Pero no solo
Más allá de La Mula, y también en 2019, Izharia Ingeniería ha participado, como colaborador estratégico, en otros dos proyectos fotovoltaicos de grandes dimensiones: La Nava (49 megavatios, MW) y (en la foto aledaña) Picón (tres parques de 50 MW cada uno), todos ellos de Naturgy (los cuatro han formado parte del paquete Plan 250 MW de esa compañía, que se adjudicó en la subasta de julio de 2017 precisamente esa cantidad de potencia fotovoltaica: 250 megavatios). El parque FV de La Nava se encuentra entre las localidades de Almodóvar del Campo y Puertollano, en la provincia de Ciudad Real. Ocupa una superficie de 118 hectáreas y dispone de una potencia pico de 49 MW.

Características principales de La Nava
• Módulos policristalinos monofaciales de 335 vatios (W)
• Estructura sobre seguidor a 1 eje, con un giro entre -60º y 60 º, y orientación del eje Norte-Sur
• Mesas de 3 , y monitorización uno a uno de strings
• Inversores de 3,3 MW
• Red interior de MT de 20 kV
• Subestación elevadora 20/220 kV, con una configuración de posición línea-trafo 20/132 kV de 45 MVA. La posición está equipada con un módulo híbrido.
• La evacuación se realizará por una línea aérea de 132 kV hasta la Subestación Castrejón.

Izharia estima que La Nava, que cuenta con un total de 145.464 paneles, producirá cada año electricidad suficiente como para atender la demanda de 27.510 viviendas y que evitará la emisión de 89.000 toneladas de CO2.

Mucho mayor aún ha sido el otro proyecto de Naturgy en el que ha participado, como colaboradora estratégica, Izharia: Picón, enorme complejo fotovoltaico integrado por tres grandes campos solares localizados en el municipio de Porzuna, en la provincia de Ciudad Real. El complejo, que se encuentra distribuido por una superficie de 399 hectáreas, dispone de una potencia pico total de 150 MW.

Características principales
• Módulos policristalinos monofaciales de 335 W
• Estructura sobre seguidor a 1 eje, con un giro entre -55º y 55 º, y orientación del eje Norte-Sur
• Mesas de 3 string, y monitorización uno a uno de strings
• Inversores de 3,3 MW
• Red interior de MT de 20 kV
• Subestación elevadora 20/220 kV, con una configuración en 220 kV de simple barra con dos posiciones de línea y tres de transformador 20/220 kV de 47 MVA. Todas las posiciones están equipadas con módulos híbridos
• La Subestación (SE) Porzuna en 220 kV recibe la generación de los Parques Eólicos Malagón, a través de la línea Malagón-Porzuna 220 kV para después transmitirla a la SE Picón de REE, la cual incluye la generación fotovoltaica de Picón, a través de la línea Porzuna-Picón 220 kV.

Picón (los tres parques) cuenta con un total de 454.356 paneles instalados. Izharia estima que el complejo generará electricidad suficiente como para atender la demanda anual de 88.500 viviendas y evitará la emisión de 185.000 toneladas de CO2 al año. Izharia obtuvo hace unos meses el premio Estrella de Oro a la Excelencia Profesional 2019 por el Instituto para la Excelencia Profesional. Su presidenta, Isabel López Ferrer, también acaba de ver reconocida su trayectoria, con el Premio Europeo a la Mujer Emprendedora, por la Asociación Europea de Economía y Competitividad.

El perfil fotovoltaico de una ingeniería
La ingeniería que preside Isabel López Ferrer presume de contar con personal altamente cualificado y experimentado en proveer “soluciones integrales” para aplicaciones solares fotovoltaicas y eólicas (tanto terrestres como marinas) de pequeña, media y gran envergadura. En lo que se refiere a lo estrictamente fotovoltaico, Izharia, que opera tanto a escala nacional como internacional, “diseña, asesora y acompaña durante todas las fases de ejecución del proyecto fotovoltaico”. A saber: ingeniería de propietario e ingeniería básica para salida a oferta; cálculos de cables de baja y media tensión según normativas internacionales; estudio de producción de energía y pérdidas por sombras; desarrollo de especificaciones técnicas de equipos y sistemas para salida a compra; ingeniería de detalle completa electromecánica, comunicaciones, protección y control y obra civil.

Añadir un comentario