eólica

La viabilidad del 70% de los parques eólicos españoles está amenazada

3
La Asociación Empresarial Eólica ha presentado ante la Comisión Nacional de la Energía sus alegaciones a la propuesta de Orden de Peajes que reduce los parámetros por los que se actualiza la retribución del sector. AEE afirma que esta norma infringe los principios de rentabilidad razonable, seguridad jurídica y confianza legítima, y deja sin viabilidad al 70% de los parques eólicos españoles. La patronal está intentando que se paralice el RDL 2/2013.
La viabilidad del 70% de los parques eólicos españoles está amenazada

La asociación afirma en un comunicado que “está haciendo todo lo posible para que el Real Decreto-Ley 2/2013, que elimina la posibilidad de acogerse a la opción de mercado más prima (lo que afecta a más del 80% de los parques eólicos españoles), se tramite como proyecto de ley, lo que permitiría modificar aspectos injustificados y perniciosos para el sector”. Para ello, ha pedido una reunión urgente con el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, y ha enviado una carta tanto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como a todas las autoridades que pueden tener algo que decir al respecto.

En sus alegaciones a la propuesta de Orden de Peajes, AEE argumenta que las empresas de energía eólica efectuaron sus inversiones al amparo del Real Decreto 661/2007, que preveía la revisión de las tarifas, primas, complementos y límites inferior y superior tomando en consideración los costes asociados a cada una de las tecnologías del régimen especial, garantizando siempre unas tasas de rentabilidad razonable. El mismo principio de rentabilidad razonable se consagra en la propia Ley 54/1997 del sector eléctrico. “Sin embargo –mantiene AEE– ninguno de estos principios se ha respetado al fijar los valores que se incluyen en la propuesta de orden, ya que la Tasa Interna de Rentabilidad (TIR) de los parques eólicos se reducirá en unos 400 puntos básicos. Ello vulnera además el principio de confianza legítima, lo que contribuirá a alejar la inversión del sector y del país.”

La patronal aduce que “el cambio del índice de actualización de la retribución propuesto supone un caso de retroactividad pura o propia, al aplicarse desde el 1 de enero de 2013, por lo que vulnera los derechos adquiridos de las empresas, e implica una importante reducción en la retribución, con la consiguiente inseguridad jurídica”. Recuerda, asimismo, que “la financiación de los parques por entidades de crédito se realiza teniendo en cuenta el índice de precios al consumo y la aplicación de un nuevo indicador -la inflación subyacente-, y de la reducción de los parámetros supondrá una menor generación de caja, lo que pone en riesgo la capacidad de las empresas para hacer frente a sus obligaciones de pago. Cerca del 70% de los parques eólicos españoles está financiado a través de créditos, por lo que está en riesgo su viabilidad”.

La justificación de la Propuesta de Orden se basa en el impacto de la eólica en el déficit de tarifa, lo que, según AEE, no se sustenta en un análisis objetivo. “El Gobierno no ha tenido en cuenta dos factores importantes: el primero, que en 2013 el sector eólico ya iba a contribuir a bajar el déficit tarifario, como consecuencia de la finalización de la Disposición Transitoria 1ª del Real Decreto 661/2007, que supone que todos los parques pasaban el pasado 31 de diciembre a uno de los regímenes económicos previstos en el Real Decreto 661/2007. Esto implica que las primas al sector iban a disminuir en aproximadamente 100 millones de euros en el año sin necesidad de nuevas medidas. Tampoco se tiene en cuenta que en 2013 la eólica generó el 47% de la electricidad del Régimen Especial y percibió tan solo el 23% de las primas”.

Por todos estos motivos, AEE opina que las medidas tomadas por el Gobierno en relación al sector son inaceptables, y debería reconsiderarlas ya que hacen más daño que los beneficios que generan.

AEE "está estudiando todas las acciones legales a su alcance, tanto a nivel nacional como europeo, para ir contra unas normas que ponen en serio peligro al sector eólico, y que tendrán como consecuencia el cierre de fábricas y la destrucción de empleo". Según los cálculos de AEE, el impacto de estas medidas, sumado al del nuevo impuesto del 7% sobre la generación, mermará los ingresos del sector en unos 600 millones de euros sólo en 2013. “Sin duda ­–concluye la patronal– a eólica es la tecnología más afectada por las medidas del Gobierno”.

 

Añadir un comentario
Alberto Naves García
Lo que deberíamos hacer es tratar al gobierno español como ha hecho repsol con el gobierno argentino, en tiendo que esto es una expropiación, no lo quieren llamar así pero es así, al final de los primeros acuerdos que nos propusieron cuando realizamos nuestras instalaciones al día de hoy aproximadamente estamos dejando de ingresar un 24%, cantidad que pone entre las cuerdas a todas las operaciones que se han realizado en energías renovables, ¿ no es una expropiación ?, ¿no se podría llevar al gobierno de españa ante un juez para que pueda aclararse esta situación ?; se habla que Venezuela, Argentina, Bolivia son países tercermundistas, ¿ pero y españa ?.
ANGEL
LA MEJOR DEFENSA ES UN BUEN ATAQUE Basta ya de que el “oligopolio eléctrico” a través de sus adláteres del Gobierno destrocen nuestras inversiones en renovables. Basta ya de paños calientes como hacen las Asociaciones Renovables, en sus relaciones con el Gobierno. Solamente atacando al Gobierno y al “oligopolio eléctrico” a través de los medios de comunicación nacionales -si nos dejan-, e internacionales de Alemania, Francia e Inglaterra durante al menos un año en los periódicos más influyentes, podremos conseguir que corrijan la retroactividad de las normas en renovables. Este ataque debería ser duro, hasta rozar los límites del Código Civil y el Código Penal, constante, diario y permanente durante al menos un año. Debido a la falta de medios económicos, este ataque deberíamos hacerlo a través de un anuncio-módulo de, por ejemplo, 50x60, situado en las páginas más leídas de cada periódico. Este módulo publicitario debe llevar un mensaje corto, pero impactante para la opinión pública de Alemania, Francia e Inglaterra, y para los políticos de la Unión Europea, como por ejemplo: - España no respeta sus leyes. -España es un país corrupto. -En España no se puede invertir, el Gobierno no respeta sus leyes -No compren deuda de España, es posible que no recuperen su inversión. -La retroactividad en España está a la orden del día. -La Justicia en España está al servicio del “oligopolio eléctrico”. -Los políticos de España se venden al “oligopolio eléctrico”. -El “oligopolio eléctrico” no quiere hacer una auditoria de costes. -Etc., etc., etc. Y así hasta conseguir que la Unión Europea llame la atención y obligue al Gobierno a corregir los desastres que realiza a las órdenes del “oligopolio eléctrico”. Hay que conseguir que la prima de riesgo suba a más de 500 puntos. Y podemos conseguirlo si las noticias diarias en el anuncio-módulo informan de los desastres y de la retroactividad que se aplica en España. ¿Se imaginan lo fácil que sería salir en la prensa y en la televisión de España a defender nuestras posiciones, cuando los medios afines al “oligopolio eléctrico” empezaran a criticar nuestra forma de actuar? Claro está, poner estos anuncios en la prensa internacional durante un año, requiere unos gastos de 150.000.000 de euros. Podemos conseguir los 150 millones de euros a través de una cuota de 10 €/Kw instalado si nos unimos todas las renovables. Esta sería la mejor inversión que podríamos hacer todos lo que hemos invertido en energías renovables. Realizar este proyecto requeriría unos gastos de inversión que deberían ser abonados puntualmente a la organización que lo lleve a efecto a través de las cuotas de los inversores. Solamente atacando despiadadamente al “oligopolio eléctrico” y sus adláteres del Gobierno podremos conseguir eliminar las normas retroactivas y los impuestos injustos. Saludos cordiales. Ángel
Roumaldo
La pregunta es ¿quien se beneficia de esto?